El verdadero sabio no se liga a ninguna creencia.


En las distintas enseñanzas esotéricas se dice generalmente que: "el verdadero sabio no se liga a ninguna creencia".

Esto se traduce en el sentido que quien haya adquirido un conocimiento directo y trascendente de todas las formas exteriores, ha penetrado la diversidad representada generalmente por el circulo y se ha encontrado en la síntesis o punto central en donde se apoya el conocimiento o la existencia de la misma.


Es entonces el centro del circulo el punto del cual todas las doctrinas tradicionales han emanado, la verdad que se esconde bajo la diversidad y la multiplicidad de las formas exteriores.


Son entonces estas diferencias solo en forma y apariencia, siendo el punto siempre el mismo; ya que no hay mas que una Única Verdad, aunque tenga múltiples aspectos según su necesidad exterior.


Es necesaria una variedad de formas para adaptarse a las condiciones mentales de las personas, países, épocas, tanto generales como particulares.


Por lo tanto quienes se detienen en la forma solo ven las diferencias, pero estas desaparecen para quienes van mas allá, por esta misma cuestión el sabio solo reconoce la Verdad de la que emanan las creencias y todas son para él un medio de reconocimiento, entendiéndolas a cabalidad sin ser afectado por ninguna en particular.

11 comentarios:

Red. dijo...

Vaya temilla!!

Es cierto, quien ve más allá no toma al pie de la letra doctrina alguna, sino que ve el conjunto, y en realidad todas las religiones dicen lo mismo.

Varía tal vez la formalidad, pero todas apuntan hacia el amor y el orden.

Me encantó tu entrada, linda!!

te dejo un gran beso.

MarianGardi dijo...

Asi lo veo yo también, el circulo es la rueda del Kronos que tritura y recicla.
El centro es el punto medio y es el único lugar por donde se ascender quien posea un corazón cristalino.

Hay creencias que trabajan este punto medio para poder permanecer en equilibrio y que enseñó la sabiduría de Buda.

Pero solo aquellos que tengan pureza pueden ascender no solamente quedarse en el equilibrio de cabeza y corazón.

Punto medio, punto de apoyo para la escalera de Jacob, luego llegan los peldaños en la escalera y quien baja y sube también los hay, son aquellos a quienes se les llaman Ángeles, ellos suben y bajan como el que esta por su casa. Su casa!!
Casa de trituracion y muerte, el tiempo!!

Besos querida Janeth

Myr dijo...

Cierto: el verdadero sabio está por encima de cualquier creencia religiosa. Besos

Kharmen dijo...

Bueno, yo no soy sabia, apenas si me sostengo de pié con mis propias conclusiones, pero no me gustan las religiones. Supongo que hay dos puntos de vista por los cuales se rechazan las creencias religiosas.
El primero porque se es como dice tu articulo, un sabio y vas más allá de lo que se ve.
Y el segundo, donde yo me encuentro, porque después de leer, averiguar, observar y meditar te entra tal astío que rechazas cualquier cosa que huela a doctrina organizada, ya sea catolica o de cualquier otra índole.

Saludos

Belkis dijo...

Totalmente de acuerdo, las creencias son muletas, la verdadera sabiduría trasciende por encima de los dogmas. Un abrazo Janeth

ILUSION dijo...

Hola Janeth,,,un gusto pasar por tu blog y leer este interesante artículo amiga,,,,feliz tarde,,,,Besitos...

MAJECARMU dijo...

Todas las religiones parten del amor..Y en el amor nos unimos todos.
Dios es padre de todos y nos mira desde la humildad y sabiduría de la naturaleza.

Mi gratitud y mi abrazo de lluvia,que ahora cae por Madrid.
M.Jesús

pepi viedma dijo...

Solo quería dejarte un besito, libre y limpio de cualquier creencia. Tan sólo un gesto de incondicional transparencia. Otro besito, querida Janeth.

Janeth dijo...

Red, el sabio es prudente, el discierne y no se deja influenciar por las creencias, el toma a la religión como una virtud, la cuál permite ser utilizada para promover el bien común, más allá de la propia satisfacción personal.

Marian me gusta mucho como te expresas, más allá de la concepción que tienen de la sabiduría las distintas corrientes filosóficas, es indudable decir que es un pilar fundamental para el desarrollo espiritual del hombre, y que por lo tanto es necesaria practicarla y ejercitarla para así poder desarrollarnos como mejores personas.

Myr, tenemos escritos de muchos sabios, entre ellos Confucio que es uno de mis preferidos, este filósofo sostenía que se podía aprender de tres métodos distintos: la reflexión (la más noble), la imitación (la más fácil), y la experiencia (la más amarga).

Buen punto Kharmen, coincido contigo, las doctrinas son pesadas y amargas, para comprender la realidad el sabio hace como el pájaro, no agarrarse a nada. La realidad no se deja encerrar en fórmulas.

Belkis me alegra que estes aqui, las personas sabias son aquellas que se alinean con la naturaleza del universo, desde alli sacan sus conclusiones.

Ilusion, gracias por estar, que gusto saber de ti, me agrada que me leas, y espero que hayas pasado un lindo cumpleaños

M.Jesús, es asi las religiones parten del amor, si escuchamos las homilias de los curas son muy devotas y grandemente instructivas, es asi que la espiritualidad toma un curso importante en la vida del hombre, mas cuando coarta su libertad de elegir, es cuando se provoca la rebeldia, el sabio conoce muy bien su criterio y pensamiento y no se deja influenciar el ve mas alla del concepto y ver la realidad que hay detrás de cada cosa,....

Gracias Pepi eres muy amable en dejarme tus palabras, mis respetos a tus creencias, y mil besitos para ti...

Madame Alasnegras dijo...

Estoy muy de acuerdo (como siempre).
Besitos.

Janeth dijo...

Hola Madame gracias por estar, celebro tu presencia en el blog bienvenida siempre...
Besitos