...Ya casi terminando el año..



Es bueno terminar el año estirando una vez más los músculos del alma para ver si alcanzamos esa soñada perfección a la que presumiblemente estamos destinados y, mientras tanto, aceptar con alegría todas las pruebas que nos depare el Destino para demostrar así nuestra fortaleza y nuestra capacidad de evolucionar hacia aquello que nos llama con todas las voces, con todos los nombres, con todas sus formas, con todos sus misterios.

Todavía nos falta presenciar el más fantástico de los fenómenos parapsicológicos: el del hombre liberado a pesar de sus cadenas, el del alma que busca su destino a pesar de la capa de materia que la aplasta, el de la Verdad siempre renovada surgiendo de entre dudas y mentiras, como ave fénix que encuentra en las cenizas el símbolo de la propia reconstrucción.

3 comentarios:

Myriam dijo...

Maravillosos deseos para culminar un año y recibir otro.
Qué bien lo has dicho, con tanta poesía y amor.

Qué se nos cumplan estos deseos, Amén
a sabiendas de que cada uno de nosotros tiene que poner de sí
para que suceda.

Falta un poco pero ya te estoy deseando Muy Feliz Navidad para ti y los tuyos y desde3e luego, el mejor de los años nuevos.


Besos, querida Janeth

maría del rosario Alessandrini dijo...

Sí, ojala que el alma se libere y vuele en busca de esos hermosos misterios. Dios nos acompañe en estas fiestas, bendiciones para ti Janet.
Te abrazo

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Vuelo hacia la nobleza, la fidelidad, la alegría y la libertad.

Un Abrazo.