Definir la mente


Sabemos que la mente funciona a través del cerebro como lo hacen todas las funciones humanas, pero que no es exclusivamente dependiente de este.


“La mente del hombre es inmortal porque es una parte del alma y personalidad, mientras que por el otro lado, el cerebro, como todos los órganos físicos, es mortal”.

Es el cerebro lo que hace que sea posible estar físicamente consciente del funcionamiento de la mente, pero la ausencia de consciencia física no establece la ausencia de la mente. Hay otros planos de ser o existencia, y cada uno tiene su distintiva forma de consciencia.

Cada uno de nosotros debe evolucionar o desarrollar hacia mayor desenvolvimiento y comprensión de los muchos secretos aparentes de la naturaleza.

Hubo un tiempo cuando un niño pequeño veía y comprendía la técnica de caminar pero era incapaz de hacerlo. Más tarde hubo un conocimiento y comprensión de la función sexual, y, sin embargo, no había capacidad para experimentar el sexo en sí.

14 comentarios:

Soledad dijo...

Por más que el nacimiento sea el comienzo de nuestra evolución como individuos aparte, generalmente se necesitan unos seis meses para que podamos reconocer que tenemos un cuerpo, y más tiempo aún para que seamos capaces de diferenciar claramente lo que somos de lo que no somos.

Mahatma dijo...

El descubrimiento de nuestro cuerpo como entidad aparte nos despierta el sentimiento de nuestra vulnerabilidad y de nuestra finitud

Brahma dijo...

La verdad está dondequiera que mires. Si puedes soltarla con tu mente y rodearla con tu corazón, vivirá dentro de ti para siempre.

Alcira Handal dijo...

podríamos definir al ser superior como lo que es bueno y generoso en nosotros y al ser inferior como todo lo que es malo y egoísta. O podríamos asumir que ciertas emociones como la piedad o la fe son el ser superior, por su intensidad. Si tendemos a lo intelectual, podríamos decidir que el ser superior es la mente, porque tiene claramente la capacidad de comentar y en algunos casos controlar los excesos del cuerpo físico.

Lolita dijo...

Como nuestros pensamientos y emociones están en el envoltorio de un cuerpo, nos imaginamos separados de las otras personas y del mundo que nos rodea. Ponemos límites: soy esto, pero no soy aquello. Ésta es una forma que tiene el ser inferior de perpetuarse. Tiene muchas maneras de definirse como individuo, pero todas son imaginarias.

Melissa dijo...

El sentido de la práctica espiritual es poder aliviar nuestra carga y volver a la realidad momento a momento. La renunciación no es más que elegir despertar momento a momento.

Alicia dijo...

Los pensamientos mundanos y las preocupaciones materiales ciegan la mente –el ojo del alma–, como una tela que cubre los ojos físicos: mientras no nos liberemos de ellos, no podremos ver.

Raul Miranda dijo...

Se considera usualmente que el término “imaginación” describe la habilidad positiva de formar ideas en la mente con una meta particular, como por ejemplo resolver un problema, escribir un poema o pintar un cuadro.

Pero como se usa en las escuelas esotéricas, la palabra se refiere al incesante y descontrolado flujo interno de pensamientos o imágenes. La mayor parte de esta imaginación no tiene propósito. No la controlamos, ella nos controla a nosotros.

MAJECARMU dijo...

La mente es todo un misterio..Continuamente nos manda ideas,presagios,dudas,miedos,sueños.En ella reina el "ego"si lo dejamos..
Pienso,que la llave de la consciencia la tiene la humildad..Cuando consigamos dominar la mente y en silencio escuchar al corazón,lograremos obtener los mejores pensamientos y sentimientos..Habremos crecido..!!

Mi felicitación y mi abrazo,Janeth.
M.Jesús

Ramiro Jordan Alvares dijo...

La mente es un manantial sin fondo; si has crecido en el occidente cristiano, le han hecho cosas a los lugares obscuros y hondos de tu mente; y han puesto ciertas “palabras” que explotarán allí en lo profundo, haciendo que se alcen extraños poderes.

Juan Meriles dijo...

En las escrituras budistas se compara el cuerpo con un hostal y la mente con un huésped. En el momento de la muerte, la mente abandona el cuerpo y viaja a la vida siguiente, al igual que el huésped deja el hostal y se traslada a otro lugar.

ANTIQVA dijo...

En fin, amiga, que sabemos que tenemos una mente, pero esa mente es incapaz de decirnos que cosa sea una mente...

Posiblemente sea un cerebro al que el aliento de la vida impregna de algo que no conocemos... Esa chispa que es la que lo mueve todo.

Un abrazo, Janeth

Myr dijo...

En efecto, la mente es un misterio.

Janeth dijo...

Amigos mios, gracias siempre por sus amables palabras, estoy muy complacida con sus gentiles comentarios...

Don Emmanuel Kant dijo en su Critica de la Razón Pura: “Lo exterior es lo interior”.

Todo el Universo existe en la Mente Cósmica.

La esfera mental de cada persona se extiende por todo el cosmos y llega hasta las estrellas más
lejanas.

Esta es la causa por la cual vemos, oímos y sentimos todo lo
creado.

Este es el motivo por el cual podemos ver las estrellas más lejanas.

Nuestro pensamiento no está encerrado en el cráneo. Nuestro pensamiento se extiende por todo el cosmos. Nuestro pensamiento penetra en todas partes: mundos, soles, personas y cosas, todo está dentro del pensamiento de cada
hombre.

Todo el Universo está dentro de la mente humana. Todas las mentes están dentro de todas las mentes. Vivimos mutuamente en la esfera del pensamiento ajeno.

Los problemas económicos y sociales de cada persona viven en cada persona: nadie resulta ajeno a nadie.