El templo corazon


El templo del Señor es su gracia dentro de nuestro corazón, y el sacrifi­cio es su amor por nosotros y es nuestro amor por él.

No hay más que un templo de Dios, es el corazón del hombre. Todo lo demás es como un disfraz que sólo contenta a los mediocres ciegos e incurables.

¿Cómo condenar a los que no oyen la verdad del Señor, cuando nos han sido precisos tantos esfuerzos para penetrar en el templo de Dios y tanto tiempo para descubrir su corazón viviente­?

Ya no tenemos sitio en este mundo, donde los corazones se endurecen como el hierro y como el cemento de los templos muertos.

Cristo tuvo que echar a los mercade­res del templo antes de poder hacerse oír en él. ¿Haremos también el vacío en noso­tros para oír la voz del Señor?

¿De qué sirve rogar hipócritamente a Dios en sus templos, si violamos su ley en nuestras casas, si nos apartamos de su vía en nuestras vidas, si ponemos trabas a su obra en nuestros corazones? Un creyente sincero que ruega, alaba y adora a Dios en su corazón vale más ante el Señor que todos los bienpensantes que se exhiben complacientemente en los atrios de los templos.

Buscamos las dos columnas del Templo y las tenemos ante nuestros ojos y al alcance de nuestras manos, pero nuestros cora­zo­nes están oscurecidos por el pecado de la caída y la verdad de Dios se ha reti­rado en el pozo del abismo.

Separa lo que está unido y las tinieblas te harán ver el comienzo de la obra. Junta lo que está separado y la luz te conducirá al final de la obra divina, que es el sol glorioso.

16 comentarios:

thot dijo...

Impresionante enseñanza.
Muchas gracias como siempre.
Un abrazo.

MAJECARMU dijo...

CLARO Y ROTUNDO,JANETH..!

El verdadero templo de Dios es nuestro corazón.Desde él oramos,nos purificamos y ascendemos día a día..De poco sirven otros templos materiales,sino tenemos preparado y latente el interior..!!

Mi felicitación y mi abrazo de letras ádmiradas,amiga.
M.Jesús

Carmen dijo...

En el corazón si creo, en la magia del corazón también y en que es un templo...bueno...supongo que también.

Bonita entrada, me encantó.

Besos
Carmen

Adriana Alba dijo...

...Y cuando vayas a orar, entra en el lugar secreto...palabras del Maestro Jesús, que mejor Templo que nuestro corazón, donde habita el Cristo.

Abrazos amiga Janeth.

..NaNy.. dijo...

Hola el templo que más amor y mejor es nuestro corazón .Saludos precioso el escrito

pepi viedma dijo...

No existimos de modo independiente unos de otros, todos estamos relacionados. Tal y como vemos, sentimos , percibimos y vivimos el mundo, tal es el reflejo del espejo de nuestra alma. Un besito Janeth. gracias.

Belkis dijo...

Estupendo este texto Janeth. Es nuestro corazón la morada del señor. Nada mejor que unir lo que esta separado para crecer en gracia divina y elevación.
Un placer siempre pasar por tu espacio de luz.
Besitos amiga.

salvadorpliego dijo...

Hoy tus letras profesas grandeza y tranquilidad a la vez. Te felicito.

Un fuerte abrazo para ti.

PD. Te invito a participar en los encuentros virtuales (vía internet) de poetas que estamos realizando y donde leemos nuestra propia poesía. Son el segundo sábado de cada mes. Si te interesa, mándame un email a sp_poemas@yahoo.com

Myriam dijo...

La Luz Suprema debe estar siempre presente en nuestros corazones.

Besos

Janeth dijo...

Thot amigo muchas gracias a ti por estar, siempre es lindo saber de ti

M. Jesus, es verdad de poco nos sirven aquellos templos, bellas piezas arquitectonicas, si no tenemos preparado el corazon para cobijar alli al Eterno, Señor de nuestro corazon

Carmen amiga, gracias por tus palabras y por creer, es lindo saber que estas aqui, gracias amiga...

Adriana, asi es bellas palabras de Jesus, El sabia muy bien, que desde alli es donde se empieza a tener una relacion estable con nuestro Padre

Nany, Saludos para ti, gracias por estar, el Pequeño espacio dentro el corazón, es tan grande como este vasto universo

Pepi, en mi "Universo interior" están todos mis "amores"
formando su constelado cielo....
Un Sol inmenso que da Alegría a mis días y una Luna Llena fuente
de constante inspiración y Renovación

Belkis, mis Antepasados llamaron a este estado Caminar con la Belleza.
Cuando una persona camina por la vida de esta manera tan alegre,
ha encontrado la unión con el Ser y pueden compartir ese amor con otros.
El tambor del corazón llamará a los que pueden reconocer el espíritu de la canción del corazón feliz

Salvador, gracias siempre por tus amables palabras, y por sobre todo.....por el espacio sagrado de tu corazon, en el que me has permitido entrar y disfrutar, ya sea a través de tus palabras o de tus gestos que hablan delicamente en silencio....de corazón a corazón.....

Myrian, Los instantes son fugaces....pero su esencia es la Eternidad

Nuestras obras...las huellas del alma en la tierra, que le dan forman con Amor y la condensan....

MÓNICA GUDIÑO dijo...

Nunca algo estuvo mejor dicho Jannet y abría que agregarle que el que ora por miedo no ha entendido nada mucho menos a Dios...
un abrazo, felicitaciones y gracias-

medianoche dijo...

Así es Janet, nuestro corazón es el templo de Dios si somos hijos verdaderos y lo dejamos entrar, el está en el mío y quiero que aquí siga eternamente.

Besos

mimbre dijo...

Hola Janeth...
Personalmente busque por medio siglo el verdadero templo de Dios, hasta que su hijo: Jesus me mostro donde estaba¡¡ Dentro mio, en mi pecho, allí esta y mora el Señor¡¡
Gracias por tus palabras,AMIGA MIA¡¡ Nuestros proceres marcaron la senda, es nuestro trabajo hacer el camino, a pesar de que estemos en constante lucha por cual sera ese camino...
Un abrazo blanquiceleste
Osvaldo

Janeth dijo...

Monica, cuando los seres humanos llevan el cielo y la tierra dentro de sí mismos, no hay fuerzas negativas que puedan penetrar en ellos.

Medianoche, la aceptación de lo divino, sublime, infinito, inmortal, a través de todos los seres humanos y a través del Todo es la perfección del agradecimiento.

Osvaldo, quien sabe cómo agradecer a la inteligencia de los cielos halla dirección en su meta en la vida. Es una luz que ilumina con verdadero conocimiento.

BUENAS NOTICIAS dijo...

Si no me equivoco, había una leyenda india que decía algo así como que Dios quería esconderse en algún lugar y alguien le decía que se escondiera en el corazón del hombre, que seguro que allí no lo buscarían...
Tendríamos que recordar a menudo que el corazón es el templo de Dios. Viviríamos de forma diferente.
Un abrazo fuerte, querida amiga.

Janeth dijo...

Elena amiga mia, gracias por escribir, la edificación del templo Interior es precisamente la reconstitución del hombre verdadero por medio de su perfeccionamiento; es entonces que desaparecen en él todos los velos que son obstáculos y que disimulan a sus ojos la verdad real