Mediadores


Cuando los hombres sienten que han agotado todos sus recursos, que han llegado al término de todas sus posibilidades innatas y que no pueden resolver ni manejar los problemas y condiciones que enfrentan, suelen buscar a un Intermediario divino y al Mediador que abogue por su causa ante Dios y logre su salvación. Buscan un Salvador.

Esta doctrina de Mediadores, Mesías, Cristos y Avatares, abunda en todas partes y puede ser trazada como un hilo dorado que atraviesa todos los credos y Escrituras del mundo, relacionándolos con una fuente central de emanación. Incluso el alma humana es considerada el intermediario entre el hombre y Dios; incontables millones de seres humanos creen que Cristo actúa como el divino Mediador entre la humanidad y la divinidad.

Todo el sistema de revelación espiritual está basado –siempre lo ha estado- en la doctrina de la interdependencia y la vinculación planificada, ordenada y consciente, y en la transmisión de energía desde un aspecto de la manifestación divina a otro desde Dios que se halla en el "Lugar secreto del Altísimo", hasta el más humilde ser humano que vive, lucha y padece en la tierra.

En todas partes existe esta transmisión de energía; Jesús lo ha dicho: "Yo he venido para que ellos puedan tener vida", y las Escrituras de todo el mundo hablan repetidamente sobre la intervención de algún Ser, originario de una fuente más elevada que la estrictamente humana.

Siempre ha aparecido el mecanismo apropiado a través del cual la divinidad puede llegar a comunicarse con la humanidad, y la doctrina de los Avatares, o "Seres divinos que vienen" tiene que ver con esta comunicación y estos Instrumentos de energía divina.

15 comentarios:

Tat Tvam Asi dijo...

Me encanta la forma tan profunda y cercana en que presentas la divina enseñanza universal.

Gracias de corazón, amiga Janeth

Angelina O dijo...

Realmente una Luz en el sendero...

Un gran abrazo querida Janeth

Myr dijo...

El problema suege cuando estructuras eclesiásticas se erigen en mediadoras entre el Hombre y la Divinidad.

Besos y Buena semana, Janeth

Myr dijo...

dice El porblema surje. Vale

MarianGardi dijo...

Para mi, lo que llevamos dentro no es un mediador, es un Ser que esta prisionero en nuestro corazón y reclama su libertad, y esta libertad sólo se la puede dar quien ignorándolo mate de hambre al carcelero, la Mente.

Hay métodos y enseñanzas que buscan la Libertad del personaje,o sea, el individuo, otros, buscan la Libertad del prisionero, o sea, el Ser, otros adoran al Ser creyendole un Dios libre, (tan libre que nunca llega), otros se elevan queriendo ellos Ser los dioses en la Tierra y buscan su paz y felicidad, que es lo único que les interesa, otros son humanitarios, construyen y piensan en las piedras de la construcción del Templo.


Hay tal ensalada de creencias que se prestan a confundirnos.

Para mi hay una energía inteligente en nuestro interior que necesita evolucionar y ascender, no soy Yo, pero se que si colaboro en su proceso de ascensión o elevación los dos nos ayudamos mutuamente.
Solo se que esta energía lleva el peso del dolor de la humanidad en su inteligente sistema.
Un abrazo Janeth

medianoche dijo...

Qué lindo es leerte Janeth, es una comunión de amor y paz.

Besos

MAJECARMU dijo...

Cuando estamos al límite de nuestros recursos..Surge el maestro y la luz,que nos orienta,sólo hay que tener fé..Todo llega en su momento.Las energías espirituales están ahí siempre.

Mi gratitud y mi abrazo de primavera,Janeth.
M.Jesús

MÓNICA GUDIÑO dijo...

Me gusta el concepto de mediador que has expuesto, yo no me lo había planteado así antes, pero me gusto y me agrado poder verlo desde esa optica... gracias
un abrazo

pepi viedma dijo...

El alma como mediadora, traductora universal, sin horizontes, ni fronteras, sin credos, ni barreras...me gustó esta nueva visión del alma que media y que modera....Un placer leerte y aprender contigo. Gracias Janeth. Un besito

Kharmen dijo...

Yo también creo en los mediadores, que uniendolos a todos en uno son el Cristo. El ser humano por muy brillante que sea lo que hay en su interior necesita agarrarse de esa cadena evolutiva espiritual, necesita una mano que lo sostenga y que haya pasado antes que él por los trances del camino, estoy convencida de que solos no podemos.

