Humildad


¿Qué se puede entender en alquimia por humildad?

Humildad es recibir las enseñanzas que nos son suministradas sin contestar porque creímos no saber de quienes nos transmiten pero sin alineación de lo que nosotros sabemos cuando miramos que ellos no están en acuerdo con la lógica de los procedimientos que nosotros conocemos por la práctica y por la experiencia.


Asimismo, aceptar la buena voluntad de quienes nos transmiten de buena fe.

Humildad es reconocer cuando estamos errados pero convencidos de que nosotros estamos seguros cuando alguno nos demuestra nuestro error.

Humildad es explicar a los otros lo que ellos no saben, pero sin vanagloriarnos de lo que nosotros sabemos, para no rebajar o subestimar a aquellos que lo desconocen.

Humildad es compartir con los otros nuestros conocimientos, sin recibir nada a cambio, y solamente por el mero motivo de tener la satisfacción de transmitirles.

Humildad es contemplar a la Naturaleza, mirar su evolución y reconocer que nosotros somos incapaces de seguirla y de imitarla.

Humildad es sentir que nosotros hemos sido incapaces de comprender lo que nuestros Grandes Maestros nos legaron sobre el Arte; reconocer y aceptar nuestra incapacidad de no conseguir entenderlos algunas veces.

10 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Janeth,esa figura que has puesto encabezando el post me encanta..arrastra una sabiduría sencilla y humilde que enamora..!

Te felicito por tu post,que dice mucho de tu forma de ser..Por eso no te gusta hablar de ti misma y te costó mostrarnos tu foto..!

Mi gratitud por tu grandeza interior,que nos la vas regalando en tus escritos y comentarios.
Mi abrazo inmenso de letras cercanas,cálidas y..tuyas..!
M.Jesús

Carmen dijo...

Para mí la humildad empieza por no querer enseñar a los demás lo que uno todavía no roza ni con la punta del dedo.

Y sigue por avisarle que nunca se crea todo lo que lea ni todo lo que le digan ni todo lo que no se pueda comprobar.

Eso es para mí la humildad.

Saludos
Carmen

Micaela dijo...

¡Qué entrada tan sabia, Janeth! Como siempre, me has enseñado algo más de la vida y de quiénes somos. A veces el ego nos puede más y son esos momentos cuando deberíamos ser más humildes. Un beso grande.

Janeth dijo...

Gracias Maria Jesus, por tus amables palabras, es una buena virtud la humildad y quien la ejerce crece interiormente,...Ser humilde es permitir que cada experiencia te enseñe algo y desde ahí, desaparecen miedos y sufrimientos.

Carmen La humildad como conciencia de nuestra falibilidad esencial nos hace más fácil la tarea de reconocer nuestros errores, fundamento de nuestros ulteriores perfeccionamientos.

Mientras el soberbio pierde su tiempo criticando o intentando impresionar a los demás, el humilde sigue rectilíneo su camino de progresión espiritual, sin temer recurrir a la ayuda o a la orientación de quienes están más avanzados en el sendero.

Micaela un placer saludarte, el verdadero humilde considera siempre que las experiencias de la vida son posibilidades abiertas para aprender cada vez más.

En su comprensión considera que el camino de la sabiduría es casi infinito, por lo cual, no corresponde en ninguna etapa de nuestro desenvolvimiento presumir de sabios o eruditos.

Red. dijo...

Por humildad, entiendo no caer en falsas autoidolatrías o egos demasiado inflados.

Por lo demás, eso de tirarse a menos para humillarse lo veo más como humildad falsa, y una paradoja: soy muy, muy humilde, insuperablemente humilde....tiene algo de engreido.

Te dejo un gran beso!!

Florence M.F dijo...

La humildad es sencillamente reconocerse y tener conciencia de uno mismo: ¿Qué somos nosotros, así de pequeños, en este inmenso universo? Un saludo.

Forbidden dijo...

Es muy sierto y valioso todo lo que decis.

Desde una habitacion en la joven Buenos Aires te dejo un calido beso

Janeth dijo...

Red, como en todo, la verdad es muy simple, una única virtud puede llevarnos al vicio, y por ello, todas y cada una de ellas tienen que ir acompañadas de su hermanas mayores y en muchos casos de las menores.

La humildad es una virtud de realismo, pues consiste en ser conscientes de nuestras limitaciones e insuficiencias y en actuar de acuerdo con tal conciencia. Más exactamente, la humildad es la sabiduría de lo que somos.

Florence, una ves mas gracias por tus palabras, coincido plenamente contigo, es precisamente la verdad de este dilema, que sin duda alguna, se encuentra en nuestro interior.

Forbidden, un gran gusto poder saludarte, muchas gracias por la visita y por escribir, bienvenido siempre a este espacio de esparcimiento y conocimiento espiritual, gracias una ves mas por compartir con nosotros, espero que asi lo sigas haciendo
Besitos miles
Janeth

ANTIQVA dijo...

Amiga, recibe un abrazo tan humilde como fuerte...

¡Que gran razon tienes!

Lo dicho, doble abrazo, Janeth

Belkis dijo...

Humildad es saber exactamente lo que somos y lo que valemos y es la llave que abre la puerta para lograr grandes cosas.
Un placer siempre llenarme de la paz y buenas vibraciones que hay en tu espacio.
Besos