Evolucionar desde dentro


Cuando los seres humanos deseamos con todo el corazón seguir una
sabiduría espiritual, inmediatamente adoptamos una serie de
disciplinas que hagan reflejar en nosotros nuestra búsqueda.

Buscamos y adoptamos comportamientos que cristalicen lo mas
claramente posible en nuestro interior y ante los demás la seguridad
de que efectivamente estamos en otra etapa, o también creamos
hábitos que ratifiquen un compromiso intenso y palpable ante
nosotros y ante los demás.

La imagen del buscador ideal, casto, de pensamientos puros, de
alimentación perfecta corresponde a la imagen de un asceta que poco
tiene que ver con la imagen que como occidentales tenemos
cotidianamente.

La elevación humana no se produce por una revolución en nuestras
costumbres, en dolorosos sacrificios por conseguirla, por
disciplinas estrictas, sino por evolución. Cuando llega el momento
en que ya no se precisa de ciertas cosas, naturalmente nos iremos
desprendiendo de ellas. Recordemos que la serenidad en lo cotidiano
no se logra desde afuera por una rigurosa disciplina alimenticia,
sino desde dentro, en el momento en que somos concientes de lo que
necesitamos y de lo que ya no.

El orientalismo ha calado hondo en occidente, con su renunciamiento,
su forma de vida ordenada, su filosofía refinada, sus rituales y
costumbres que en algunos casos parecen extrañas, desconocidas e
inaplicables en el mundo de hoy. Sin embargo, no debemos
desvalorarlas, ya que son opciones tan positivas como las que en
occidente se practican.

En muchos lugares de oriente, incluida la India, muchos hombres y
mujeres llevan a cabo una vida basada en el renunciamiento a los
estímulos de índole sensual y que puedan perturbar sus logros
espirituales. Otros se alejan del mundo, internándose en la
naturaleza con el fin de alcanzar los estados superiores del ser,
iluminación o nirvana en los casos que correspondan.

Apartarse de la realidad y del mundo para encontrar su propio camino
es una de tantas rutas, sin embargo como seres humanos ¿no es valido
también elegir estar en medio del mundo y ahí encontrar nuestras
propias vías? Una senda es tan valida como la otra, solo es
cuestión de fuerza, voluntad y libertad.

Cada una de estas opciones no se produce al azar, no se genera por
imposición ni por sacrificio, sino por voluntad propia, a conciencia
y por evolución. Son sendas que se abren cuando estamos preparados
para caminar por ellas, cuando observamos una apertura en nuestra
mente y cuando nuestras prioridades ya no son el mostrar cuan
espirituales somos ante los demás por lo que comemos o por como nos
comportamos, sino por que estamos ya preparados.

La evolución parte desde dentro, no desde fuera de nosotros. Es
sencillamente, un llamado.

Quisiera recordar aquí una frase de L.C. de Saint Martín:

"...es una vía natural hacia las cosas sobrenaturales, las cuales
pertenecen al hombre por derecho, pero de las que ha perdido total
noción, ya sea por desconocimiento o por falsa instrucción..."

13 comentarios:

ILUSION dijo...

Hola Janeth,,,,gracias por compartir como siempre tantas enseñanzas!!!!

Besitos querida amiga y te deseo lo mejor para este nuevo año!!!!!

thot dijo...

Esto de acuerdo en que esa evolución necesita un cambio interior y de hábitos radical y eso se consigue con mucha constancia y determinación. Pero como bien dices: "como un llamado", no como una penitencia impuesta.
Un fuerte abrazo.

salvadorpliego dijo...

El mejor de mis deseos para ti en este nuevo año.
Un fuerte abrazo.

Winding Moon dijo...

La evolución parte desde dentro, no desde fuera de nosotros.

Estoy de acuerdo, y como siempre, me encanta leerte y aprender mas cosas.

Un abrazo =)

agrioeldulce dijo...

felices dias y felices noches amiga

siempre

un gran abrazo!!!!

paz y fuerza;)

leo

Antiqva dijo...

Anoche, vimos otra vez EL LABERINTO DEL FAUNO... Siempre pienso que habla de estas cosas...

Tan magnifica como impresionante.

Un abrazo, amiga Janeth

Adriana Alba dijo...

Felicidades Janeth!! Te he dejado otro comentario en el post anterior!!

Abrazos!!

Myr dijo...

la mejor forma: desd dentro. Besos

Janeth dijo...

Ilusion muchas gracias por las palabras dulces y bonitas que siempre tienes para mi, es un placer recibirte en mi blog
Saludos y feliz dia!

Thot amigo asi es, nada a la fuerza siempre es mejor, voluntariamente cada uno le llega su momento, Nada en exceso. Sólo eso. Y saber aceptar las bonanzas y las tormentas como hechos naturales.

Salvador amigo, muchas gracias por los buenos deseos; lo mismo quiero para ti, que este año este plagado de cosas buenas y que tengas dias mejores
Paz en ti

Un abrazo enorme para ti Winding, lo único que tenemos que hacer es vivir intensamente el momento que el destino nos ha deparado. Ser como una llave que se introduce en la cerradura del Universo y hace saltar la puerta de la Historia, pasar a otra dimensión, pasar a este mundo que nos está esperando. Que debe ser no solamente nuevo, sino mejor.

Paz y fuerza Leo bienvenido al blog, y gracias por escribir, que tengas dias mejores en este nuevo año que empieza, felices dias para ti tambien

El laberinto del Fauno una gran historia llena de simbolismo, amigo Antiqva tienes toda la razon, magnifica e impresionante pelicula, gracias por estar.

Adriana, gracias por tus amables palabras, bienvenida al blog, lei tu comentario anterior y me da gusto recibirte en mi blog yo tambien te puse en mis enlaces para poder leer cada ves que actualices tus entradas
Besitos siempre

Myr querida amiga, gracias por estar, siempre desde dentro, a veces, es necesario ponerse frente a uno mismo, y no delante del espejo que falsea nuestra imagen.

Ponerse ante la propia conciencia y decidirse a tomar parte en
esta corriente de vida, de evolución.

Darse cuenta de que estamos inmersos en esta gran
corriente, y de que nuestra acción, por mínima que sea, no es innecesaria; de que nuestras acciones tienen un valor, por pequeñas que sean.

Alodia dijo...

Muy buena entrada para empezar el año con pensamiento positivo e intentando crecer cada día un poco más. Un abrazo grande y mis bendiciones para el nuevo año.

Janeth dijo...

Gracias Alodia, que bueno que te gustó, exactamente esa es la idea, crecer espiritualmente, todo esto siempre ha estado a nuestro alcance ya que no somos seres humanos que tenemos una experiencia espiritual, en realidad somos seres espirituales que tenemos una experiencia humana.

El Drac dijo...

Me encantó tu post, ¿sabes? tengo un libro de quirología tal vez sepas algo de eso(lineas de la mano)Y me gustaría quedarme en tublog y hacerte muchas preguntas. Un besote.

Janeth dijo...

Hola amigo, gracias por la visita bienvenido al blog, sobre leer las lineas de la mano?, la verdad se un poco, tal ves pueda ayudarte y responder tus preguntas, me encantaria que te quedaras y que me hagas las preguntas que desees, tratare de disolver tus dudas amigo sera un gran placer
Besitos
Janeth