Falta de sensibilidad


No sé si lo que padece nuestro mundo es una disfunción en los sentidos o en la sensibilidad. Aparentemente la estructura humana está lo bastante provista de tacto, oído, vista, gusto y olfato como para desenvolverse bien y cubrir sus necesidades. Eso me lleva a pensar que lo que falla está en la sensibilidad, en el uso que hacemos de los sentidos y en la percepción anímica y conciencial de lo que percibimos.


Hoy lo habitual es ver sin mirar. Los ojos funcionan, ven, pero pasan por encima de las cosas sin darles significado. Nos hemos acostumbrado a las imágenes más tristes, más degradantes, más horrorosas y salvajes, en directo o en las pantallas de cine y televisión, tanto como para que en general la vida nos resulte una ficción que no nos incumbe más que de soslayo y por momentos.

Alrededor nuestro se suceden a diario escenas que deberían conmovernos y obligarnos a reaccionar... pero no. Todo da igual. Nada importa oír gritos y llantos en las casas de los vecinos, ver mendigos desarrapados en la calle, cómo alguien golpea o roba impunemente a otro, extranjeros sin destino que vagan de un sitio a otro hasta que caen en la fácil vía del delito... Vemos sin mirar, sin intervenir, como si la gente fuera irreal o invisible, como si nosotros mismos estuviéramos en una burbuja impenetrable.

Por otro lado, las guerras, la miseria, los juegos políticos, la corrupción, destruyen los pueblos de manera imparable, mientras los organismos internacionales creados para evitar desastres, envían observadores... de esos que ven sin mirar. Las asépticas administraciones nacionales mantienen reuniones en una ciudad o en otra y emiten largas declaraciones con las consabidas repulsas y veladas amenazas de intervención que no se cumplen salvo que los intereses económicos sean demasiado fuertes.

19 comentarios:

Red. dijo...

Hola mi linda Janeth!!

Es verdad que tanta metralleta de información negativa nos hace un poco insensibles, imaginate que nos afecte cada noticia mala que oimos, aunque reconozco que hay noticias que me atraviesan y me dejan mal una semana mínimo, como la de la mamá que mató a su hijo de 12 años de una cuchillada en el abdomen porque no le trajo suficiente "limosna" o la de otra mamá que mató a su hija de la misma edad... encerrándola en su casilla y prendiéndole fuego!!

Es el día de hoy que lo evoco y me salen lágrimas, aunque leí esas noticias el año pasado.

De todos modos jamás me iría, ni creo que nadie de mi alrededor lo haría, oyendo el llanto de alguien, me acercaría y lo ayudaría a como de lugar, no importa si se trata de una trampa, lo haría igual ya que no me perdonaría jamás esa falta de humanidad.

Te dejo un beso, hermosa.

bARE-eYED sUN dijo...

oye! pero que triste, Janeth.

:-(

ahora voy a cortarme las venas . . .

chiste. :-)

gracias por las observaciones.

..
.ero
.

ANTIQVA dijo...

Una ley inexorable hace que en el mundo moderno no veamos nada de lo que nos envuelve en el mundo real... Se da asi la paradoja de que yo te conozco a ti y no conozco al vecino de la puerta de al lado...

Un abrazo, Janeth

medianoche dijo...

Hola Janet, dices tantas verdades que asustan, porque estamos tan sumergidos en la vida colapsada, es como que vemos pasar una película repetida y no sabemos salir de ese espantoso lugar donde esta sumergida nuestra conciencia, nuestro corazón solo palpita mandando sangre a las arterias sin sentir mas allá, es muy triste tu entrada de hoy, pero así lo veo tal cual lo pintas, estoy vacacionando mirando este cielo tan hermoso que nos cobija, gracias amiga por ser tan directa, tus entradas deberían leerlas muchas personas.

Besos

Adriana Alba dijo...

Tal cual expreesas, falta sensibilidad y falta de compasión.

Sí actuáramos con-pasión tal vez algunas cosas cambiarian.

Pero el ser humano en ocasiones suele quedarse en la teoría porque huye de las responsabilidades.

