La tristemente famosa torre de Babel fue imposible seguir construyéndola, simplemente porque nadie se entendía. Y nadie se entendía porque, según nos cuentan, el hombre pretendió alcanzar el cielo con la vana soberbia de hacerlo con sus medios humanos materiales. Y ese mito, tan antiguo, tiene hoy la mayor vigencia y actualidad.

6 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Janeth,muchas veces he pensado lo que nos dices en tu post,amiga.
El hombre con las nuevas tecnologías ha construido edificios,naves espaciales,puentes,parque temáticos y la comunicación al instante en las diversas partes del mundo.Además sabe idiomas,que le permiten el entendimiento...Sin embargo su espíritu está falto de valores,y esto impide la solidaridad,la generosidad y la unidad de las naciones...
Mi gratitud por compartir y mi abrazo grande,amiga.
Feliz semana.
M.Jesús

moderato_Dos_josef dijo...

Yo nno me entiendo con nadie y todos hablan mi idioma; así que ya ves jajajaja.

Besos Janeth.

Myriam dijo...

Asi es querida Janeth: soberbia e incomunicación, dos males de nuestro tiempo.

Besos

Asesino De Leyendas dijo...

Para tocar el cielo sólo necesito alzar los brazos... más nada

Besos

ANTIQVA dijo...

Lo que esta claro, amiga, es que para alcanzar el cielo no sirven las escaleras ni las torres...

Un abrazo, Janeth

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Si no hay la Luz del Alma fluyendo desde el corazón y una mente nueva desde los átomos del universo creador, nada es posible.
La Causa de todo desatre es moral.
Siempre repeimos los mismos errores, deberíamos sentir verguanza de sbno swentir la maravilla de la Naturaleza como Maestra de Sabiduría.

Un abrazo