Nuestra maestra: ¡la vida!


Es fundamental entender que lo que nos pasa tiene una razón, y que el destino, la vida, los dioses, o como se quiera llamar al encadenamiento de causas y efectos, no es una casualidad caprichosa.

Para salir victorioso de una prueba, por difícil que nos resulte en principio, hay que conocer sus causas, las muchas causas que desembocan en el efecto presente.

Conocer las causas es el primer paso necesario para llegar a las soluciones. Pero el solo conocimiento no es suficiente para resolver un problema.

Ese conocimiento, que no va más allá del plano racional o que, como mucho, produce un cierto impacto emocional, se esteriliza si no sigue la vía natural hasta llegar a la acción.

El segundo paso indispensable para que el karma cumpla con su misión formadora del ser humano, es entrar en acción.

Karma: según la filosofía hindú es la ley que enlaza las causas con sus efectos correspondientes, de modo que toda acción genera su reacción o efecto.

Sabemos que estamos ante una dificultad en la vida. Hemos analizado las posibles causas. Ahora hay que preparar un plan de acción y ponerlo en práctica. Sobre todo, ponerlo en práctica. 

No importa que el plan ideado no sea perfecto y que no acabe con los problemas. Es mejor equivocarse en la acción que permanecer inactivo por miedo a equivocarse. El que se equivoca, pero actúa, integra dentro de sí el ejercicio del movimiento, de la marcha, rompe la inercia y combate el miedo. Y aún más: desarrolla la inteligencia como para poder reconocer paulatinamente cuáles son las decisiones mejores y más acertadas.

23 comentarios:

Raul Miranda dijo...

A cada uno le corresponde vivir su propia vida y caminar por su propio camino

Janeth dijo...

Así es....Cada cual en la vida tiene su camino, su destino, y en ese transitar de paso por estos lares, recogiendo cada cual sus experiencias y vivencias, el alma va realizando su aprendizaje personal, el que necesita en estos momentos.

Melissa dijo...

Si nosotros pudiésemos entender, pudiésemos no solamente entender qué digo, pudiésemos vivir profundamente, pudiésemos sentir que realmente todo está encadenado, que hay causas y que hay efectos, entenderíamos muchas cosas, entenderíamos el por qué a veces nos ocurren algunas cosas y el por qué ocurren otras.

Lolita dijo...

Hay que saber dónde se quiere llegar, pero paso a paso, lentamente, y sin, digamos, planificarlo demasiado. Si sabemos estirar nuestra mano, siempre va a haber algún Angel bondadoso, real o soñado, que cogerá nuestra diestra y nos ayudará en el camino.

Carolina dijo...

Todo lo que sucede en nuestra vida, son los esfuerzos que realiza el alma para hacer aflorar su oculto potencial, ese que se encierra en la semilla que enterrada en la tierra, dia a dia, se abre paso hacia la luz

MAJECARMU dijo...

Mi querida Janeth,gracias por tus palabras.
Me encanta tu post,por el impulso y la esperanza,que nos deja.Hemos de reflexionar siempre en las circunstancias,la lección,que nos dejan y seguir adelante,aunque a veces estemos confusos,sin saber qué camino elegir...Lo importante es seguir aprendiendo,intuyendo y vislumbrando la vida.
Os dejo por un tiempo,pero volveré.Os echaré de menos,he de seguir compartiendo letras y amistad...Gracias siempre por tus excelentes posts,que nos dán luz,nos impulsan y alientan,amiga.
Mi abrazo inmenso y hasta pronto,Janeth.
M.Jesús

Martin dijo...

Una persona fuerte analiza las situaciones difíciles y reacciona ante ellas de un modo que contrarresta el impacto negativo. El análisis nos ayuda a ver la situación objetiva y desapasionadamente, como diría alguien “desde arriba”, desde una perspectiva más racional que emocional, y esto nos da la posibilidad de reaccionar conducidos por la luz de la inteligencia y el valor.

Ramiro Jordan Alvares dijo...

En cualquier circunstancia de nuestra vida, la actitud de querer aprender de todo lo que nos sucede, para seguir creciendo y desarrollando nuestras potencias es fundamental, esto la convierte en un medio, que nos va haciendo más fuertes, por nuestra reacción positiva ante este aprendizaje de la vida.

Pedro dijo...

Puesto que todos estamos aprendiendo a vivir y a relacionarnos, cada vez con menos egoísmo, unos con otros, la generosidad, el respeto y la buena voluntad, se hacen indispensables en esta Escuela de la Vida que compartimos, por algo y para algo.

Mahatma dijo...

Karma es aquella ley invisible y desconocida que ajusta sabia, inteligente y equitativamente cada efecto a su causa, haciendo remontar ésta hasta su productor. Aunque incognoscible, su acción es perceptible.

Alcira Handal dijo...

Janeth esta tu entrada claramente nos explica que nosotros mismos nos hemos hecho lo que somos, por actos anteriores; y que formamos nuestra eternidad futura con las acciones presentes. No existe otro destino fuera del que nosotros mismos determinamos. No hay salvación ni condenación alguna, excepto la que nosotros mismos nos originamos.

Janeth dijo...

Asi mismo es amigos queridos; el destino que cada hombre, desde que nace hasta que muere, está tejiendo hilo por hilo en torno de él, como la araña su tela....

Juan Meriles dijo...

Nada hay determinante por completo ante una voluntad sana y que, en ejercicio, aprende a superar día a día las dificultades

Esculapio Hijo del Sol dijo...

janeth infinitas de gracias por tu bella visita a mi blog.Con respecto a tu post la vida es nuestra maestra que nos enseña a conocer cada etapa y cada suceso. y los resultados de cada una de estas.Amiga que las estrellas iluminen a tu alma.Roxana Miriam González de la Ciudad de Rosario

censurasigloXXI dijo...

Amiga mía, mucho me ha gustado eso de poner en práctica porque eso sí se hacerlo... se me da muy bien, planear y actuar.

Un abrazo bien gordo y un café.

Rochies dijo...

amiga, una vez más hemos coincidido.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Cada paso es una lección exccelente que no debemos desaprovechar y así llegar a tener Matrícula de Honor.



Un abrazo.
Gracias.

David C. dijo...

A seguir intentando entonces.
Saludos
David
Pd: Mi nuevo blog es http://observandocine.com
Visitame.

MarianGardi dijo...

La vida es la tierra donde tantos maestras y maestros nos enseñan para bien o para mal.
Todos somos maestros de todos.
Un abrazo de amor y paz querida Janeth

sunny dijo...

Nuestras acciones son actos de amor por la vida.

cariños!!

Adriana Alba dijo...

Causa y efecto.
Acción/reacción.

en ésta fórmula, está la clave.

Gracias Janeth.

Juglar dijo...

¡Cuánta sabiduría nos traes en esta entrada!
Tengo claro que prefiero equivocarme, una y otra vez, por elecciones incorrectas antes que arrepentirme de no haber hecho nada.
La falta de acción "paraliza" el alma,
Un abrazo cariñoso.

Myriam dijo...

y no hay mejor...