El eterno buscador


No se puede hablar de la búsqueda de la Sabiduría sin hablar del buscador de esta: no se puede mencionar el mundo de las ideas sin hablar del hombre que es capaz de vivir esas ideas. Así, si tuviésemos que destacar una de las características fundamentales de este investigador, del hombre de Sabiduría, diríamos que reune las condiciones del eterno buscador. Es un hombre de conquista, que dejará de buscar cuando, por fin, llegue a la Sabiduría; y no sabemos si entonces buscará otras cosas, hoy incompresibles e inasequibles para nosotros.

El buscador es como un sabueso que va por los campos y bosques, por las montañas y por los ríos de la vida, detrás de unas huellas muy especiales. Busca el conocimiento real de todas las cosas. Se busca a sí mismo. Busca la Verdad, Busca, en una palabra, a Dios como raíz universal.

Pero, ¿por qué es tan largo y dificultoso su camino? ¿Acaso la Verdad no está en este mundo en que vivimos? ¿Es que Dios no se deja ver aquí? ¿Es necesario atravesar un infinito desierto nuestra vida manifiesta, nuestro entorno histórico, nuestras circunstancias para encontrar lo que buscamos más allá de estas fronteras?.

Creemos que Dios y la Verdad están en este mundo, en nuestro ambiente, en nuestros logros y en nuestros problemas. Pero están cubiertos por una espesa capa de fango. Quedan disimulados bajo figuras grotescas, a tal punto que en muchas ocasiones la mentira ocupa el lugar de la Verdad sin que aparentemente nadie pueda desenmascararla; y el vacío interior y el descreimiento ocupan el sitio de los naturales impulsos del espíritu humano.

La habilidad del buscador consiste en hallar aquí y ahora, en medio de los errores y la ignorancia, en medio de la oscuridad y las trampas, aquellas realidades ocultas que esperan el esfuerzo de los hombres valientes para llegar a refulgir con todo su poder.

Se impone buscar, sin cansancio, sin desperdiciar la menor oportunidad de descubrir luces entre las tinieblas, de encontrar unas gotas de felicidad aun en medio de las desdichas, una partícula de Verdad entre tanta desorientación.

Lo importante es la meta, es usar los sentidos y la inteligencia como guías para llegar a ella.

El que sabe lo que busca y cómo hacerlo, ése es el eterno buscador.

15 comentarios:

irene rios perez dijo...

Búsqueda es una palabra importantísima en la vida.Y es verdad, a veces lo burdo sabe esconder muy bien lo que realmente merece la pena, y aún más en esta sociedad que sin caer en dramatismos ,bajo mi punto de vista está muy enferma.
Un gran texto.
Un abrazo buscadora.

Adriana Alba dijo...

Excelente artículo.

...Buscador no cree en el amor eterno, cree en el eterno amor!
M. Corradini

Gracias Janeth!

Red. dijo...

Así es, querida amiga:

"Los sabios son los que buscan la sabiduría; los necios piensan ya haberla encontrado."
Napoleón Bonaparte. Emperador francés.

Jamás hemos de finalizar la búsqueda.

Besos!!

El Drac dijo...

Buscamos a ése norte que sólo nos acarreará bienestar corporal pero sobre todo espiritual; es una búsqueda intuitiva, ya que al ser tan perfecto pocas cosas podríamos decir o conceptuar de él. Un gran abrazo

Myriam dijo...

Què todos seamos verdaderos buscadores de la Verdad.

Besotes

Madame Alasnegras dijo...

Todos somos buscadores, aunque algunos no lo sepan.
Besos.

ANTIQVA dijo...

Todos buscamos..., pero la vida es tan breve...

Claro que se nos brindan pistas, pero no es un trabajo sencillo desentrañarlas.

Un abrazo, Janeth

MarianGardi dijo...

Autentico querida amiga.
Así son los buscadores.
Gracias por compartir tanto.
Gracias por estar presente en mi tierra de letras
Besos

Escribir es seducir dijo...

QUE BUENA REFLEXIÓN!!!!!!! GENIAL TEXTO

SALUDOS

Alicia dijo...

La sabiduria es la luz que nos hace distinguir entre lo invisible e inmutable y lo visible e inmutable y lo visible y constantemente variable.

Todas las cosas materiales son visibles y efimeras, solo el alma, el ser, la conciencia, pertenecen al reino de lo eterno.

Ramiro Jordan Alvares dijo...

Desde pequeño me han acompañado las inquietudes espirituales pero, como lo comenté con anterioridad, a los 17 años sentí que debía cumplir una misión, que tenía algo importante que hacer en este mundo, me dí cuenta que la vida es temporal y por ende, era importante iniciar el camino. En algún momento llegué a leer una frase de Buda que decía: El buscador que inicia el camino resplandece sobre el mundo, y así dí los primeros pasos.

Melissa dijo...

Encontrar la Sabiduria en cada momento aqui y ahora.

Raul Miranda dijo...

Todo es vibración, buscar vibraciones basadas en el amor y buscar lo simple, que normalmente es lo más acertado.

Velo de Isis dijo...

La Sabiduria se encuentra en como aplicamos el conocimiento en nuestra propia vida

Velo de Isis dijo...

La Sabiduria se encuentra en como aplicamos el conocimiento en nuestra propia vida