La eterna busqueda


Desde los albores de la civilización, la humanidad se ha entregado a la eterna búsqueda del conocimiento de sí misma. Este anhelo de saber empieza, por lo general, con preguntas que son comunes a todos los seres humanos, como: ¿Quién soy? ¿Por qué estoy aquí? ¿Hay una fuerza que unifica a todo el universo? ¿Existen leyes superiores y uniformes que ordenan y dirigen las cosas, o tal vez éstas ocurren al azar?

Con toda seguridad, nos hemos formulado estas mismas preguntas al mirar retrospectivamente el pasado o cuando contemplamos el futuro. Es muy probable que primero hayamos intentado encontrar las respuestas en alguien más o en algo fuera de nosotros.

Las respuestas siempre han estado y siempre estarán dentro de uno. Como dijo Platón una vez, "buscar conocimiento y aprender no es, de hecho, sino recordar". Por lo tanto, es inevitable que en algún punto de ttu evolución tengas que emprender un viaje dentro de tu propio ser.

Los desafíos de la vida

Todo en la vida es sufrimiento", dijo el gran místico Buda. Se refería a los desafíos que constantemente plantea la vida para vencer los obstáculos que impiden crear una mejor vida familiar, desarrollar una carrera exitosa, satisfacer las necesidades materiales, conservar la salud e incluso enfrentarse con serenidad a la muerte. Esta lucha eterna no debe causar desaliento, ya que superando los desafíos de la vida es como el hombre evoluciona.

Muchas personas piensan erróneamente que para emprender la búsqueda interna a fin de descubrir quiénes son realmente, es necesario apartarse de los desafíos que presentan los asuntos mundanos y ascender a la proverbial "cima de la montaña". Aunque esto ayuda a entrar en contacto con ciertos aspectos del ser interno, de cualquier manera deben enfrentarse los verdaderos retos de la vida.

20 comentarios:

Juan Carlos dijo...

Como dice el Dhammapada de los buscadores;
"Un verdadero buscador no se identifica ni con el nombre ni con la forma. No se lamenta por lo que no tiene ni por lo que pudo haber sido.
El que tiene fe en el camino vive tranquilo y alegremente,encuentra el lugar sagrado: el centro".
"Eres tu propio maestro,eres tu propio refugio;así como se doma un potro fino, domínate a ti mismo buscador".


Hasta que no llegues al final del camino no habrá acabado tu búsqueda

MÓNICA GUDIÑO dijo...

Los desafíos son parte de nuestro crecimiento, uir de ellos es perderse una oportunidad mas de aprender o recordar en esta gran escuela que es la vida.
buen post lindo para la reflexion
un besito

Velo de Isis dijo...

Una manera diferente de entender la busqueda interior, apasinante lectura, para aquellos que somos practicantes del esoterismo, siempre es un honor ver este tipo de publicaciones

Brahma dijo...

Existe una corriente entre filosófica y teológica que se define a si misma como la conocedora del camino hacía la Divinidad Humana mediante el autoconocimiento.

Melissa dijo...

El camino de la experiencia propia es el que va marcando paso a paso el conocimiento interno de lo que sería la Verdad Final. Es decir, la llegada a un punto profundo y personal donde el Ser Humano es totalmente consciente de su propia esencia

Alicia dijo...

La bondad y el altruismo son parte intrínseca de este pensamiento. Es la respuesta al interrogante de “la eterna pregunta” mediante el análisis de la propia conciencia.

Mahatma dijo...

El autoconocimiento. Eso decía Delfos: “Conócete a ti mismo”. Y a través del conocimiento de uno mismo, adquirir la sabiduría del mundo, la de la Creación. Cuando te acercas a este camino, aparecen diferentes opciones. Se nos presentan varios Caminos. ¿Cuál escoger? ¿Cuál es la Senda correcta?

Lolita dijo...

El Mundo se abre camino para recodarnos que la vida no es sólo una búsqueda espiritual, sino que ese Camino transcurre mientras vivimos y nos ahoga. Hoy me siento cercana a la Realidad. Hoy encuentro con que el mundo me ha metido un bofetón para recordarme que al igual que existe Otro Mundo, existe este, el mundo físico, el mundo real. Y aquí también hay que vivir nuestra espiritualidad.

Ximena dijo...

