El propósito de la vida,... es el perfume de la rosa



La vida es un viaje,
donde lo importante no es el lugar al que lleguemos,
sino los paisajes que veremos por el camino.

12 comentarios:

Myriam dijo...

Bello, bello, bellísimo: El perfume es el propósito aunque a veces lastimen las espinas. COncentrémonos en el perfume, siempre.

Besos

MAJECARMU dijo...

Janeth,esta vida es camino y en él hemos de encontrar la esencia de las cosas y de las personas.Hemos de saborear el camino,vivirlo.La meta llegará en su momento,lo prinicpal es el "aprendizaje"
La imagen lo dice todo,amiga...!!
Mi gratitud por compartir y mi abrazo siempre.
M.Jesús

Red. dijo...

Cuánta razón tienes, amiga; la vida es una bella y frágil flor que necesita de esas cuestionadas espinas para no ser destruida, que le permiten erguirse firme, sin por ello perder su sensibilidad y exquisito aroma.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Thanks :)
--
http://www.miriadafilms.ru/ купить кино
для сайта janecaste.blogspot.com

Verónica Marsá dijo...

Una vez me dijeron: "Existes para que yo te ame" y esa rosa también olía bien pero tenía muchas espinas...

Besito.

Mauro Camporeale dijo...

...Exacto!...
Lo importante es el Recorrido y lo Recorrido...

...El Perfume de La Rosa...bellisima expresion, para referirse a la TRADICION y a LA ENSEÑANZA!

Exquisita entrada!

Un abrazo

Mauro

ANTIQVA PHOTOBLOG dijo...

Alrededor de una rosa, a veces, suelo realizar un viaje alucinante...

Un abrazo, Janeth

MarianGardi dijo...

Todas las flores tienen su perfume, la Rosa es la predilecta del jardín.
Besos

medianoche dijo...

Llegar a tu casa es encontrar un jardín de colores y aromas que dan descanso al alma, gracias Janet, espero regresar pronto. Tu lámpara siempre me guía.

Besos

Mundo Animal. dijo...

UNA MUY BELLA MANERA DE VER LA VIDA
UN ABRAZOOOOOO
CHRISSSS

mimbre dijo...

Hola Janeth...
Así es, AMIGA MIA¡¡
Nunca más acertado...Buenisimo¡
Gracias por tus conceptos, seguire tus consejos¡¡
Un abrazo enorme y buen finde
Osvaldo

Olga i Carles dijo...

De los paisajes hay que hacer delicias, de todos ellos aprender, no castigarnos con las quejas idiotas acostumbradas.
Si de los paisajes hacemos comunión sabremos por que estamos aquí y gozaremos de la vida eterna en el momento.



Grácias.