El camino a la Magia


Para la magia antigua no había conocimiento posible de la Naturaleza, sin un previo conocimiento de sí mismo del que pretende lanzarse hacia la Naturaleza. El «conócete a ti mismo» no es tan sólo saber quién soy, cómo soy, qué hago, qué me gusta o qué no me gusta; es un proceso de purificación, en el que no se trata de conocer tan sólo la parte superficial y externa del hombre, sino de conocer lo mejor del hombre. Y para conocer lo mejor hace falta purificación.

Otro paso en el camino del mago, era -aunque parezca paradójico- el silencio, la reflexión. Porque cuando la mente calla y las preguntas se apaciguan, se abre una forma de sentido interior, que permite ahora sí, captar de una manera más sensata, más tranquila, más profunda.

La magia es humana y está en el corazón de todos los hombres. Pero, como con otros muchos conceptos, hay que darles nueva vida, nuevo valor. ¿Cómo se les infunde vida? De la misma manera en que se infunde vida a un ser, se infunde vida a un concepto. Al concepto de magia, se le infunde vida otorgándole nuevamente, crédito. Volviendo a investigar, volviendo a estudiar, volviendo a ese pasado que no es un pasado ajeno, sino nuestro pasado, el pasado de la Humanidad.

Es probable que, como siempre han dicho los antiguos, existan muchos escalones, muchas formas de magia: desde la más sencilla, desde la más ínfima y simple, hasta la más compleja, aquella de conocer el Universo, sus Leyes, sus misteriosos porqués. Toda esta magia nos pertenece, está en nuestras manos el convertirnos en magos, en sabios; en una palabra, en seres humanos con conciencia.

11 comentarios:

Red. dijo...

Así es, amiga, la magia o la capacidad de hacer cosas más allá de lo que entendemos por natural, está en todos, pero en general la gente está en otra, en los acontecimientos diarios, solucionando miles de problemas, atendiendo compromisos sociales, etc etc, y entonces... no fluye.

Un besote.

Myriam dijo...

La mejor magia, la magia más fuerte es la fuerza del amor. EL amor que todo lo transforma.

Besos

isis de la noche dijo...

Hermosa entrada amiga.. La magia es el camino menos transitado en un mundo lleno de egoísmo.. y es que para transitar ese camino se necesita dejar de lado el peor enemigo de la humanidad: EL EGO.

Es hermoso recibir la luz de tus palabras..

Besos miles querida amiga..

MAJECARMU dijo...

Purificación,silencio y reflexión...Cada día,la magia está cerca de nosotros,esperando ser descubierta.Sólo depende de nuestra paz e intuición...¿verdad amiga?
Mi gratitud por tu constante luz en este sendero de las letras.
Mi abrazo grande siempre,Janeth.
M.Jesús

ANTIQVA PHOTO dijo...

La magia es todo lo que esta aqui pero no comprendemos...

Un abrazo, Janeth

ILUSION dijo...

Mágica entrada con la que nos invitas a reflexionar!!!!Feliz semana Janeth,,,Besitos..

Patricia dijo...

maravillosa entrada!

un beso y excelente semana!

MarianGardi dijo...

Janet, este fin de semana he vivido cosas mágicas en el IV Encuentro de poesía en la Red en Granada.
Tienes que leer el poma con el que el escritor y poeta granadino de estilo literario cuántico Gregorio Morales recibió a todos los participantes, yo no esperaba esta poesía y mi átomo del corazón se fundió en un mar de lagrimas.
Fue todo maravilloso y energético al máximo, para mí claro, y además era mi cumpleaños, imagínate el regalo que me hizo el cielo tan bonito.
Un abrazo de luz

Dahaka Dunkelheit dijo...

He visto la verdadera magia, y la estudio día a día, solo que aveces me sorprendo que la explique gente que no ama la naturaleza misma... Solo espero llegar a ser un ser humano completo antes de padecer... Y aprender la mayoría lo mágico de este mundo... Bella entrada querida amiga... Espero tengas una hermosa semana llena de magia... Te saludo y dejo mis besos

Atte: Dahaka Dunkelheit

Navegante Del Alma dijo...

Tambien hay magia en los simples actos, por ejemplo en el hábito positivo de no dejar de visitarte.
Un besito.

Reysagrado dijo...

La simple curiosidad por conocer los porqués nos sitúa en la Senda de la Magia...

Eso sí, quien juega con Fuego se puede quemar; se necesita un Corazón y una Mente fuertes para no perderse en dicho Camino. Y es que, las Antorchas de la Verdad nos guiarán, pero, ojo, no hay que aferrarse ciegamente a ninguna de ellas, sino saber soltar a tiempo;).