Ser una persona espiritual es vivir en un mundo que tiende a buscar algo más elevado, ser una persona espiritual es buscar un uso a las creencias y al conocimiento que adquirimos día a día para ser mejores personas y ayudar a nuestros amigos, a nuestras familias.

Martin dijo...

A veces, perdidos en nuestra búsqueda parece que no encontremos el norte, que perdamos de vista nuestra Rosa de los Vientos y pensamos que el mejor maestro es el que reproduce de manera más purista los ritos y creencias de los Ancestros

Janeth dijo...

Autoconocerse es la manera de encontrarte con tu verdadero Ser. Podríamos definir el autoconocimiento como el camino hacia la apertura de conciencia de nuestra esencia como seres cósmicos . El conocimiento de nuestra verdad.

Adriana Alba dijo...

Es cierto lo que decis en un punto del artículo, con respecto a que muchas personas creen que ser "espiritual" es aislarse o vivir como ermitaño. Vivimos en un universo material y por lo tanto al tomar consciencia de que somos escencialmente espirituales podemos tomar acciones físicas aquí y ahora y coloborar en el gran tapiz!

Abrazos Janeth!

Alcira Handal dijo...

Para mi, una persona esoterica o mistica es quien -y no importando el tiempo que tenga o su edad, o su condición material, o la institución a la cual este asociada- busca algo mas alla de lo que se le entrega en términos de conocimientos aprendidos, esto en términos espirituales.

Esta persona con inquetudes, busca, trata de hallar respuestas, primero intelectualmente, luego dentro de su propio ser. Busca la manera de comprender la divinidad desde su propio corazón, puede entregarse a practicas meditativas, estudiar mucho, pero reconociendolo en la multitud, esta persona siempre tiene la palabra amable y servicial, ya que no pide nada a cambio de lo que da. Una persona que se dedica al autodescubrimiento ve nacer un amor dentro de si, el cual le hace amar a todo lo que lo rodea, aprendiendo a contemplar la naturaleza, para finalmente comprenderse y conocerse a si mismo.

Ramiro Jordan Alvares dijo...

Aun somos estudiantes en este sendero, pero siempre aspirando a conocernos a nosotros mismos.

Soledad dijo...

El estudio del esoterismo en general y la busqueda de una vida mas espiritual, no corresponde a una forma de religión.

Esto es asi, ya que estos estudios no poseen dogmas ni misterios de fe -asuntos que si poseen las estructuras religiosas que conocemos-.

Muchas personas que tienen una religion, encuentran en el esoterismo, la teosofía o el rosacrucismo otra forma para complementar sus estudios, no encontrando nada que se oponga un sistema a otro.

Luis dijo...

Las respuestas las debemos encontrar nosotros mismos, primero calmandonos, con paciencia y sin pensamientos negativos ojalá, ya que autoconocerse es un proceso maravilloso y que puede ayudarnos mucho.

ANTIQVA dijo...

Amiga, hoy estoy protestón... No estoy de acuerdo con nuestro amigo Buda... La vida no es sufrimiento.

Al menos, no siempre.

La vida -salvo los acosados por grandes infortunios- es una delicia. Lo que hace falta es tomar conciencia de que los pequeños sinsabores cotidianos no son sino pequeños sinsabores que no pueden estropearnos la vida. La vida es una delicia, y sino que se lo pregunten, por ejemplo, a los gatos.

¿Somos nosotros menos que ellos?

Insisto, la vida es un prodigio, una maravilla, salvo que nos acosen los infortunios, en cuyo caso si puede ser un sufrimiento continuo.

Uf, como se entere nuestro amigo Buda de que le llevo la contraria...

Je,je,je

Un abrazo, Janeth

MarianGardi dijo...

Desde luego pienso que no hay que retirarse del Mundo, hay que impregnarse de el con nuestros cinco sentidos.
Dicen bienaventurado el de las muchas experiencias!!
Un abrazo

mariarosa dijo...

Me has deslumbrado.
bello texto y mejor aun es el mensaje que encierra. De todo lo bueno que he leido, algo me ha inquietado con su verdad. Los seres humanos no podemos amar poeque no nos amçamos a nosotros mismos.

Un saludo.

mariarosa

salvadorpliego dijo...

Es un escrito que deja enseñanza en su lectura. El estilo retoma mucha la forma como escribían nuestros antepasados.
Un buen escrito, definitivamente.

Un fuerte abrazo.