En la noche oscura del alma


En el proceso del despertar de la conciencia, como en todas las iniciaciones, pasamos por lo que algunos llaman, la noche oscura del alma, o lo que en mi caso llamaría, atravesar un desierto; como sea que lo llamemos, hemos dado un "salto al vacío".

En este punto, sólo nos queda aferrarnos a nuestro centro, mantener el norte, aunque no sepamos cómo dirigirnos hacia él, y a pesar de nuestra angustia, dudas y miedos, sólo queda entregarse... morir a nuestros viejos esquemas, para así permitir el florecimiento de lo nuevo; al igual que en los procedimiento alquímicos para que se dé la trasmutación del metal, primero ha de pasar por la putrefacción.

Pero, ¿cómo morir concientemente?, ¿cómo entregarnos?, ha de ser desde el corazón! Sin embargo como llegar hasta él!; se nos ha enseñado el camino de la mente, pero el del corazón?, entre mas "pensemos " más nos perdemos, quedando presos de nuestros miedos, a merced de la inercia, que intenta llevarnos a nuestro estado anterior "más cómodo, conocido y aparentemente seguro", entonces se desata una lucha interior, hay que dar el paso y no sabemos cómo, al final tras nadar en contra de la corriente estamos agotados; el morir-renacer desde el corazón, es por el contrario un proceso fácil, no implica lucha sólo entrega..., no es resistencia, es flexibilidad...

Hace falta mirarnos en nuestra justa dimensión, re-conocernos en nuestro dolor (que es fuego trasmutador ), sincerarnos con humildad y responsabilidad (que es amor), permitir el desintegrarnos, llorar lo que sea necesario y sobretodo, confiar, el fuego del dolor a la luz del amor es la alquimia de la conciencia...

Entonces con humildad "pido" , me "re-conozco", hago mi dolor "verbo" y así al pedir me alineo con el alma, o lo que es lo mismo, puedo emitir y recibir; al "re-conocerme"es decir mirarme con sinceridad y humildad dejando a un lado el ego, activo mi 6º centro que es visión interior; a la luz de la sinceridad que es verdad y que parte de la mirada de un corazón humilde, con responsabilidad que es el reconocimiento vivo del propio ser, entro en el caudal de la energía de amor sabiduría, la luz del alma, consiguiendo ascender al lenguaje del corazón que es amor; al hacerlo "verbo" implico concientemente la energía de la inteligencia activa de la humanidad, como el relato del génesis, para el proceso de creación (nacimiento) se necesita del verbo "...y el verbo se hizo carne y habitó entre nosotros...".

Solo nos queda "confiar", es decir volver al corazón, la confianza es intuición verdadera que nace de un corazón sereno.

Por este medio descubriremos nuestra llama interna que ilumina "la noche oscura", que es agua viva para atravesar el desierto, entonces ya no caemos más al vacío, ahora podemos volar.

El acero se ha templado al fuego del dolor para aportar nuestra propia nota a la sinfonía de la vida.

23 comentarios:

leoriginaldisaster dijo...

que grandeza querida amiga!!!
gracias por compartir tales reflexiones Janeth.

Yo pienso que el corazon siempre camina, pero con nuestra mente aprendemos mecanismos para no querer caminar con él... algo así.
A lo que me voy es que aprender a caminar con el corazon es simplemente, estar.. ser.. sinceramente^^ VIVIRTE

un gran abrazo con todo mi cariño amiga:)

Antiqva dijo...

Amiga, me llama la atencion tu claridad de ideas y tu valentia...

Si, es cierto.

Un fuerte abrazo, Janeth

Janeth dijo...

Mi querido amigo Leo la mente es un puente entre ambos, es la manera a través de la cual elaboramos lo que sentimos. Si la mente es despierta, nos lleva directamente a la trascendencia del ser espiritual; si la mente se enclava en la irrealidad, nos aleja de nuestra naturaleza y nos juega malas pasadas.

Por eso nosotros pensamos que las cosas que nos ocurren, enfermedades, muertes, penas, catástrofes, pobrezas, son pruebas para crecer. En el fondo, son la forma a través de la cual nosotros sentimos, a partir de ello pensamos, reflexionamos y por último se llega a la conclusión correcta: el ser espiritual es el real.

Janeth dijo...

Antiqva muchas gracias, yo creo que el dolor, ese vehiculo que tenemos para aprender es el responsable de la claridad de mis ideas, existen momentos en la vida para aprender lecciones.... y así una y otra vez...en este espiral de experiencias, solo que ahora es en otro nivel, creci, aprendi ...y ahora voy superando eso, y viene otra lección..y así.....
Ojalá esto tenga sentido para tí, resuene en tu corazón...y si no es así....respeto... los tiempos de uno no son los de otros...y respeto al ritmo de cada uno....

Sofia dijo...

A veces la oscuridad nos asusta, y tratamos de aferrarnos al borde el miedo nos hace dudar, pero debemos ser fuertes y confiar en nosotros, como bien dices entregarnos.

Alicia dijo...

Gracias Janeth de todo corazón... agradezco tu existencia, tu honestidad y tu amor hacia la vida y los demás...
tus palabras esta mañana son como la miel para el insecto... son puro alimento... y resuenan y conmueven las paredes de mi corazón...
besos

Raul Miranda dijo...

Sin duda una dura noche...me gusta como lo has descrito. Felicidades

Brahma dijo...

Gracias Janeth...

No hay noches eternas que nublen la Vida de quien reconozca el amor en cosas pequeñas...

El beso de un hijo, la sonrisa plena, confiada de alguien que muestra la paz de su alma...

Difrute un aroma... una flor... un poema...

