Alquimistas


Existen tres clases de alquimistas – dijo mi maestro, aquellos que son imprecisos porque no sabe de lo que están hablando; aquellos que lo son porque saben de lo que están hablando, pero también saben que el lenguaje de la Alquimia es un lenguaje dirigido al corazón y no a la razón.

Y el tercer tipo,... son aquellos que jamás oyeron hablar de Alquimia pero que consiguieron, a través de sus vidas, descubrir la piedra filosofal.


Y de este modo, mi maestro que pertenece al segundo tipo, decide darme clases de Alquimia. Descubrí entonces que el lenguaje simbólico que tanto me irritaba y desorientaba era la única manera de alcanzar el alma de mundo, o lo que Jung llamo el “Inconciente colectivo”

Descubrí el sendero espiritual y las señales de Dios, verdades que mi raciocinio intelectual se negaba a causa de su simplicidad. Descubrí que alcanzar la gran obra no es tarea de unos pocos, sino de todos los seres humanos de la faz de la tierra.

Es evidente que la Gran Obra no siempre viene bajo la forma de un huevo o de un frasco de líquido, pero todos nosotros podemos- sin lugar a dudas sumergirnos en el alma del mundo.


Para completar e ilustrar lo que mi maestro quería decir con lo del tercer tipo de alquimistas, vale la pena recordar una historia que el mismo me contó….


Nuestra señora con el niño en los brazos decidió bajar a la tierra y visitar un monasterio.

Orgullosos, todos los sacerdotes formaron una larga fila, y uno a uno se acercaron a la virgen para rendirle homenaje.

Uno declamo bellos poemas, otro mostró iluminaciones que había realizado para la Biblia, un tercero recito los nombres de todos los santos.

Y así sucesivamente, monje tras monje, fueron venerando a nuestra señora y al niño Jesús.

En ultimo lugar de la fila había un monje, el mas humilde del convento, que nunca había aprendido los sabios textos de la época.

Sus padres eran personas humildes, que trabajaban en un viejo circo de los alrededores, y todo lo que le habían enseñado era lanzar bolas al aire haciendo algunos malabarismos.


Cuando llego su turno, los otros monjes quisieron poner fin a los homenajes, pues el antiguo malabarista no tendría nada importante que decir o hacer y podía desacreditar la imagen del convento. Pero en el fondo de su corazón, el también sentía una inmensa necesidad de dar algo de si a Jesús y a la virgen.


Avergonzado, sintiendo sobre si la mirada reprobatoria de sus hermanos, saco algunas naranjas de su bolsa y comenzó a tirarlas al aire haciendo malabarismos, que era lo único que sabia hacer.


Fue en ese instante cuando el niño Jesús sonrió y comenzó a aplaudir en el regazo de nuestra señora. Y fue hacia él a quien la virgen extendió los brazos para dejarle que sostuviera un poco al niño.


Fragmentos de El Alquimista de Paulo coelho

16 comentarios:

Velo de Isis dijo...

Es una bella historia, es que las cosas mas simples son las que mas alegran los corazones sensibles amiga que hermosura de texto la alquimia una ciencia que transmuta, y convierte lo denso en sutil....bellisima entrada

mimbre dijo...

Hola Janeth...
Es necesario que existan miles de alquimistas, para trasmutar tanta negrura en luz, purisima luz de amor y verdad¡¡ Los tiempos se acortan, el cambio esta más cerca de lo que pensamos...
Un abrazo enorme y gracias por esta caricia y por tus palabras, AMIGA¡
Osvaldo

leoriginaldisaster dijo...

tenngo que leer otra vez ese libro, no me acuerdo de esta histori...
gracias por compartir estas cosas janeth
linda historia que cada cual tiene su sitio en el planeta, lo que realmente importa es el amor que pongamos en cada uno de nuestros actos(y hablo de amor universal, no personal;))

besitos muchos amiga
es un tesoro el conocerte^^

Winding Moon dijo...

No hay que dejarse guiar por los demás. Hay que demostrarle al mundo de lo que somos capaces, aunque tengan poca fe en nosotros, aunque nos miren con caras raras o así nos pongan todos los impedimentos del mundo. Jamás debemos avergonzarnos de lo que somos. Porque todos y cada uno de nosotros somos únicos y no debemos cambiar por nada ni por nadie y menos para dar gusto a los demás.

Lindo fragmento del libro. Un besito amiga =)

Shanty dijo...

