¿De donde venimos?,.. ¿Quien es Dios?


Todo Ser humano en algún momento de su evolución o de su vida, se pregunta que de dónde viene, quién es y a dónde va.

Si preguntamos a una persona materialista, agnóstica o a algún científico, que de dónde venimos y a dónde vamos, casi seguro que su respuesta sea que venimos de la nada, que somos lo que somos gracias a una serie de circunstancias y que después de la muerte volvemos a la nada para no volver a saberse nunca más nada de nuestra existencia.

Si preguntamos a los teólogos o a algún que otro representante de las religiones, es fácil que nos respondan que el hombre es un Espíritu que viene de Dios y que es creado por Dios; que cada uno vive una vida en muy diferentes circunstancias según dónde y cómo nazca; y que después de la muerte vuelve otra vez a ése mundo del cual vino, por último dirá que allí estará toda la eternidad en un estado de felicidad o sufrimiento dependiendo de lo que haya hecho aquí en esta vida.

Si consultamos las enseñanzas esotéricas o “Filosofía Oculta”, veremos que su teoría es muy diferente, ésta dice que: El hombre es un Espíritu que también procede de Dios y que por medio de las Leyes de “Renacimiento” y “Causa y Efecto”, está desarrollando sus posibilidades latentes del Espíritu en poderes dinámicos por medio de un proceso de lento desarrollo pero de creciente eficacia.

Esto será hasta que por medio de la evolución alcancemos la perfección o unión con Ese Gran Ser que normalmente llamamos Dios. “Las cosas que Yo hago y mayores aún las haréis” dijo Cristo.

Es conveniente saber cuál de estas teorías es la más lógica y razonable, para saber hacia dónde se dirige el Ser humano por medio de esas Leyes Divinas.

Sobre la primera teoría del científico o materialista incrédulo, la mayoría de las personas que razonen verán que cuesta creer que exista todo lo que existe en este Universo para que el hombre disfrute, a modo de una vida casual, del planeta tierra.

Si la humanidad tiene un cuerpo tan perfecto en su funcionamiento y posibilidades, y si está en un Sistema Solar tan equilibrado, donde hay unas leyes que rigen todo lo que existe para que no sea un caos, es lógico pensar que esto ha debido ser concebido por una mente inimaginablemente superior a la del hombre. Si esa mente que ha creado el Universo con su perfección es tan poderosa y elevada ¿Por qué va a crear todo un Universo perfecto en sus movimientos para que no lo disfrute nadie?

¿Es para nosotros que estamos en este pequeño planeta? ¿O se ha hecho por casualidad? ¿Crearíamos nosotros la mejor universidad del mundo para que nuestros hijos fueran un solo día a ella? ¿No es lógico pensar que lo haya hecho Dios por algo que nosotros no alcanzamos a comprender?

Si esto es así, ¿No es lógico pensar que también haya creado unas Leyes, las cuales tienen que ver con el desarrollo de la humanidad y con la meta o perfección que tiene que alcanzar?

Si razonamos la segunda teoría que dicen algunos teólogos y personas de pensamiento similar, podríamos decir lo siguiente:

1º. Si como todas las religiones dicen, Dios es Amor ¿Cómo puede Dios poner a unos Espíritus para que nazcan en la pobreza y en la enfermedad y a otros en la riqueza y en la salud?

2º. ¿Cómo puede Dios pedir la misma responsabilidad a los que Él mismo pone casi en la necesidad de robar para vivir, mientras que a otros no les falta de nada en la vida?

3º. Se dice en algunos libros de religión y algunas personas de ese entorno, que Dios permite, destruye, castiga por toda la eternidad, o sólo salva a unos pocos de sus hijos. Si como también dicen, Dios es Omnipotente, Omnisciente y Omnipresente ¿Cómo puede Dios permitir la destrucción de sus hijos? Si es Amor ¿Por qué no va a salvar al resto de sus hijos si nosotros mismos, imperfectos, lo haríamos? ¿Cómo les va a castigar a toda la eternidad de sufrimiento si son parte de Él mismo y Él mismo les puso en su destino casi predispuestos para hacer el mal? ¿Por qué mandó a su hijo para salvar a toda la humanidad si luego permite que otros muchos se pierdan sin poner interés en remediarlo? ¿Puede ser destruido algo que es parte de un Ser Omnipotente?

4º. El hombre, aún con lo imperfecto que es, tiene planes para prevenir que las personas mueran en determinadas circunstancias, ¿Por qué no los va a tener Dios si su Sabiduría es infinita? ¿No es lógico pensar que Dios tenga unas leyes que gobiernen la evolución del hombre, así como ocurre con la naturaleza para que todo sea cada vez más perfecto?

La enseñanza esotérica dice que ningún Espíritu se pierde porque es parte de Dios, que ése Espíritu renace y que por medio de la Ley de Causa y Efecto - lo que sembréis, cosecharéis - en cada vida obtiene lo que le corresponde en bien y en mal según las causas que haya hecho en su anterior vida.

