Aprender a vivir,....en base a las experiencias



A lo largo de mi vida e descubierto que importante es comprender la necesidad de aprender a vivir.
Las experiencias de la vida diaria son muy útiles.
Muchos nos quejamos de nosotros mismos y de los demás, y no dejo de asombrarme ver cómo es que las personas subestiman las experiencias.

Es necesario actuar a la inversa: tomar las experiencias para aprender: ellas, en sí mismas, pueden ofrecernos material didáctico suficiente como para el desarrollo de nuestra conciencia, o en otras palabras, para el crecimiento del alma.

Cuando tomanos las experiencias, aprendemos tantas cosas de ellas, descubrimos el monton de errores que cometemos, porque es en relación con la humanidad, es en relación con nuestros familiares, es en relación con nuestros compañeros de trabajo, en la fábrica, en el campo, etc., como nosotros, mediante las experiencias, logramos el auto-descubrimiento.


Obviamente, las experiencias son las que nos hacen aflorar nuestros propios errores.

Así pues, resultan útiles las experiencias para conocernos. Obviamente, lo principal es no identificarnos con ningún acontecimiento, con ningún evento, con ninguna circunstancia; necesitamos aprender a ver los distintos eventos y circunstancias sin identificarnos; necesitamos aprovechar cada experiencia, por dolorosa que sea, para decubrirnos

Cuando uno se está observando a sí mismo, ve cuan útiles son las experiencias.

15 comentarios:

thot dijo...

Como bien dices se necesita autoobservación porque si no volveremos a reaccionar mecánicamente ante una experiencia repetida y tropezaremos nuevamente en la misma piedra tantas veces como se nos presente.
Un abrazo.

Adriana Alba dijo...

La vida es una escuela, de las experiencias vamos aprendiendo y evolucionando, por eso se dice que cuando se supera concientemente algún acontecimiento no grato, éste trasciende y no se vuelve a presentar en nuestra vida.


Sigamos subiendo los peldaños!

Red. dijo...

Te digo algo? No hubo experiencia alguna que no me haya servido para algo, todo me trajo conocimiento que me fue muy provechoso en algún otro momento.

Puedo asegurar que no hubo desperdicio en todas las experiencias que tuve pero... de eso me doy cuenta cuando miro hacia atrás, en el momento en que lo vivo tal vez lo sufro, y no le encuentro sentido. Pero ahora sé que todo es por algo... y para bien.

Me encantó tu entrada, linda!!

Verónica Marsá dijo...

Hola, compañera. Pasate por mi blog de la manita de ANTIQVA y vengo a devolverte la visita, como chica bien educada que soy!

No entedí, aunque leí con atención, cómo no puedo involucrarme ni identificarme con una experiencia propia si forma parte de mí misma. Seguro que me lo explicas, yo soy bastante novata en estas cosas de autoconciencia y autoconocimiento, más bien no sé nada, pero me interesó tu entrada; tal vez por los crudos momentos que estamos pasando desde hace años.

Besos y me alegró mucho tu visita ¿tomaste tu café?

Florence M.F dijo...

Después de todo, los sabios tienen un pasado. Yo creo que mientras más experiencias tengamos, más herramientas para fundir en el crisol y embellecer poseeremos.

Rochitas dijo...

la espero hoy más que nunca para en cierto modo continuar con esto que tan bien nos cuenta.
http://losmosaicosastrologicosderochitas.blogspot.com/2010/08/urano-el-transito-para-tomar-conciencia.html

Janeth dijo...

Thot amigo que bueno saber de ti, saludos!!

Es verdad si mantenemos fija la atencion en nuestras acciones claramente podemos ver si estamos equivocandonos, gracias a los dictados del corazon que este jamas se equivoca, a esto llamamos intuicion y es bueno tomar atencion, para no errar tanto...

Adriana , cuando los sonidos que hablan a la psiquis callan, y surge el silencio y la quietud, uno comienza a ver el verdadero rostro de la Vida y de sí mismo, hecho de desapego y rítmico transcurrir en pos de la Verdad, del Enmascarado Divino, del Misterio...

Red gracias amiga por tus palabras que bueno saber que te gusto la entrada.

Las experiencias duras que pasamos en la vida en el momento nos causan dolor y obviamente nos causan sufrimiento pero cuando pasan las vemos como lecciones aprendidas, y a solas con la conciencia, repasaremos serenamente, en el silencio, lo realizado, los pros y contras de nuestras decisiones, errores y aciertos de esta jornada que habrá llegado a su fin.