La noche es oscura y a cada noche le sigue una aurora... con colores intensos...quietud en el alma... entrega a la Vida y a sus instantáneas: de color de formas o de sentimientos...
el amor aflora...
amanece el alma...

Melissa dijo...

Ay Janeth, yo sé que siempre digo lo mismo, pero me "apasiona" leerte y absorver todo lo que encuentro aquí escrito, me hace bien... muy bien...

Me voy reflexionando, como siempre!

Un beso enormeeee!

Ramiro Jordan Alvares dijo...

Es asi, asi lo siento y asi lo canto.

Despojados siempre, dadores, preparados para el viaje.

Te abrazo Janeth, con toda el alma.

Luis dijo...

Este escrito que has preparado Janeth, sin duda es para volar las estructuras de la mentira, lo fatuo y fútil de la sociedad humana...
Muy hermoso tu pensamiento y muy prometedor. Podremos ir madurando como seres humanos y admitiendo nuestra derrota como superhumanos y reconociendo nuestra esencia como meros eslabones en la cadena del adn. Me contaba mi hijo ayer que según Carl Sagan, el cerebro humano nació porque el adn se quedó pequeño para la cantidad de información necesaria, que luego surgió la necesidad de la escritura, de las bibliotecas y que mas pronto o mas tarde pensaremos conectados a internet directamente... Decía él que entonces no será fácil engañar a la gente, al tener todos la información... pero, pensando en China, no lo veo tan claro... Y, mientras, nuestro espíritu ¿cómo queda?

Janeth dijo...

SOFIA, la oscuridad , el desierto son caminos obligados.. yo prefiero llamarlos desafíos...Estonces respiro y me aferro a LO ESENCIAL, que es lo unico que me mantendrá alerta, conscientes, amando y disfrutando...!

ALICIA...tu Ser sensible te ha tocado, lo has sentido, lo has respirado. Hoy la vida te abre puertas y ventanas, para que mires a través de ellas y a la vez te observes por ellas.
Hoy no hay vuelta atrás...ya descubriste un camino. Ese puede ser caminado por distintos senderos... escoje escuchando a tu corazón, como hiciste hoy!
Gracias por esta tremenda oportunidad de conocerte...!

RAUL... gracias por tu visita, me ha gustado mucho la magia de tus palabras y tu blog..
Nos mantenemos cerca, vale??
Te doy la bienvenida a mi sendero!

BRAHMA... noto que nuestra postura es similar, incluso nuestro andar en la vida...deseo aprender de ti!
Gracias por tu presencia en mi espacio...!

CON AMOR A TODOS...UN ABRAZO,
JANETH

Janeth dijo...

MELISSA...amiga linda, estamos bien compensada si piensas asi... Disfruto de tus palabras, de tu sitio de igual forma!!
Te abrazo y comparto contigo!
Gracias....

Janeth dijo...

RAMIRO gracias en verdad por escribir, que bueno que asi lo entiendas amigo un placer saludarte y vuelve siempre a mi sendero
Besitos miles
Janeth

Janeth dijo...

LUIS llegará un momento que todos tendremos acceso a todo, incluso a nuestros pensamientos.. Nuestro espiritu será visible..como todo lo que somos..
Porque estaremos viviendo desde lo que somos, mas que lo que aparentamos que SOMOS....
Gracias por tu reflexion...
Agradezco siempre tu visita...

Juan Meriles dijo...

...dar final a los viejos esquemas, eso que tan difícil nos parece es la clave Janeth.
Logrado esto, que venga el nuevo florecimiento a nuestras vidas es solo cuestión de tiempo...

Fuerte abrazo amiga y un lindo fin de año.

Lolita dijo...

Te leo con interés, Janeth. Mi experiencia personal me dice que es preciso morir cien veces, para renacer otras tantas.

Alcira Handal dijo...

A veces pienso que el universo entero se compone de sonidos, de letras, de palabras, que la palabra lo crea todo, que es lo que da realidad a la materia y al sueño

Janeth dijo...

Juan...de pronto algo nos pasa..y caen los paradigmas...caen las estructuras, y vivimos la sequia del desierto...es entonces el momento...solo que TIENE QUE PASARNOS ALGO... asi de testarudos somos!...y de a poco vamos aprendiendo...
Un abrazo y gracias

Lolita... Gracias por tu visita y tu interés por mi sendero... es un honor!!
Un abrazo en frecuencia.....

Alcira, que alegría que te pases nuevamente por aqui...el universo contiene todo eso que dices... y mas, y mas, y mas....
Te beso mi amiga...

Myr dijo...

No se puede experimentar la luz, si primero no se ha conocido la noche.

NO se puede llegar a la Fuente Eterna, si primero no se ha pasado por la experiencia del desierto.

Este es, sin duda, el camino del héroe.
Besos y ya te lo dije, peor lo repiuto, me gusta much´simo como has armado este blog. Te deseo éxitos desde el fondo de mi corazpon.

Janeth dijo...

Gracias Myr se que tus deseos son de corazon, y aprecio mucho tus palabras, se que eres una hermosa mujer llena de cosas lindas en tu corazon y de veras aprecio muchisimo ser tu amiga

Besitos siempre
Janeth

Madame Alasnegras dijo...

Gracias por enseñarnos. Pensé que solo pasábamos noches oscuras del alma, al morir en esta vida.

Belkis dijo...

El camino es difícil pero siempre hay esperanza para el peregrino que sufre. El sufrimiento profundo y las experiencias de lo trágico son parte de la vida de cada persona. Las limitaciones de nuestra condición humana y las fuerzas destructivas presentes en el mundo con frecuencia atacan nuestra fe. Pero debemos renacer y encontrar la luz que nos lleva a alcanzar el camino correcto.
Un abrazo muy fuerte Janeth