El Amor consiste en buscar el mayor bien para sí mismo y los demás.


El Amor consiste en buscar el mayor bien para sí mismo y los demás. Porque también es necesario quererse a sí mismo, en el sentido que uno también quiere hacerse grato a Dios.

El que se desprecia perjudicándose a sí mismo, no se hace feliz ni él mismo ni hace feliz a los demás. El que trata de progresar por el verdadero Amor, luchando por no ser egoísta y por no causar mal a nadie, ni a sí mismo, él se ayuda a sí mismo y ayuda a los demás.

Éste es el bien absoluto y el Amor absoluto. Sin Dios en el centro no podemos hablar de Amor.

Mucha gente se decepciona al pensar que "nadie la quiere". ¿Porqué olvidan el Amor de Dios?.

En el Amor a Dios ya está incluido el Amor a uno mismo y a todos los demás. Pero, si no hay tal Amor por Dios, no debemos confiarnos en esa falsa etiqueta de Amor.

El hombre ordinario duerme en su vida superficial. No aprecia ni su existencia ni sus sentimientos. Dicen que se unen para amarse pero predomina el desconocimiento entre ellos, la incomunicación y la ausencia de progreso mutuo hacia el bien eterno, (lo que es el fruto del verdadero Amor).

18 comentarios:

El Drac dijo...

Muy bien expuesto Janeth, lo único y principal siempre debe ser Dios

Rochitas dijo...

JANETH, hace bastante tiempo llegué a tu casita a través de un consejo de Ma Jesús. Tengo también un laberinto lleno de espejos, espacio literario. ¿Llegó al centro? Donde si llegó es a mi casita más antigua, fundada el 16 de abril del 2006. Es originalmente el "And what about Rochies life", hemos pasado por cada laberinto, amiga!
Un abrazo amarillo.
Ud se pregunta, Mucha gente se decepciona al pensar que "nadie la quiere". ¿Porqué olvidan el Amor de Dios?.
Te dejo entonces un mensaje de Baiana que dejó justamente ayer en mi blog.

El nos lo dijo...
Cuando las cosas vayan mal, como a veces sucede puedes confiar en mí, yo soy quien todo lo puede, cuando sientas ganas de llorar, sin motivo o razón y las luchas te han llenado de amargura el corazón, mira el cielo, yo estoy aquí para darte consuelo.
Cuando tus brazos se cansen y ya no quieran trabajar, piensa en las bendiciones que en mí Reíno te han de esperar.
Cuando tus piernas tropiecen y ya no puedas caminar recuerda cuantas veces te has podido levantar.
Cuando tus fuerzas flaqueen y el sol no vuelva a salir serán mís brazos los que te ayuden y te guíen para salír...
Sí tantas veces sufríste sin encontrarle sentido a la vida... también sabes que aquí he estado cuando no has encontrado salida.........
Si sientes que ya no puedes, que el camino se hace largo, que te cuesta caminar cuando el aire se ha hecho amargo, si sientes que los problemas, se hacen cada vez mayores piensa que un día en la cruz sufrí más grandes dolores.
Me reclamas que estás sólo y que aún así has seguído, pero han sido mis brazos los que te han sostenído.
No decaígas, no mires atrás, no veas lo malo, míra el cielo, míra el mar, míra todo lo creado.
Míra la gracia y el amor que te han sido entregados. Mira tus manos, tus talentos, apreciar es un don........
Mira tus errores y agradece aquel perdón. Más si amor es más grande que tú error.....
Es más grande que tu pena, es más grande que tu dolor. Porque si alguien alguna vez te ha amado, ese he sido yo. Pues nadie, nadie te ama cómo yo............

Rochitas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Adriana Alba dijo...

Me pareció muy bello este post, poner a Dios sobre todas las cosas.
Luego todo se resuelve, y amarnos a nosotros mismos nos da todo el potencial para amar a los demás!

Gracias Janeth.

Alma Mateos Taborda dijo...

Una entrada maravillosa con reflexiones tan sabias y profundas, que es imposible no valorarla desde el corazón. Un hermoso mensaje nos transmites para alcanzar las luces del verdadero amor. Un abrazo grande.

Red. dijo...

"Ama a tu prójimo como a tí mismo", implica ponerse en primer lugar a la hora de dar amor.

Cómo podemos dar a otro lo que no tenemos? Estar en armonía con uno se refleja de algún modo en la relación con los demás, y se retroalimenta.

Muy buena tu reflexión, linda!!

Micaela dijo...

Muy bonita entrada. Dios está en cada uno de nosotros y nos ama de manera incondicional. De la misma forma debemos amarnos nosotros y a los demás. Un fuerte abrazo.

Ximena dijo...

Somos seres incompletos, necesitados de los demás, de su reconocimiento, de su cariño, de su amor y de su manifestación en los afectos.

Juan Meriles dijo...

Amaras a tu prójimo como a ti mismo, quiere decir que, así como nosotros nos cuidamos, nos guardamos, nos protegemos, nos amamos, así justamente hemos de considerar y amar a cualquier ser humano alrededor nuestro. Un mandamiento que Dios firmó con su nombre y dejó escrito hace miles de años

Alcira Handal dijo...

Hoy, es imperativo en medio de tanto egoísmo en que nos movemos: amar al que está junto, al más cercano, al que está próximo a nosotros, al prójimo.

Alicia dijo...

AMOR.- Una disposición del alma que nace de la inclinación por ayudar y asistir a los demás, sin esperar nada a cambio; es una disposición interna de desprenderse de algo propio en favor de otros; es una inspiración que lleva a considerar a los demás como superiores a uno mismo; es una vocación por hacer favores a todos los que nos rodean y servirles con entusiasmo.

Brahma dijo...

El amor tiene un origen divino y eso es lo que nos constriñe a manifestarlo.

nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero, es decir, que nadie entenderá el concepto del amor si antes no conoce a Dios.

Raul Miranda dijo...

El amor es el máximo sentimiento.

Pero el mundo no lo sabe, porque confunde el amor con atracción, emoción, seducción, enamoramiento, celos, fiebre, excitación, sexualidad, pasión, emociones todas que no están conectadas con el amor, que es de Dios.

Melissa dijo...

Ama a tu projimo como a ti mismo, es la conciencia de dignidad humana, el respeto y la tolerancia, la verdadera ocupacion del uno por el otro, a pesar de las diferencias.

mimbre dijo...

Hola Janeth...
" Uno a uno los sellos serán revelados, todo a su tiempo, como esta escrito" Y el primero de los sellos lo revelo un Señor hace más de dos mil años...Le llamaban Jesus¡ Miles de veces lo repitio: solo el amor salvara este mundo¡
Dios es la fuente de todo amor posible, entendamolo todos de una vez¡
Gracias AMIGA MIA, por tus conceptos¡ Es facil escribir cuando la pluma es guiada por el amor- este que me invade felizmente-
Un abrazo enorme
Osvaldo

Belkis dijo...

Totalmente cierto, quien no es capaz de amarse a si mismo, no puede amar a los demás.
Muy buen texto Janeth, como siempre.
Besitos

ANTIQVA dijo...

Amiga, a esto me referia yo cuando hablaba del "Amor Todo"...

Otro abrazo

Myriam dijo...

El amor es la fuente de todo y se empieza por uno mismo. Besos