Transición


“El alma que va al encuentro de la muerte con comprensión, se deslizará fuera del marco del tiempo y del espacio con la misma tranquilidad y firmeza que un gran barco cuando se hace a la mar. Los cambios sobrevienen gradualmente, no hay ni traumatismo ni sorpresa, y mientras desaparece una costa, comienza a despuntar la otra por encima de la línea del cielo.”

Dion Fortune, A través de las puertas de la muerte

Son muchas las fuentes a partir de las cuales podemos tener una aproximación al tema de la muerte y de los fenómenos que ocurren a partir de esta situación. Para comenzar con este interesante tema, diré que según algunas tradiciones –como es el caso de las rosacruces- la muerte es vista como un proceso de Transición hacia otro estado. De acuerdo a este pensamiento, la muerte es igual al nacimiento, es decir, es un transito de un estado a otro con una finalidad evolutiva. Si compartimos la doctrina de la reencarnación, por ejemplo, los ciclos de vida-muerte tienen en si mismos una finalidad que se relaciona con la evolución del hombre y de la humanidad misma.

14 comentarios:

Adriana Alba dijo...

A medida que subimos los escalones del mundo espiritual y desatamos los nudos de la incomprensión, el tema de la muerte se hace cada vez más ... comprensible.

Gracias Janeth por darnos la oportunidad de comprender.

Abrazos!

Luz del Alma dijo...

Coincido plenamente con el concepto rosacruz de la muerte como Transición, como un proceso que lleva el alma. “no somos humanos viviendo una experiencia espiritual, somos seres espirituales viviendo una experiencia humana” (Teilhard de Chardin).
Gracias por este texto.
Abrazo de luz, Mirta

pepi viedma dijo...

Oh, Mon Dieu!!! Janeth...Merci. Que bella imagen, cuanta calma...la melancolía es marea hoy en mi alma....más alcanza con sus ojos de luz marina y salada a avistar esa otra costa, como destino y morada. En cada puerto, una vida...o la misma renovada. Gracias desde el corazón. Feliz día. Un besito.

Juan Carlos dijo...

La muerte, desde el punto de vista físico, es algo que se intenta esconder de la vista en casi todos los lugares.
El miedo a la muerte proviene del desconocimiento,¿que ocurre cuando mis signos vitales desaparecen?.
Nos apegamos a la vida pero nadie se apega al "no nacer" ¿donde me encontraba antes de nacer?
El momento de nuestro nacimiento ya lleva asociado el momento de nuestra muerte. Comprender eso te invita a ser mas humano, ha darte mas a los demas y a intentar vivir cada día como si fuera el ultimo para no dejar nada por hacer.

mimbre dijo...

Hola Janeth...
Que tema hoy¡¡
Transición palabrita que encierra en si misma misterio...Misterio que nunca nos fue develado: La muerte. Según sea la posición del individuo en este planeta es su opinion con respecto a la muerte.
Me uno a los comentarios: De donde vine a este plano...Hacia donde voy? "transitamos este camino a la muerte,al que llamamos Vida"
Un abrazo enorme y gracias por tus palabras...Recuerdos negros de mi pasado, que vuelven a mi mente con la noticia de la partida de "esta señora"
Osvaldo

MAJECARMU dijo...

Janeth,la imagen que encabeza el texto es una preciosidad..Esa barca y su barquero en medio del mar,protegidos por una luz calmosa y espiritual,se dirigen a su destino en silencio y en soledad..
Esa transición de la que nos hablas ha de ser así,llena de luz,avanzando en calma,conscientes de ese paso hacia la eternidad..

Mi gratitud por compartir,amiga.
Mi abrazo grande de letras cálidas.
M.Jesús

Belkis dijo...

Yo creo en la transición, vamos aprendiendo en el camino, evolucionando, ascendiendo hacia un estado superior. Mucho depende del trabajo que realicemos en cada una de esas etapas para lograr ascender en las siguientes.
Muchos besitos amiga Janeth y gracias por estos mensajes tan enriquecedores que siempre nos traes

Janeth dijo...

