Habilidades que despiertan en nosotros poderes


Hoy quiero escribir de ciertas habilidades en nosotros, que nos enseñan que las virtudes son poderes latentes que todos poseemos. 

Son destrezas que necesitamos conocer y desarrollar para hacer uso de ellas en los momentos en que la vida nos pone a prueba.

Son muchas las virtudes, sin embargo, Platón señala cuatro fundamentales: templanza, fortaleza, prudencia y justicia.

1° La Templanza como moderación, implica el control de nuestras emociones para que no nos esclavicen y condicionen nuestro comportamiento.
"Nada en exceso" (Templo de Apolo en Delfos).

2° La Fortaleza es la capacidad para superar las dificultades. En tiempos de cambios es la virtud con la que más hay que trabajar. La fortaleza es lo más opuesto a la cobardía o actitud miedosa que nos paraliza o nos lleva a una constante búsqueda de comodidad.

Algunos de los componentes de la fortaleza son:
. El valor: la energía necesaria para empezar algo y para resistir.
. La paciencia, base de la resistencia. Nos impide caer en la falta de esperanza y en la tristeza.
. Fidelidad a nuestro ideal de vida o proyecto vital.
. La perseverancia o mantener el esfuerzo dentro de la fortaleza. Nos ayuda a ser duros con nosotros mismos y resistir; impide ser caprichosos y débiles ante cualquier contratiempo.
. Sentido del deber ético: hacer lo que nuestra reflexión y experiencia nos dicen que es lo mejor para nosotros y para los demás.
. ¡Y sentido del humor! Para no tomarnos las cosas demasiado en serio. La fortaleza es un sano espíritu de victoria.

3° La Prudencia es la capacidad para medir el alcance de nuestras acciones (que no es exceso de reflexión ni tiene que ver con el miedo ni la prevención). Es pensar antes de actuar; y pensar lo más rectamente posible.

4° La Justicia es la corona que ganamos por la práctica de las anteriores.

Si acercamos las virtudes de Platón a nuestro mundo actual, veremos que sí nos resultan de muchísima utilidad:

. La justicia, nos ayuda a elegir en cada momento lo mejor, sin dañar a nadie ni a nada innecesariamente. Por ello, hay que hacer de ella nuestra meta en la vida.
. La moderación, nos impide dejarnos llevar ni atar por las pasiones.
. La prudencia, nos sirve para concretar nuestro proyecto vital y saber rectificar cuando sea necesario.
. La fortaleza, para iniciarlo y mantenerlo, haciendo los cambios de rumbo que exijan las circunstancias, pero sin desviarnos del puerto al que queremos llegar.

Resumiendo:

Estas practicas nos recuerdan que somos más fuertes de lo que creemos y que dentro de nosotros están nuestras "armas de poder", las virtudes, que nos permitirán lograr nuestro objetivo: Ser fieles a nuestros ideales de vida e impedir que las dificultades nos aplasten.

11 comentarios:

Red. dijo...

Janeth, me parece genial cultivar este tipo de habilidades, pero no te quepa duda de que cuando la vida te quiere foguear con alguna de esas -o todas a la vez-... no parará hasta conseguirlo.

Somos aquello que la vida misma va forjando.

Besos!

Adriana Alba dijo...

Hermoso!

Además creo que hay Seres de luz trabajando en ésas virtudes, que nos ayudan siempre, ésta en nosotros demandar y precipitar la sustancia.

Mil besos.

(cada entrada que nos dejas es una valiosa perla)

MarianGardi dijo...

Bien dicho!!

Rossina dijo...

Él lo ha dicho todo. Ya resulta suficiente recordarlo, ponerlo en práctica dependerá de nuestra paciencia para con nosotros mismos, y por sobretodo de concientizar que podemos.

isis de la noche dijo...

Y, en el camino, todas son oportunidades para ejercer esas virtudes. Hay que estar atentos para no dejarlas pasar...

BESOS MILES QUERIDA JANETH!

Myriam dijo...

Hermosa entrada, Janeth y que necesarias nos son esas cuatro virtudes para alcanzar nuestras metas.

Feliz domingo, excelente semana y un gran beso, amiga.

MAJECARMU dijo...

Janeth,nos dejas un post excelente,no solo por su contenido,también por la síntesis precisa y acertada,que nos muestras...Templanza,fortaleza,prudencia y justicia.Si todos tuviéramos estas virtudes el mundo sería otro,sin duda alguna.
Mi felicitación y mi abrazo inmenso,amiga.
FELIZ SEMANA,QUE EMPIEZA,JANETH.
M.Jesús

ANTIQVA dijo...

Creo que lo importante es que fueramos capaces, en cada momento, de actuar con serenidad, serenamente...

Pero es tan dificil...

Un abrazo, Janeth

Belkis dijo...

Que no nos falte la prudencia, la templanza, fortaleza y justicia y que sepamos hacer uso de cada una de ellas en el momento preciso.
Un cariñoso saludo Janeth

Luzdeatlantis dijo...

Cuatro buenas virtudes... no sabría con cual quedarme si tuviera que elegir una...la fortaleza engloba muchos componentes, pero sin la justicia, por ejemplo no sería útil...
Me has hecho pensar :).
Besos.

Juglar dijo...

Las cuatro son esenciales, como lo es también el saber utilizarlas en su justa medida y en el momento adecuado.
Magnífica entrada.
Un abrazo, querida Janeth.