Por lo tanto el Ser humano es y tiene el resultado de sus propias acciones y no el resultado de un Dios antojadizo. Dios no castiga, sino que hace que sus Leyes nos enseñen a ir por el camino más recto, - como nosotros hacemos con nuestros hijos - esas Leyes nos traen los efectos de unas causas que cometimos para que a través de la experiencia aprendamos a ser cada vez más espirituales, humanitarios y mejores instrumentos de Dios en la Tierra.

18 comentarios:

Red. dijo...

Hola mi amiga!!

Te digo, a esta altura solo se que nada se, hubo un tiempo en el que creía sin cuestionamientos lo que me contaban. Cuando descubrí una intención engañosa empecé a desconfiar de cuanta teoría intente convencerme.

Sólo se que algo más hay, seguramente habrá un Dios, aunque no lo garantizo, pero algo que nos supera hay seguro ya que no podemos ser los únicos en este vasto universo.

Es esa la única lógica que me cierra.

Por lo demás, que seamos divinos no me consta, aunque sí pareciera haber algo más que este cuerpo, pareciera haber comunicación telepática o eso me pasa con algunas personas muy afines, cosa que puede deberse a simplemente a repartijas de capacidades. Hay casualidades demasiado casuales, sumando eso a que alguna vez vi un angel real, eso me hace creyente, pero no tengo claro creyente en qué.

Estamos en épocas de recambio ideológico, seguramente llevará siglos adaptarse a la corriente nueva, que reconozco ya está aquí.

Ahora se usa mucho la intuición, te resuenan las cosas o no en tu interior, o sea cada cual cree lo que quiere lo cual me parece muy disperso.

Sólo hay algo cierto: esos dogmas y esos decálogos estructurados y severísimos de antaño no nos van, aunque se de mucha gente que los siguen conservando porque son el esqueleto funcional de su vida, y sin él... carecen de rumbo o sustancia propia.

Todo un tema, pues.

Te dejo un gran beso.

Red. dijo...

Otra cosa que cabe destacar, como nos pasó a casi todos si no a todos, fue un encuentro que me demostró lo que es el verdadero amor incondicional, y no las migajas manipuladoras con las que estaba acostumbrada a convivir en esta "vida amarreta", y de las que hablé varias veces en Red Zone.

Ese tener que saberte los cumples de todos de memoria y no olvidarte uno so pena de caer en el rechazo y olvido eternos... y ojo con el regalo que hacés, no vaya a ser que no pase el control de calidad. Qué locura!!

Esto sirvió simplemente para reformularme mi vida, y me quité de encima varias angustias existenciales. Viajo más liviana.

Besos,

Adriana Alba dijo...

Sin duda una entrada completa y en detalle.

Hace tiempo me hacía preguntas acerca de el tema que planteas.

Ya hace muchos años que estoy convencida de que Dios esta en cada uno de nosotros y no es patrimonio de ninguna religion.

No tengo conflictos al respecto, acepto las ideas de los demás sin juzgar y trato de vivir haciendo lo mejor, o lo que creo es mejor para los demás y para mi misma.

Creo que Dios no desea opresiones y divisiones para los seres humanos, solo nuestra felicidad y armonía.

Tenemos libre albedrío.

un fuerte abrazo !!

ILUSION dijo...

Hola querida Janeth,,,gracias por tu visita y palabras en mi blog,,,nos seguiremos leyendo amiga,,,Besitos...

MAJECARMU dijo...

Janeth,completamente de acuerdo contigo.
Las leyes del universo,su armonía y causalidad nos dan la pauta del Creador.Somos parte del universo,cocreadores de nuestro mundo y tenemos la inteligencia y el corazón para seguir creando y recreando junto a los demás la felicidad y perfección,que necesita el espíritu para elevarse.
Mi gratitud por poner los puntos sobre las ies,tan necesarios en estos momentos,en que el ser humano anda desorientado y confuso.
M.Jesús

Verónica Marsá dijo...

Personalmente, no creo que haya que buscar explicaciones razonables para todo. la mente humana está muy atrasada en cuanto a la evolución y a comprensión de los fenómenos naturales, estamos a años luz de entender nada sobre nuestro origen. Si hace doscientos años hubiésemos hablado de física cuántica, nos hubieran encerrado o quemado en la hoguera.

No hay que cuestionarse lo que la mente no llega a comprender, no es necesario, al menos en mi caso...

Besito, amiga. Buena entrada.

Olga i Carles dijo...

Gracias.
Completamente de acuerdo contigo.
Creo en la evgoluición causa efecto a partir de nostros mismos.
Pobres y ricos.
Almas jovenes...
Almas viejas...
Materialismo...
Espiritualidad...
Todo tiene un bello y exacto crecimiento.
La Naturaleza, nuestra madre nos lo enseña cada día y de ello la ciéncia va sacando conclusiones escritas hace ya cientos de años. Tengo libros antiguos que afirman lo que ahora se está descubriendo... vivir para ver, oir y escuchar.
Nada está oculto y con un poquito de observación e intuición por nosotros mismos podemos aprender de forma muy facil. No esperemos a que nos lo cuenten otros para afirmar.



Gracias.
Un abrazo.

Alcira Handal dijo...

