¿Que es la Magia...?


Todo depende de lo que uno entienda por el término "magia". Si piensas que la magia tiene como propósito dar al hombre poderes increíbles, entonces abandona ya mismo esta lectura

Ese concepto es tan fatuo como la idea de que el único propósito de la vida es la acumulación de dinero. Sin embargo, gracias a los escritores modernos, estas viejas nociones están desapareciendo lentamente. Muchas personas advierten ahora que las aptitudes psíquicas son un medio para obtener un fin.

La exploración de dominios distintos requiere diferentes facultades. Si bien la mayor parte de las personas conoce la definición de la magia que dice: "es el arte premeditado de causar cambios", todavía permanece confundida con respecto a su objetivo ulterior.

En esencia, la magia es la búsqueda que lleva al descubrimiento y al perfeccionamiento de sí mismo. Como tal, se trata de un sistema de creencias en la misma medida que muchos otros.

El fin ulterior de un mago debe ser inevitablemente el mismo que el de cualquier otro sacerdote cristiano... la Unión Divina. Es como en el caso del antiguo dicho: todos los caminos conducen a Roma.

Muchas personas sinceras llegan a la magia y al ocultismo sin ninguna idea clara de cual es su objetivo real. Por supuesto que siempre está a su alcance una respuesta muy conocida y trillada: "Deseo saber para servir", pero pocos pueden darla como una respuesta verdaderamente genuina.

Algunos llegan en busca de poder, otros en busca de sabiduría, y siempre estarán los que simplemente llegan. Pero con el tiempo deben comprender que el objetivo de un mago verdadero es la Divinidad y la Unión con lo Ultimo, y que la magia es un medio para evidenciar la Divinidad que se encuentra en el fuero interior de los Hombres.

Hablando metafóricamente, la magia es un medio de volvernos hacia adentro, y de asirnos a nosotros mismos para levantarnos del pescuezo hasta cualesquiera que fuesen las pautas que aceptamos como lo Ultimo.

¿De qué manera lo permite la magia? Bien: sal, y observa durante un largo tiempo a los niños.



Un niño evoluciona y madura convirtiéndose en hombre, copiando a los adultos, aprendiendo al mirarlos y simulando un mundo adulto por medio del juego. Un niño se adapta al mundo reproduciéndolo en el juego con sus propios elementos, ampliando gradualmente sus conceptos, hasta que logra evitar tener que jugar simulando situaciones adultas.


De manera similar, un mago evoluciona hacia la Divinidad, sustituyendo sus propios rituales por juegos rituales que se proponen reproducir los Mundos Interiores. Del niño al hombre, y del hombre a Dios: tal es la ruta evolutiva.

16 comentarios:

MarianGardi dijo...

Preciosa lectura y verdadera.
La magia es aquello que sucede sin esperarlo y es un momento único.
Un abrazo

ILUSION dijo...

Hola Janeth,,,,cuánta razón tienes y que bien lo expresas,,,que tengas un lindo fin de semana,,,,Besitos....

Belkis dijo...

Mientras haya deseos que nos impulse a seguir luchando por nuestros sueños, la magia nos acompañará.
Estupendo texto Janeth.
Besos

Red. dijo...

Vaya, linda Janeth, yo saltearía la etapa adulta y pasaría de ser niño a ser divino, ya que un niño tiene mucho de divino, y luego eso lo vamos perdiendo cuando nos volvemos lógicos y responsables.

¡Qué lindo sería seguir creyendo en papá Noel, los reyes magos y el ratón Pérez! Qué magia puede ser mayor que esa?

Como lindo es seguir asombrándonos de todo aquello que vamos descubriendo, hasta el fin de nuestra vida.

Te dejo un gran abrazo.

medianoche dijo...

Hola amiga, que lindas palabras nos dejas, como entramos a tu blog y como salimos de él, todo es tan interesante siempre nos llevamos algo positivo, sos una hermosa persona.

Besos

Escribir es seducir dijo...

ES MUY LINDO LO QUE ESCRIBISTE A CERCA DE LA MAGIA YO CREO QUE LA MAGIA ESTA ENCERRADA EN TODOS NOSOTROS

SALUDOS

Martin dijo...

La magia es el perfume de lo eterno, que nos roza y nos eleva, conectándonos con el Misterio, siempre presente, para los ojos que se han abierto por el poder de la compasión y la devoción.

Velo de Isis dijo...

La magia de saber entender las cosas del cielo, es entonces cuando el corazón se convierte en el Grial de su Luz, que se ofrece al mundo como Energía y Vida, Sabiduría y Amor.

Alicia dijo...

QUE BELLEZA HAY EN LA VIDA…..CUANDO ESTAMOS ATENTOS.... PODEMOS ESCUCHARLA Y COMUNICARNOS CON ELLA A CORAZON ABIERTO...

Ramiro Jordan Alvares dijo...

Podrá la mente darnos luz, podremos entender, pero si el corazón está callado o enfermo, no podremos Sentir la Vida, no habrá conexión con Ella

Hace falta que se despierte la magia de nuestro corazón, para alcanzar el Corazón del Misterio, la Unión con Todo...

Luis dijo...

Si vivimos en y desde la superficie, nos sentiremos vacíos, porque fuera no hay nada más que reflejos y sombras de nosotros mismos, de los otros, de este mundo de "espejos"....

Es dentro donde encontraremos la luz y la Vida, con Ella podremos "Ver" el Alma de todo lo que nos rodea y sentir su belleza,la esencia común que nos hermana, descubriendo los hilos invisibles y mágicos, que nos mantienen unidos siempre.

Adriana Alba dijo...

Tus entradas son mágicas de verdad Janeth, porque iluminan por dentro y por fuera!

Gracias y abrazos!

Florence M.F dijo...

Es bellísima tu entrada, más yo considero que la verdadera evolución es volver a pensar como cuando éramos niños.
Un saludo.

ANTIQVA dijo...

La magia (lease Heka) es el poder que usó el dios primigenio para hacer la creacion... Eso, al menos, pensaban los egipcios.

Por eso la magia es algo que esta a medio camino entre la divinidad y todo lo creado. Solo el dios primigenio esta por encima de Heka. Todo lo demas esta subordinado a ella.

Por eso la magia impregnaria todo lo que realmente es importante.

Eso decian esas gentes...

Un abrazo, Janeth

sunny dijo...

la magia de vivir con entereza
nos reserva las mejores maravillas


cariños y suerte

Reysagrado dijo...

Hay un nuevo concepto que está últimamente adquiriendo más fuerza que es la Psicomagia; es decir, la capacidad de hacer Magia a través de nuestra Psique.

Pero la Magia no viene a nosotros "mágicamente", al igual que a uno no puede tocarle la Loteria si no juega. Hacer Magia requiere mucho esfuerzo, paciencia y empeño, y sobre todo, mucha confianza en uno mismo, en que se logrará lo que se desea.