Sobreviviendo al misterio


Hemos visto magos llevar a cabo hazañas aparentemente milagrosas que nos asombran. La mayoría de nosotros nos damos cuenta de que usan leyes naturales que están obtenibles para todos pero de una manera no conocida o entendida por la mayoría.


Hemos entendido lo que vimos y gozamos pero somos incapaces de duplicarlo. Sin embargo, solamente un tonto negaría que sucedió.
La puerta a la muerte es el dintel de la iniciación mayor. La vida terrena está marcada por muchas iniciaciones: nuestro nacimiento, el principio de nuestra educación escolar, nuestro primer empleo, el matrimonio, ser padres y muchas otras. Cada una trae su propia atmósfera de misterio y a veces aprensión. ¡Pero sobrevivimos!.

Usualmente, estamos después muy agradecidos por la experiencia. El propósito de las puertas es separar dos áreas o situaciones diferentes. Son simplemente los medios de salida de una y la entrada a otra.


La puerta a la muerte es simplemente el portal de la vida física a la vida no física. En el esoterismo se sostiene que el hombre entró a la vida física por la misma puerta; la vida es eterna y el hombre cruza este dintel muchas veces.

Hay muchas ocasiones en la vida física del hombre cuando funciona más en el plano no físico que en el físico. El no se da cuenta que aun ahora es más psíquico y espiritual que físico. Solamente, el cerebro físico traduce sus actividades y así le permite estar consciente de sus actividades no físicas.

18 comentarios:

Luis dijo...

Los cambios...¿Porque nos resistimos tanto a ellos? La muerte...Porqué tanto miedo? Los cambios y la muerte son algo parecido. Un nuevo renacimiento en unas octavas superiores, si sabemos aceptarlas y digerirlas.

Lolita dijo...

Muchos de nosotros empezamos a perder nuestra inocencia y el contacto con nuestro corazón hace muchos años, en la infancia, cuando los enterramos para poder sobrevivir a la escuela, la familia, la religión y la cultura. De manera que una parte del arte de vivir desde el corazón es reivindicar esa capacidad infantil de escucharlo nuevamente.

Juan Meriles dijo...

¿Qué es el ser humano sino un niño descolgándose del trapecio celeste?

Alcira Handal dijo...

Cambios de estación, cambios en mi vida, cambios de la vida. Algunos pasan plácidamente, con un ritmo continuo, suave y sutilmente incorporándose, integrándose a mí. Otros, hincan el diente, retuercen en lo profundo, dejan huella, emergen en dolor y sal, y surge desde el alma, ese bello estado que es el re-nacimiento.

Ramiro Jordan Alvares dijo...

Esta es la vida, cambio y evolución permanente, que nos invita a disfrutarla en intensidad en cada momento que nos propone; la muerte, que tanto nos preocupa, es también una transcisión en nuestro peregrinar para llegar a la perfección a la que estamos elegidos alcanzar.

Adriana Alba dijo...

Volvemos al mismo sitio de donde salimos, mientras tanto recorramos el camino de aprendizaje, para no volver a cometer los mismos errores!

Siempre es un placer leerte Janeth!

abrazos.

Raul Miranda dijo...

Hagamos de este "viaje" una trayectoria plena, donde contribuyamos al bien y al amor universal. Problemas siempre existirán, son los aprendizajes, el gozo de superarlos y avanzar...es nuestra obligación para ser felices.

Brahma dijo...

La existencia se vive, se siente...¿el cómo lo haces? es la pregunta...
La certeza de algo, es una ilusión.
La verdad una situación...muy subjetiva.
Que el dolor de ayer y la muerte de hoy se transformen en fuerza y sobrevivencia desde mañana.
El lograr ser, es realmente el fondo, la dicha y la razón de Todo...

Janeth dijo...

Aqui en mi país, tenemos un dicho popular que dice: “cada uno se acuesta en la cama que hace” y hace relación con la consecuencia de mis actos… entonces “cómo estoy viviendo mi existencia, como la siento?”. Un hecho cotidiano, una pérdida afectiva, un cambio de trabajo pueden transformar “circunstancialmente” ese día, nuestro sentir, y eso nos des-centra: la situación, la emoción se apodera de ti y de mi, nos toma y se apodera de nosotros, y por Dios! que nos dificulta soltar, dejar ir... si hasta amamos nuestras penas, nuestros dolores…aquí es que te invito a que respires nuevamente, y te des cuenta que “ese” es otro, no eres tú… tú eres MUCHO MAS que la situación, que la emoción… es uno más de tus "yoes" que te ha sacado de tu centro ...
Tu Ser es el mismo de siempre, ese que está quieto, en silencio esperando tu llegada.

Ximena dijo...

Que el dolor de ayer y la muerte de hoy se transformen en fuerza y sobrevivencia para lograr SER, desde lo que sé, soy, y habitar en mi corazón con dicha…que es la razón de Todo.

Soledad dijo...

Todo regresa a su fuente original. Si comprendes la vida, también comprenderás la muerte. La vida es un olvidarse de la fuente original y la muerte es recordarla de nuevo. La vida es alejarse de la fuente original; la muerte es regresar a casa. La muerte no es algo repugnante, la muerte es hermosa; Pero la muerte es bella solamente para aquellos que han vivido la vida sin inhibiciones, plenamente, sin represión.

isis de la noche dijo...

Ay amiga...

Qué alegría me ha dado constatar la sincronía en la que hemos estado, escribiendo sobre lo mismo... Me alegra saber que hay almas afines en algún lugar del planeta que se llegan a conocer gracias al Misterio ;)

Me ha encantado tu post y me ha encantado, es más, me ha emocionado mucho el bellísimo comentario que has dejado en mi blog, por el cual te agradezco con todo mi corazón ;)

Sabias y bellas palabras aquí y allá ;)

besos miles querida amiga!!!!

Shanty dijo...

Me ha parecido muy interesante y justamente hoy estaba pensando en eso: ¿sincronía?
Besos y abrazos.

thot dijo...

Me ha gustado el simil de la puerta pero me gusta entenderlo como algo más sutil, más vaporoso como una cortina de gasa, fina, sensible, algo así. Ea, hoy me ha dado por imaginar, jeje.
Un besito !!!!!

ILUSION dijo...

Hola Janeth,,,,gracias por poner tanta sabiduría a nuestro alcance!!!!
Besitos!!!!!

MAJECARMU dijo...

Es cierto que iniciamos muchas cosas en la vida,amistades,estudios,compromisos,trabajos y lo hacemos con fé y esperanza..Si vivimos plenamente la vida no nos dará miedo la muerte,porque la afrontaremos con la misma fé y la misma esperanza.

MI ABRAZO,JANETH.
M.Jesús

Juan Carlos dijo...

Una vez leí y se me quedo gravado; " Morir aunque sea en el lecho a causa de una enfermedad, es el << acontecimiento más importante de toda una vida>>"
BUSHIDO SHOSHINSHU (Taira Shigesuke)
Podeis leerlo en la traduccion de Tomas Cleary (El código del Samuráy)

Belkis dijo...

La vida es un misterio para ser vivido, y de esas vivencias ganamos día a día.
Abrazos