Recobrando lo sagrado


Es evidente; pues, que el seguir los dictados de tu corazón tiene un costo.

Cuando te individualizas y vas más allá de lo que otros esperan de ti es posible
que poca gente te comprenda.

Pero puedes empezar a pensar en la llamada de tu corazón como una gran aventura
en tu vida como un viaje, no un destino.

Estos cambios no significan pasar de una mala vida a una buena. El estilo de vida
en el que te has sentido apegado hasta ahora, puede ser a la vez el que alguien
más necesita o sueña con alcanzar. El cuidar tu lado sagrado no quiere decir
que este este enfermo, es simplemente un cambio de enfoque.

Empiezas reconociendo que eres un alma, y que esta alma, cuando se alimenta te
permite vivir una vida más armonizada de lo que nunca podrías conseguir mediante
tus métodos habituales de solucionar los problemas.

A los 200 años de la revolución industrial hombres y mujeres han perdido el alma
y el sentido de lo Sagrado, creyendo en ello de forma teórica o filosófica, y en
todo caso confinándolo a viejos libros, iglesias y templos.

Pero estamos entrando en una época que la información está totalmente al alcance
de todos, no siendo su acceso restringido a unos pocos alumnos u hombres
consagrados a este fin.

Ocurrido en los últimos cincuenta años este cambio representa una aceleración en
nuestro continiun de espacio-tiempo.
Nuestras exploraciones del mundo natural especialmente en física cuántica han
llegado a los mismos enigmas universales que antes eran únicamente del dominio
de la religión.

Cada individuo ha tenido, probablemente en más de una ocasión una profunda
visión de identidad de su alma. Sin embargo, hay tantos caminos para acceder a
este conocimiento como individuos en el planeta.

Risa, plegaria, meditación, música, poesía, el nacimiento de un bebé, la
perdida de un ser amado, una victoria en los deportes, o derrota en el campo de
batalla, o cualquiera de las experiencias que acostumbramos llamar
"crisis"
son puertas de entrada a determinadas experiencias de transformación.


Las victorias no las obtiene siempre quien más las merece sino el que las sabe
buscar con más insistencia.

13 comentarios:

Sentimientos! dijo...

hola amiga
en este ultimo tiempo me dejo llevar por lo que dice el corazon mas alla de lo que puedan opinar los demas....obvio que esta decisicion me trajo muchos momentos de pena ,pero asi y todo continuo...

Un beso enorme

MAJECARMU dijo...

Janeth,tienes mucha razón.La puerta de nuestro interior la abre una circunstancia,que nos lleva a una actitud...Gracias a Dios yo encontré esa circunstancia a los doce años mirando las estrellas...Sentía algo tan grande,que comencé a escribir un poema a la noche.A partir de ahí encontré mi mundo,un mundo espiritual,que voy descubriendo poco a poco con la inspiración,mis letras y las de todos vosotros,que me encendéis el camino para seguir adelante.
Gracias,amiga.Te dejo mi felicitación por tu sabiduría y mi abrazo inmenso.
M.Jesús

irene rios perez dijo...

Hola Janet.Estoy completamente contigo.Es un trabajo constante y muchas veces, incluso arduo.Yo soy principiante en este camino de lo sagrado,y sí, los desafíos, penas, embates, son trampolines de crecimiento.te seguiré leyendo.Es muy inspirador todo lo que escribes.
un saludo.

medianoche dijo...

Que bella entrada, siempre me reconfortan tus letras Janet.

Besos

Adriana Alba dijo...

Se terminó la época del "oscurantismo", todo está a nuestro alcance, Dios habita en nosotros y nosotros en Él, somos UNO con ÉL.

Nuestro Ser Crístico tiende a despertarse cada vez más y el aprendizaje nos abrirá las puertas.

Como siempre un lujo leerte Janeth.

Myriam dijo...

Qué cierto que las crisis son la puerta de entrada a Lo Sagrado.

Besos

gaviota dijo...

el corazon antes que la mente no lo dejes descansar es rueca que jamas se vence besitos gaviota

sunny dijo...

no estamos más solos, porque nos demos cuenta de ello,
ni menos acompañados...

cariños!!

Red. dijo...

Creo que cuando aprendemos a hacer todo pasado por el tamiz de nuestro corazón... para bien o mal no podemos volver atrás. Quién puede dejar algo real para volver a algo de mentira?

Seguramente lo habríamos hecho antes si hubieramos tenido el modo de hacerlo, pero bueno, ya lo sabemos, las cosas son cuando deben ser, ni antes ni después.

Ya lo dijo Jesus: quien pueda entender, que entienda.

Muy bueno el tema que has elegido!!

Besos,

Olga i Carles dijo...

Cuando entiendes el desprendimiento y lo vives...
Cuando comprendes la trascendéncia y la vives, siempre se abren las puertas.
Es posible que dar luz a alguien que se muestra de espaldas, quiera ese ser darte muerte..
Incluso así debes ser capáz de vivir. No vayas núnca para atrás, arriesga la sorpresa.



Gracias.

Micaela dijo...

Querida Janeth, creo que estamos entrando en un mundo nuevo más lleno de energía y conexión con el mundo espiritual. Necesitamos encontrar en nuestro corazón a Dios y esa paz que nos ayuda a seguir adelante. Un beso muy grande.

MarianGardi dijo...

Asi es querida Janeth, unos renaceran y otros no podrán hacerlo porque se han negado a ellos mismos.
Un abrazo hermanado

Verónica Marsá dijo...

Más bien creo, ya sabes que soy honesta, que lo que debemos retomar es el respeto por todo lo vivo y lo que permite la vida. Estar cerrado entre cuatro paredes delante de las pantallas, ayuda bien poco, verdad?

Beso.