Solo es una opinion.

Saludos

Adriana Alba dijo...

Despertemos nuestro Cristo Interno, para que actúe como mediador y nos guíe por el camino del amor y la Luz, para seguir aprendiendo y evolucionando.

Gracias por ayudarnos Janeth!
Abrazos.

Janeth dijo...

Tat Tvam Asi, muchas gracias por tus amables palabras, bienvenido al blog, para mi es una alegria tenerte aqui y como siempre, abierta a compartir y reflexionar sobre temas tan interesantes como aquellos sobre los cuales tambien tu escribes.

Angelina, gracias por estar y por dejarme tus letras, es un placer para mi saber de ti.

Asi es Myr la religion "oficial" y todas sus ramas eclesiasticas incluidas todas las subramas protestantes y evangelizadoras, han recalcado la doctrina de la teologia y nó del verdadero, autentico y profundo amor que Cristo vino a ejemplificar.

Marian amiga dices bien entre tantas religiones y creencias las personas se confunden,.... la demanda invocadora de la humanidad, que és el segundo de los incentivos o formas que producen una aparicion de seres especiales denominados divinos por los hombres, tiene un efecto tan poderoso como incomprensible ya que las almas de toda la humanidad, cuando actuan de forma conjunta y unificada son, digamoslo así, escuchadas por el gran macrocosmos creador.

Medianoche amiga que lindo es tenerte aqui, me alegra tanto que me visites, gracias por dejar tus palabras, es un verdadero lujo saludarte.

M.Jesús, asi es mi amiga, cuando estamos prestos el maestro se presenta a su debido tiempo, se espera a Alguien y Su venida es presentida.

Monica gracias por tus palabras, cuando los tiempos están maduros, la invocación de las masas es suficientemente clamorosa y muy vehemente la fe de quienes saben, entonces Él ha venido, y esta antigua regla o ley universal no será hoy exceptuada.

Pepi, gracias a ti por tu presencia, me alegra tanto que estes aqui,... en algun lugar del gran libro la biblia lei. "Muchos aguardan la venida del Gran Maestro, pero en verdad os digo, mis queridos hermanos, que Él viene desde adentro, desde el fondo mismo de nuestras Almas".

Kharmen gracias por tus lindas palabras, asi es solos no podemos, la tarea es muy cruenta y dificil ya que tenemos un enemigo terrible que es la mente, como arriba decia nuestra amiga comun Marian, la mente nos controla es un verdadero carcelero,... mas existe la esperanza, como hemos visto, Él viene a nosotros cuando de verdad estamos trabajando por nuestra propia liberación.

Él sufre, desde el fondo mismo de nuestra Alma; Él viene, para hacerse cargo de nuestras emociones, de nuestros pensamientos, de nuestros deseos.

Él viene para combatir, en sí mismo, los "elementos inhumanos" que nosotros llevamos en nuestro interior; Él se convierte en una persona de carne y hueso, aunque las personas no le conozcan; Él vuelve a vivir el Drama Cósmico, aquí y ahora y dentro de nosotros mismos, de instante en instante, de momento en momento.

Adriana amiga querida feliz de recibirte una ves mas, que alegria saludarte, y leer tus hermosas palabras, así pues, ha llegado la hora de amar al Cristo Íntimo; esa es la Enseñanza que nos trajo el Gran Kabir Jesús...

Cuando el Señor de Perfecciones dentro de nosotros mismos, aquí y ahora resucita, nosotros resucitamos en Él y Él en nosotros, y nos convertimos de hecho en criaturas espléndidas, inmortales.

ANTIQVA dijo...

A veces, cuando sentimos que todo se hunde, solo nos queda el recurso de la oración...

Entonces, deseariamos que alguien nos escuchara, y nos pudiera atender...

Son cosas que pasan.

Un abrazo, amiga

Belkis dijo...

Los mediadores están en nuestro interior, no importa la religión, no importan los profetas, lo importante desde mi punto de vista, es esa fuerza y capacidad interior que nos acerca a la divinidad y nos impele a actuar.
Un abrazo muy grande Janeth

Janeth dijo...

Antiqva amigo querido es asi como recurrimos al Dios de nuestro corazon, mas por fe, y con la conviccion de que vamos a ser escuchados

Belkis amiga, esa fuerza interior es la que nos impulsa a seguir, y no desfallecer, esa luz en nuestro interior es la luz en nuestro sendero es la lampara en la oscuridad