Los cuentos mágicos para niños,...


Dicen que los cuentos buenos nutren el alma del niño. En la actualidad los niños los buscan como en cualquier otro tiempo, pero a menudo lo hacen con un apetito desmesurado. Como si no pudieran saciarse con lo consumido y siempre quieran ver más y más cuentos en vídeos o en televisión. 

Es sabido que si uno consume una comida buena y justa el organismo asimila lo consumido y no exige más. Del mismo modo el niño después de escuchar -y no necesariamente ver- un buen cuento lo "digiere" y juega con sus elementos. Podemos entonces afirmar que hay cuentos buenos que nutren el alma.

Los cuentos buenos se enraízan en el alma del niño y con el tiempo germinan en virtudes.

Los cuentos mágicos más hermosos no explican mucho. Simplemente relatan los hechos y si somos ya adultos nos ponen ante la prueba de captar el mensaje esencial escondido con análisis racional y un poco de intuición.


Quizás el camino más seguro es hacernos preguntas sobre cómo o por qué las cosas ocurren como ocurren y detrás de estas preguntas podemos encontrar el mensaje metafísico de un cuento. 

En cuanto a los personajes mismos no se caracterizan por sus palabras sino por sus hechos. Por ejemplo, no es necesario decir que el héroe era humilde o valeroso si todos sus hechos lo prueban.

Con los niños los cuentos realizan una magia especial; les preparan para las pruebas de la vida; les enseñan que el bien siempre vence al mal y que ningún fracaso es final; que deben proteger y ayudar a los que son más débiles que ellos; que el bienestar de la comunidad humana depende de cada uno de nosotros ya que cada persona puede ser el héroe del cuento de su vida.


15 comentarios:

MarianGardi dijo...

En muchos cuentos llevan velada la enseñanza, como Cenicienta, Los siete enanitos.
Cuando la enseñanza Universal era necesario velarla, se contaban historias con dobles lecturas de muy variados generos. Así pasó en obras de teatro como la Divina Comedia de Dante, en operas como Persifal de Richard Wagner, cuentos como la Cenicienta, cine como en Matrix, el arte se presta para velar el significado que nuestro cerebro biológico o Mente un 10% consciente, no puede comprender, porque no esta hecha para comprender lo que no le transmiten sus cinco sentidos.
Un abrazo fraternal de almas

MarianGardi dijo...

Ahora es al revés ahora estamos desvelando secretos, misterios.

Luis dijo...

Los niños han perdido la magia de la narración de historias que por tantos años eran una forma de acercamiento entre generaciones.

Tendriamos que volver a la lectura, a la entretención; y gracias a la fantasía de los pequeños ellos puedan viajar a mundos imaginarios.

Ximena dijo...

Es importante que los niños nunca pierdan “el asombro”, gracias a entretenidas lecturas de cuentos magicos se cumplen los hermosos sueños y fantasías que sólo pueden caber en la imaginación de aquéllos.

Ramiro Jordan Alvares dijo...

El niño distingue muy bien la realidad del mundo y su juego, a pesar de la carga de afecto con que lo satura, y gusta de apoyar los objetos y circunstancias que imagina en objetos tangibles y visibles del mundo real. Este apoyo es lo que aún diferencia el jugar infantil del fantasear. El poeta hace lo mismo que el niño que juega: crea un mundo fantástico y lo toma muy en serio; esto es, se siente íntimamente ligado a él, aunque sin dejar de diferenciarlo resueltamente de la realidad

Brahma dijo...

Para los niños una fuente esencial es el descubrimiento de la literatura infantil, cuyos cuentos populares, relatos de aventuras, rondas y poesías, le ayudan a recrear y potenciar su fantasía.

Alcira Handal dijo...

La literatura infantil, aparte de ser una auténtica y alta creación poética, que representa una parte importante de la expresión cultural del lenguaje y el pensamiento, ayuda poderosamente a la formación ética y estética del niño, al ampliarle su incipiente sensibilidad y abrirle las puertas de su fantasía.

Melissa dijo...

Las joyas literarias más codiciadas por los niños son los cuentos fantásticos, que narran historias donde los árboles bailan, las piedras corren, los ríos cantan y las montañas hablan. Los niños sienten especial fascinación por los castillos encantados, las voces misteriosas y las varitas mágicas

Lolita dijo...

Un día, una madre angustiada se dirige al padre de la Teoría de la Relatividad para pedirle un consejo: ¿Qué debo de leerle a mi hijo para que mejore sus facultades matemáticas y sea un hombre de ciencia? Cuentos, contestó Einstein. Muy bien, dijo la madre. Pero, ¿Qué más? Más cuentos, replicó Einstein. ¿Y después de eso?, insistió la madre. Aún más cuentos, acotó Einstein.

Alicia dijo...

Los poetas, sabios y niños, conocen los dones que los cuentos populares otorgan a los humanos para que éstos no pierdan el enlace con el maravilloso mundo al que tuvieron acceso en un tiempo remoto, y que aún siguen añorando.

Dimensión mágica a la que se refirió Alexander Solzhenitsin en su discurso de agradecimiento por el Premio Nóbel de Literatura, que se le concedió en 1970: "Hay cosas que nos llevan más allá del mundo de las palabras; es como el espejito (diría también Alicia mirándose en el espejo inventado por Lewis Carrol) de los cuentos de hadas: se mira uno en él y lo que ve no es uno mismo. Por un instante vislumbramos lo inaccesible, por lo que clama el alma".

Pedro dijo...

Para que la literatura infantil guste y funcione como tal es necesario que esté anclada en el lenguaje infantil, y que el escritor que quiera acercarse a los niños por el camino del arte debe interiorizarse en el desarrollo idiomático de éstos, con el fin de no incurrir en el error de hacer una mala literatura a nombre de "literatura infantil".

Red. dijo...

Como le contaba cuentos a mi nena mayor!! la segunda ya me agarró cansada. Besos!

Belkis dijo...

Yo creo que los cuentos ayudan mucho tanto a los niños como a los mayores. Siempre traen alguna moraleja, alguna enseñanza, algún punto para reflexionar. Que la magia de los cuentos no nos abandone nunca.
Encantada de pasar por tu casa Janeth después de algún tiempo algo alejada.
Mi cariño de siempre.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Los cuentos tan simbólicos...
Si supieramos enseñar bien a los niños a través de ellos, quizá todo iria mejor.
Hay que desprender para aprender a vivir.


FELIZ PASCUA.
UN ABRAZO.

MAJECARMU dijo...

Janeth,creo,que los cuentos,que mi padre me contaba y los que leía en el colegio fueron la base de mi poesía...Los cuentos llevan la magia,que nos dá alas para sobrevolar las circunstancias de la vida.
Mi gratitud y mi abrazo inmenso siempre,amiga.
M.Jesús