Es una gran lección: a veces los espíritus humildes son los que más tienen que dar. Lo más importante es lo que se da con Amor, desde el corazón y con una intención buena.
Te dejo un abrazo.

Soy la que soy dijo...

El sabio Coelho se encuentra entre mis escritores predilectos... siempre hallé refugio en sus palabras.

Guardo con mucho cariño un fragmento del Alquimista que me regaló un ángel en la Tierra... por tanto he conocido la Alquimia a través de la obra de ciertas personas que me encontré en el camino...

Preciosa historia que me deja pensando en cuánto no hemos de trasmutar para encontrar la sencillez de lo que nos rodea... fuera de velos e ilusiones ...


Recibe mi abrazo por refrescarme de nuevo la memoria.

Y besos...los que quieras.

Janeth dijo...

Hola amiga Velo de Isis, de tanto tiempo bienvenida al blog, que bueno que vuelves, ya me pase por tu blog, tus textos muy instructivos como siempre, cada uno tiene en sus manos la posibilidad de ayudar a construir un mundo más cristalino.

Janeth dijo...

Osvaldo, es grato saber que estas aqui, gracias siempre por tus palabras, sabemos que podemos cambiar las cosas.

Podemos transformar esta realidad.

La magia interna existe.

Modificar el rumbo sólo requiere de una simple cuestión de actitud que abre las puertas a una nueva percepción sobre la vida.

Janeth dijo...

Hola Leo mi amigo, en verdad que es una bellisima historia, a mi me encanto, y por eso la transcribi al blog, esta en las primeras paginas del libro, en el prologo que hace Coelho antes de la novela, la historia del aprendiz de Alquimista, Santiago, es una novela que muestra en simbolos el camino de todo iniciado, y tal ves eso, es lo que mas me gusta de su obra, que en su historia nos cuenta lo adverso y a la ves lo encantador que puede ser este camino.

Janeth dijo...

Winding Moon tienes mucha razon, ser uno mismo es el mayor tesoro que tenemos, y veces las cosas sencillas son las que mas nos sartisfacen, ahi esta la magia de la vida....

Janeth dijo...

Shanti amiga que bonitas palabras, con una certeza impecable, aqui te dejo una sabias palabras del Maestro Dalai Lama....

A través de la paz interior se puede conseguir la paz mundial. Aquí la responsabilidad individual es bastante clara ya que la atmósfera de paz debe ser creada dentro de uno mismo, entonces se podrá crear en la familia y luego en la comunidad."
- Dalai Lama -

Janeth dijo...

Mi querida Soy, es lindo leer las bonitas palabras que siempre me escribes,......

Tú eres luz y también camino, no dejes de marchar cuando no lo hay, deja que tus pies abran el tuyo, ni te detengas cuando se hace oscuro, ilumina tu andar con la luz que existe en ti mismo.

La oscuridad más terrible no es la que te rodea, sino la que te habita, y la luz mas bella no es la que te ilumina desde afuera, sino lo que asoma a tus ojos, desde adentro.

No exijas más luz que la necesaria para ver lo necesario. Ni mas camino que para andar esta jornada.

El camino mas malo no es tan malo, si por él vas a tu meta. Y el camino mas bueno no es tan bueno, si por él no llegas a destino.

No sabrás si hay luz mientras tus ojos no se han abierto, ni sabrás que hay camino mientras tus pies no hayan andado.

Si arde encendida la lámpara en tu interior, caminarás en la luz en medio de tinieblas, si tu lámpara interior se apaga, en medio de la luz, caminarás a oscuras.

Y ahí, en ese terreno cotidiano, iras descubriendo que cada ser, es maravillosamente distinto, único, mágico, excepcional, y a la vez igual a todos los demás.

Soy la que soy dijo...

Graciasssssssss

MÓNICA dijo...

Excelente mensaje y enseñanzas no sdejas en estas palabras... pero es tan complicado sentir sin pensar...o lo hacemos complicados nosotros verdad???
un abrazote

Janeth dijo...

Mi querida Monica es un verdadero placer saber que estas aqui, llegará un momento que todos tendremos acceso a todo, incluso a nuestros pensamientos.. Nuestro espiritu será visible..como todo lo que somos..
Porque estaremos viviendo desde lo que somos, mas que lo que aparentamos que SOMOS....

Belkis dijo...

"Las cosas simples son las mas extraordinarias, y solo los sabios consiguen verlas". Donde menos nos esperamos está la llave que abre la puerta para hacer cosas grandes. Un placer pasar por aquí. Siempre me nutro con tus mensajes.
Besitos