Y una última fórmula....


El conocimiento crece en la misma medida en que se entrega, y esto lo saben muy bien todos aquellos que se han visto en la oportunidad de enseñar. Cuanto más enseñamos, más sabemos.


Todo aquello que nos hace bien debe ser entregado; todo aquello que recibimos debemos dejarlo correr, transmitir, enseñar, proyectar.

No creamos que la felicidad reside simplemente en el confort material, porque esa es una cadena sin fin. Cuantas más cosas tenemos, más necesitamos, y la felicidad no llega nunca. No creamos que no hay ninguna salvación, ninguna redención, ninguna iluminación que venga desde fuera. Es verdad que si tan sencillo fuese, los Maestros y los dioses, así, en plural, como eran para las antiguas civilizaciones, ya nos habrían regalado esa salvación y seríamos totalmente libres.


Pero ellos han señalado un camino, han depositado fórmulas en nuestras manos, y el resto es lo que tenemos que hacer nosotros. Dentro está la verdadera fuerza, el verdadero conocimiento.

13 comentarios:

Red. dijo...

Hola dulce!!

Creo que hay que hacer una distinción entre conocimiento y sabiduría.

El conocimiento se adquiere estudiando, con mucho esfuerzo y nos puede servir o no, depende de para qué lo tengamos. Si sólo lo tenemos para presumir de lo muy cultos que somos, o sea para agrandar nuestro ego, poco valor agregado nos dio.

La sabiduría, en cambio, proviene de haber experimentado en carne propia, haber cometido errores, y darnos cuenta de que nunca somos verdaderos sabios, siempre falta aprender algo, algo asi como haber aplastado al ego.

Bueno,es una reflexión de las 00:02 hs.

Besos y buenas noches, linda.

Red. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Myriam dijo...

Bello y certero texto: Siempre amor y generosidad.

Besos

sunny dijo...

bella reflexion, amiga!

compartir la sabiduría es abrirse camino

Adriana Alba dijo...

La única manera de volver a llenar la copa, es vaciándola y compartiendo su contenido.

Excelente Janeth!

MarianGardi dijo...

Creo que los que están ya son.
Pero es cierto que cualquier cosa que compartamos nos llega devuelto con creces.
Todo está escrito.
Todo está en su sitio.
Un abrazo de Paz y Amor

MAJECARMU dijo...

Precioso mensaje Janeth,dar todo lo que tenemos para llenarnos de sabiduría...!
...Y ser conscientes de lo poco que sabemos...!
Mi felicitación y mi abrazo siempre,amiga.
M.Jésús

MTeresa dijo...

Se trata de compartir
vivencias y experiencia,
las personas formamos un todo
que nos complementa,
un saludo

medianoche dijo...

Hola Janeth, siempre me llenas el alma de cosas buenas, porque tu lo entrega así a los demás, es completa y desinteresada por ello te admiro y respeto mi querida Janeth.

Besitos

María del Carmen dijo...

Entre conocimiento y sabiduria honda una gran diferencia.
Conocmiento se adquiere capacitandóse, la sabiduráia se aprende andando en al vida.

Un post que deja en reflexuión y origina un buen debate.

Dejo mi huella:

Paso a dejar un saludo
colmado de sonrisas
con perfume a rosas,
y con sabor a ayeres
en una calma de paz
y cultivo en ceremonia
sigilosa y sacra
la amistad verdadera.

Paso a dejar mi huella
una vez mas en tantas
con la misma intensidad
de mis humildes decires
a puro sentir sentir
con mi alma en la mano
perfumados con rosas
cosechadas con sentires.

Te dejo un cariño y mi paz e invito a pasar a retirar los premios dejados en todos mis blogs

Marita

Mis blogs
www.walktohorizon.blogspot.com
www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com
www.panconsusurros.blogspot.com
www.newartdeco.blogspot.com
www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com
www.cosechadesentires.blogspot.com

ANTIQVA dijo...

Que gran verdad, cuanto mas enseñamos mas sabemos...

Compartir lo que sabemos nos hace saber mas... Sin duda...

Un abrazo grande, Janeth

Olga i Carles dijo...

Maravilloso texto compartido.
Vaciar...
Llenar..
Recibir...
Acoger...
Ofrecer.
Aprender...
Enseñar...
Dioses de antaño...
Hombre nuevo hoy...


Un abrazo.

Madame Alasnegras dijo...

Estoy de acuerdo. Si no compartimos el conocimiento, el conocimiento se pudre...