Sera que podemos cambiar la sociedad?......


Estando con una amiga del alma, conversando,...le pregunte,.... Sera que podemos cambiar la sociedad?,....y ella me respondió algo como esto,....Que podemos, es indudable. En caso contrario, daríamos la razón al determinismo. 

El determinismo genético, por ejemplo, el más agudo de nuestros días, sería responsable de nuestros actos. No es así. Se trata de un error. 
Gozamos de un poder que, aunque limitado y gradual, nos pertenece. Y no es otro que la libertad. 
Si queremos, por tanto, podemos cambiar el estado de cosas actual. 

Se me ocurre en estos momentos, que la mayor parte de nuestros errores proceden de la voluntad. 

Y debemos cambiar las cosas. Incluso si viviéramos en un mundo de autocomplacencia, podríamos mejorar. 

Pero es que, además, en modo alguno este mundo es satisfactorio. 

No es cuestión de hacer una lista de calamidades. A la vista de todos; están las guerras, la pobreza extrema, la injusticia en el reparto de los recursos o la ignorancia a la que se condena a buena parte de la humanidad.


10 comentarios:

ANTIQVA dijo...

Creo, amiga, que solo en nuestro interior podemos ser, o no, libres...

En la vida, como que no... Como que estamos demasiado condicionados

Un abrazo fuerte, Janeth

Carolina dijo...

Hay amiga, la verdad es que planteas cosas mas que difíciles,...yo creo que toda la voluntad del mundo tendría que volcarse, vivimos en un mundo de egoismo y autosatisfaccion que la gente difícilmente pensaría en darse en bien del otro, para mi es una tarea casi imposible

censurasigloXXI dijo...

Si supiéramos la fuerza que tenemos como indivíduos y como conjunto de ellos, nos daríamos cuenta que el único refrán que rompe el determinismo es "La unión hace la fuerza". Incluso si ello pudiera llegar a considerarse determinante, hay que plantarle cara.

Si quienes provocan esas catástrofes probaran de una gran masa diciendo NO o SÍ a sus pretensiones, comenzarían con la fuerza, pero ni siquiera ella ha ganado nunca, son más los rebeldes "indeterministas" que las armas que ellos portan, sean psicológicas o asesinas.

Un buen tema, compi.

Alcira Handal dijo...

Nos estamos acostumbrando a pensar que “el mundo tiene que cambiar” y apartamos –como si una idea apestosa fuera- la posibilidad de cambiar nosotros.
¡Ahí nos duele a todos! Porque… ¡qué fácil es desear con todas nuestras fuerzas que el mundo –y sus habitantes- cambie mientras contemplamos la vida desde el sillón de la sala y frente a la televisión!

Soledad dijo...

¿Cambiar el mundo? Con no poco cansancio he llegado a la ciénaga donde habitan la decepción y el desencanto y no me gusta sentirme así, quiero hacer algo por mí misma para cambiarlo, para cambiarme.

Luis dijo...

La HUMANIDAD con mayúsculas se compone de Humanos con minúsculas, como yo mismo, una hormiguita más cuya labor puede llegar a formar parte del ejército que salve el hormiguero…de sí mismo.

Lolita dijo...

El mundo no sé si podrá cambiar, pero yo desde luego, sí que puedo cambiarme a mí misma. Le llamo aprendizaje, evolución o crecimiento, tanto da. Lo que me importa es tener la convicción de que el cambio es posible. Y sí, sí que intento convencer a los demás de ello

Brahma dijo...

Todo el mundo piensa en cambiar a la humanidad. Casi nadie piensa en cambiarse a sí mismo.

Janeth dijo...

La razón de la vida es vivir en dicha no en lucha. Hoy por hoy pareciera que las mujeres, por el rol multifacético que desempeñamos en la sociedad, vivimos en lucha con el marido, los hijos, el tráfico, con todo porque no estamos en equilibrio sino desbordadas, con sentimientos de culpa, con ansiedad, con estrés.
Hemos hecho que lo natural sea temporal y lo temporal cotidiano. Creemos que estar ansiosas es lo natural, hemos entendido que estar ocupada es sinónimo de éxito.
Todo cambio requiere de mucha fortaleza y seguridad en lo que estás haciendo, porque sin duda vas a encontrar muchísima oposición. Las personas no queremos que los demás cambien, ¡si nosotros mismos no queremos cambiar! Pero lo interesante es que cuando yo cambio, es decir, mi manera de ser, mi manera de visualizar el mundo, de percibir, de tratarme y tratar a los demás, automáticamente el mundo cambia.

Gemma dijo...

Una entrada muy interesante, Janeth, claro que es difícil cambiar esta sociedad, pero empezando cada uno por sí mismo, quién sabe lo que se podría conseguir.. mejorar la relación con los demás, ser más solidarios, más tolerantes y respetuosos, hay tantas cosas que cambiar en nosotros mismos.. y es cierto lo que ya te han dicho por aquí, cuando uno empieza a cambiar, también empieza a ver cambios a su alrededor! Un abrazo amiga!