Sabes que soy optimista y creo que algo está cambiando.

tu eres un ejemplo vivo, con tus entradas.

Asesino De Leyendas dijo...

No en todos, los tiempos cambian y las cosas que antes conmovían parece ser que ahora no, es producto del individualismo, del nomeimportismo que vivimos en esta zoo-ciedad

Si cambiamos nosotros, cambia todo

Un beso en la nuca

Belkis dijo...

Falta de sensibilidad, desinterés, indiferencia, desidia, falta de solidaridad... todo se confunde, todo se conjuga para mirar al otro lado y no dar la mano a quien la necesita. Un corazón amorozo debe estar siempre abierto a poner su granito de arena allá donde haga falta.
Muy buenos tus textos Janeth. Inspiradores.
Te dejo un abrazo muy grande y mi agradecimiento

MAJECARMU dijo...

Janeth,nos cuesta despertar,vivimos "adormecidos"comolos osos y las tortugas en invierno...Pero,ellos despiertan al cambiar de estación y el ser humano sigue lejano e inconsciente.
Muy bueno tu post,que nos muestra la lección paso a paso,para asimilarla mejor.
Mi felicitación y mi abrazo grande,amiga.
M.JESÚS

El Drac dijo...

Creo que ése desinterés en ser solidarios es por la valancha de noticias del sufrir humano, la violencia que se repite a cada instante y nosotros sin que podamos hacer nada por remediarlo, de tanto ver "maniatados", empezamos por ver sin mierarlo. Un gran abrazo

Verónica Marsá dijo...

Le doy la razón a Red. Los flashes informativos están haciendo que no seamos capaces o perdamos la capacidad de leer con calma y reflexión. Las noticias, el google, la wiki... rápido, consulto y ya, fácil y sin problemas... No sé yo. Si ya vemos las cosas como tú bien las citas ¿Qué será en 20 años?

Asusta, eh?

Besito.

Velo de Isis dijo...

La propensión natural del hombre a dejarse llevar de los afectos de compasión, humanidad y ternura, hacia los demás es el único camino para construir un futuro mejor y eso es a base de la sensibilidad

Melissa dijo...

Deberíamos desterrar de nosotros, si queremos un mundo más justo y bueno, la crítica a los demás y aplicarla sobre nosotros en tal caso, ser más humanos, con más corazón. En donde cuente más lo que podemos ofrecer a los demás, generosamente.

Mahatma dijo...

Creemos que hace falta un cambio interno en el hombre y que, si no hay cambio interno, ningún sistema exterior puede salvar al mundo.

Lolita dijo...

Sera dificil ser un hombre bueno, digo simplemente un hombre que no sea bestialmente egoísta, un hombre que entienda que puede haber algo además de la parte material, un hombre que sienta el dolor ajeno como propio, un hombre natural.

Alcira Handal dijo...

No se puede combatir la oscuridad con oscuridad. Tendremos que combatirla con Luz.

Todo lo mejor Janeth

Alicia dijo...

El día que descubramos que, más allá del egoismo, y la indiferencia, existe una esencia, existe una fuerza, existe un poder, reconstruiremos este mundo que estamos perdiendo y lo reconstruiremos mejor....

Juan Meriles dijo...

Todos tenemos responsabilidad estemos donde estemos, y podemos hacer algo para la construcción de un nuevo mundo que puede ser mejor que aquel en el cual estamos viviendo ahora.

Soledad dijo...

Si se apagasen las luces de una estancia llena de personas, pero una sola de ellas encendiera una cerilla, habría luz, no solamente en la mano del que la portase, sino para todos los que ocupan la estancia.

Si en esta gran oscuridad del mundo cada uno de nosotros enciende una sola cerilla de esperanza, una cerilla de efectividad moral, no solamente uno, sino que todos los que están van a participar de esa luz

Myriam dijo...

Desde cada uno, mantengamos a flor d epiel la sensibilidad y tengamos una actitus pro'soccila y marcadamente altruista. Desde cada uno.

Besos querida amiga.