Adriana, gracias a ti, tambien estoy intentando comprender y entender todos estos misterios, continuaremos con mas reflexiones en torno al tema de la muerte o transición y los diferentes fenómenos que ocurren a su alrededor.

Luz del alma, las almas que tienen un cierto grado de desarrollo psíquico las cruzan con plena conciencia. Porque, aunque el cuerpo físico cae en un estado de insensibilidad, no debemos dar por sentado que el alma esté inconsciente.

Pepi, tan pronto como el éter –principio semilla de la fuerza vital- realiza su trabajo compasivo, se difuminan el dolor y el miedo y dormirá durante un rato sin saber nada. Lo mismo ocurre con la muerte, se van cerrando una a una las avenidas del consciente, y nos dormimos dentro de nosotros mismos mientras se desarrollan los procesos de separación del cuerpo y del alma.

Juan Carlos, Esto es así, ya que junto a la naturaleza humana yace el temor o la inquietud ante lo desconocido.

Esta situación, no debe hacernos pensar en negativo, ante aquello que es inevitable en la vida, ya que algo tan bello como existir no puede destruirse, sino al contrario, revitalizarse, elevarse, trascender y cambiar hacia otras formas.

Osvaldo amigo gracias por estar, comparto contigo un hermoso símbolo rosacruz asociado a la transición: la rosa. La rosa está en botón mientras vivimos, pero florece en todo su esplendor, libre y bella al momento de morir.

Un abrazo para ti

M.Jesús, Una alegria recibir tus palabras e interes en el tema de la muerte, dado que posees una concepción positiva y amorosa hacia este proceso, el cual nos lleva a comprender mas acerca de nuestra evolución y mision en este plano de existencia.

Gracias por tus amables palabras y experiencias de vida.

saludos

Belkis, Eliphas Levi nos dice: "El cambio prueba el movimiento, y el movimiento sólo revela vida. El cuerpo no se descompondría si estuviera muerto; todas las moléculas que lo constituyen están vivas y trabajan por separarse".

Esta separacion, tiene que ser la muerte, si es posible concebir tal muerte cuando las moléculas del cadáver manifiestan una intensa energía vital.

MÓNICA GUDIÑO dijo...

La muerte es si un retorno a casa y quizas el empezar un viaje nuevo y distinto, es volver a nosotros mismos a nuestra propia esencia del ser...
genial tu post, gracias por la paz de tu alma...

medianoche dijo...

Impactante la imagen, tu texto, un tema que da para mucho según las creencias, me gusto mucho leerte Janeth

Besos

Carmen dijo...

No sé que será la muerte, solo sé que el dia que me muera quiero estar consciente. Más que nada para relajarme a la hora de empezar a desconectar mis centros de energía con la vida física.
Otro de mis caprichos (que espero se me conceda) es morir con la luz del dia. La noche es tan agobiante...

Gracias Janeth por tus interesantes entradas.

Besos
Carmen

isis de la noche dijo...

Así es amiga..

Lametablemente la identificación con la materia nos ha llevado a concebirnos mortales de espíritu..

Cuando en realidad atravesamos de una orilla a otra, hasta que llegue el momento en que ya no necesitaremos volver a navegar..

Besos miles!!!

ANTIQVA dijo...

Amiga, en estas cuestiones uno no tiene nada claro... Las experiencias de los que fallecieron durante unos minutos sugieren que hay algo tras la niebla, pero uno no sabe si ese algo es algo real o algo que crea la mente. No se, no se, amiga...

Ojala hubiera algo... Ojala...

Un abrazo, amiga Janeth

ILUSION dijo...

Hola Janeth,,,,,,,interesante texto que compartes como siempre,,,gracias amiga,,,un gusto visitarte,,,,
Besitos y feliz finde....