Veronica, que gusto darte la bienvenida a mi blog es un placer para mi recibirte, Antiqva te trajo y para mi es una alegria.

Mi querida Veronica es obvio que es necesario, para cortar las raíces de este árbol de la desesperación, el conocernos a nosotros mismos, el saber quiénes somos, de dónde venimos y a dónde vamos.

Asi nosotros pudiésemos entender, pudiésemos no solamente entender qué digo, pudiésemos vivir profundamente, pudiésemos sentir que realmente todo está encadenado, que hay causas y que hay efectos, entenderíamos muchas cosas, entenderíamos el por qué a veces nos ocurren algunas cosas y el por qué ocurren otras.

Florence amiga querida, Hay épocas y ciclos en nuestra vida, en que nuestros esfuerzos sólo parecen encontrar obstáculos. Y en que nuestra constante lucha no obtiene respuesta y nuestros pasos parecen inútiles, pues no nos acercan a nuestros objetivos, como si girásemos en círculo, volvemos al mismo punto de partida, una y otra vez, y todo vuelve a comenzar sin llegar a ningún sitio, a nada concreto y claro...aparentemente.

Pero no es así.... en nuestro interior se operan cambios constantemente y si estamos atentos no sólo a las conquistas externas, sino a las internas, -que al fin serían las más importantes-, constataremos que no hemos caminado en círculos sino en espirales....que hubo bajadas naturales y subidas... y que gracias a la atención hemos ido atesorando fuerza interior, claridad, optimismo, paciencia u otras cualidades... la forja no ha sido baldía, no se perdió el tiempo, sino que al contrario, sus granitos de arena han ido dejando en nuestra mente y en nuestro corazón sus pepitas de oro, el tesoro de Cronos para quien lo vive despierto, deseando aprender de todo.

Gracias Rossina, que lindo el post que publicaste en tu blog, leo muy atentamente todo lo que escribes con tu pluma de oro, gracias siempre....

Melissa dijo...

Siempre recordaré aquel maravilloso consejo de un sabio que conocí en mi juventud cuando nos decía: "hagamos que el dolor sea el viento que empuje nuestras velas".

Lolita dijo...

En el mismo Sendero de siempre
La VIDA nos lleva....
Nosotros atentos a sus señales
Aprendemos y Crecemos....

Luis dijo...

Nada tan importante, más cuando los tiempos son difíciles y la crisis aprieta....... nada como tener claras ciertas respuestas, que hacen sólida y estable nuestra personalidad.... este escudo a través del cual salimos a la batalla de la vida, día a día.....

Velo de Isis dijo...

Frente a frente con nosotros mismos y a solas, nos preguntamos: ¿Quién somos realmente? ¿Un Alma que tiene un cuerpo o un cuerpo que tiene un alma? Y la respuesta fue rotunda y nítida: Un Alma...... pues entonces toca unirse a lo que somos realmente y de ahí recibir las respuestas y la fuerza renovada. Vivir en consecuencia.... recordando de dónde vienes y adonde vas. Quién eres.....

Alicia dijo...

La verdad nunca puede ser experimentada: esa es su belleza, que es siempre nueva, que nunca es lo que sucedió ayer. El incidente que ayer tuvo lugar debe ser completamente olvidado, vivenciado y terminado en ese ayer.

Ramiro Jordan Alvares dijo...

Nuestras acciones tienen lugar en este mundo físico pero sus efectos penetran en los mundos espirituales. Más aún debemos entender que a medida que nuestras acciones reverberan a través de los mundos celestiales su resonancia se hace más y más fuerte.

Raul Miranda dijo...

Hemos leido no hace mucho acerca del “efecto mariposa” en el cual una mariposa aleteando puede afectar a una tormenta al otro lado del mundo.

Esto es ciertamente verdad en relación a nuestro accionar espiritual.

Una acción espiritual aparentemente pequeña, un simple acto de compartir, puede hacer que una enorme cantidad de Luz se revele en el mundo.

ANTIQVA dijo...

La vida es un continuo aprendizaje, sin duda...

Pero creo que ademas de aprendizaje tambien debe ser accion.

No basta con aprendir. Hay luego que actuar...

Un fuerte abrazo,amiga