Sacrificio


El amor engendró al altruismo El altruismo engendra al sacrificio.
El dar por recibir el beneficio es el
comercio pleno de egoísmo.

El mayor dar, es dando de sí mismo,
su amor y su saber y su servicio.
Es cuando el Cristo Sol en el solsticio muere, lega a la tierra el magnetismo.

Al exhalar el mirto su fragancia,
ni una virtud ejerce, ni jactancia: es la ley del olor, que en él se encierra.

Por las manos del ser, cual flor procede
Dios a la creación su amor concede; Sonríe por sus ojos a la tierra.

15 comentarios:

Rochies dijo...

JANETH, es la exaltación de venus :) EXCELENTE.
VUELVA, le dejé cartita...
Me cuesta ese post porque estoy ultimamente muy ecuménica u agnóstica en mi creencia.

Ildefonso Robledo dijo...

Cuando se ama, el sacrificio no duele en absoluto... A traves del Amor todo adquiere otra dimension...

Un fuerte abrazo, Janeth

Luna maya dijo...

Bellisimo Janeth. Resuenan en mi, dentro de mi esas palabras...es la ley del olor, maravilloso siiiiiii, gracias amiga por esta fragrante entrada.Un besito.

sky walkyria dijo...

ser por el extasis de Ser

cariños y luz!!

thot dijo...

Alguien dijo no sé si fue Confucio, que si tienes mucho da mucho, si tienes poco da poco, pero da siempre. Tal vez a Confucio se le olvidó decir o dio por supuesto que había que dar de corazón.
Un beso.

HEL-LENIKO dijo...

Eliminando los elementos religiosos, tienes razón: cuando se da, nada debe pedirse porque se trataría de un intercambio y no de una entrega.
Altruismo... ya se va perdiendo, se ve que no nos vemos reflejados en los demás o no nos gusta vernos.

Un abrazo.

lanochedemedianoche dijo...

Si das amor debe ser desinteresado, preciosa querida Janet, una entrega total no financiada.

Besos

Irene dijo...

Hola.Si es cierto.Pienso que en el momento que el acto de entrega , de sacrificio, se vuelve consciente pierde algo de su plenitud.Pero aún así hay personas que nacen con esta cualidad o este don, otros debemos ejercitarla para que por medio de su práctica se vuelva algo natural.
Bonita entrada.Un abrazo.

Irene dijo...

Hola.Si es cierto.Pienso que en el momento que el acto de entrega , de sacrificio, se vuelve consciente pierde algo de su plenitud.Pero aún así hay personas que nacen con esta cualidad o este don, otros debemos ejercitarla para que por medio de su práctica se vuelva algo natural.
Bonita entrada.Un abrazo.

Mauro dijo...

Sacrificio...EL SACRO OFICIO, EL SAGRADO OFICIO...VIVIR PLENAMENTE, DONDE LO COTIDIANO SEA SAGRADO Y LO SAGRADO SEA COTIDIAnO!

Un gran abrazo

Mauro

Asesino De Leyendas dijo...

todo se resume en dos palabras: Dios, amor, en ese orden

Un gran saludo amiguita

Belkis dijo...

Cuando damos por amor, no espreamos nada a cambio y tampoco lo sentimos como un sacrificio. La satisfacción por brindar el sentimiento es más grande que todo.
Un placer saludarte de nuevo Janeth después de mis vacaciones.
Besitos

MarianGardi dijo...

Hermoso y verdadero Janeth.
Gracias por compartirlo
Abrazo de luz

Adriana Alba dijo...

Me encanto Janeth, Sacrificio es hacer sagrado un oficio.

Gracias por tan bello post.

Myriam dijo...

NO hay amor sin entrega y no hay entrega sin amor...