El sendero del místico es un camino espinado pero bello para desarrollar los valores espirituales de la devoción, también es un camino de fe y por eso mismo es alternativo al sendero del ocultista que busca respuestas intelectuales y conocimientos, por eso mismo, amiga Janeth muy agradecida por estos preceptos que intentan dar una línea a seguir para ambos buscadores de la Verdad y del desarrollo espiritual.

Velo de Isis dijo...

Todo buscador de la Sabiduría tiene que recorrer un largo camino antes incluso de otear la puerta del templo, el cual sin duda existe aunque como el Grial, no hay ningún camino en este mundo que a El te lleve. El Grial te llama, la Sabiduría, el Yo Superior te llama y el Cristo Interno acaba más tarde o más temprano resonando en tu interior.

jupiter_996@hotmail.com dijo...

Al principio de nuestra andadura espiritual, cuando nuestra alma ha despertado a las realidades espirituales, devoramos libros, fotocopias, conferencias, cintas, charlas, coloquios, y un largo sinfín de etcéteras.

En un momento dado nos juntamos con personas que son como nosotros o que creemos que son iguales. Buscamos compañeros del alma, gentes que como nosotros sientan una especie de llamada por lo interno.

Gozamos con ellos e intercambiamos infinitos puntos de vista sobre muchos temas de filosofía esotérica. Nos enseñamos los unos a los otros no libres de errores y vamos aprendiendo los unos de los otros.

Así, casi sin darnos cuenta, todos somos maestros y discípulos a la vez.

La fuerza espiritual en la que nadamos poco a poco va nutriendo nuestra personalidad hasta que un día casi sin saber cómo, tenemos la absoluta dicha de ser tocados por el Eterno que nos habita, por el Ser de Vida y Espíritu que nos utiliza como vehículo de aprendizaje.

Martin dijo...

Dios es Espíritu y nosotros, como hijos separados temporalmente de Él, también lo somos y tenemos Sus poderes en estado embrionario. Actualmente, esa parte de la humanidad que va en cabeza de la evolución y que ha desarrollado en gran medida el discernimiento y el corazón, demandan un nuevo conocimiento, una nueva enseñanza que les lleve a descubrir los misterios del “corazón” y de la “mente”.

Soledad dijo...

Cuando a una persona le llega el momento, en determinada vida, de conocer las nuevas enseñanzas que le llevarán a hollar el sendero de aceleración o perfección, conectará con alguna Escuela de Misterios donde sus guías o Hermanos Mayores le observarán y pondrán a prueba. Pero por muchas y muy duras pruebas que pase, estos Hermanos Mayores nunca le abandonarán ni tampoco le pondrán pruebas que no pueda superar.

Alicia dijo...

Todo aquel que nos despierta algún elevado ideal o sentimiento positivo debe servirnos como estímulo para esforzarnos hasta encontrar esa nueva filosofía de vida, pues, al fin y al cabo, son mensajeros que nos sirven de ayuda. Solo es necesario observarles, discernir la ayuda que podemos obtener de ellos y llevarla a la práctica o simplemente vivir los sentimientos internos que nos despiertan.

Lolita dijo...

El desarrollo espiritual es la “elevación y ampliación de la conciencia”, el tomar conciencia de las cosas es sabiduría, si practicamos positivamente ese “tomar conciencia” en todo lo que hacemos, pensamos y decimos, nuestras experiencias irán dirigidas siempre hacia lo elevado y humanitario de la vida

Melissa dijo...

Así como un hombre piensa, será él en su corazón, según sean sus ideales, así será su línea de actuación en la vida, según sea el poder de su voluntad y de concentración, así podrá conseguir elevarse por encima de lo material.

Juan Meriles dijo...

Mira a tu Dios cara a cara…
No tengas miedo, respira.
Sabes bien que en esta vida,
si no existe Dios, no hay nada.
Mira la tierra si quieres
entre las flores hallarlo;
y hacia el cielo, si es que puedes
verlo en las nubes y amarlo.

Búscalo en cualquier hermano,
en la paz, en la tormenta.
Más si deseas encontrarlo,
busca dentro de ti y reza.
Busca en la llama que ardiente
eternamente se encuentra
en tu corazón de humano,
y verás como lo encuentras.

Después de hallarlo en tu alma,
háblale, que Él te contesta.
Cuéntale tus alegrías,
tus esfuerzos y tus penas,
tus esperanzas, tus sueños,
tus amores y tristezas.
Sin miedo puedes contarle,
tus errores y bajezas.
Confía en Él siempre, hermano,
no temas, ten fortaleza;
que Dios no juzga, Dios ama
y en su amor va su grandeza.

Y cuando atónito veas
que tienes a Dios tan cerca,
búscalo entre las nubes,
en las estrellas, las flores,
en el fuego, en la tormenta.
Que Dios está en todas partes
si dentro de ti lo encuentras.

De mi buen Amigo Roger Santamaría

Ximena dijo...

Todos estamos caminando alrededor de la montaña para ascender a su cima y, mientras lo hacemos, en algún momento nos cruzamos con el atajo o camino recto de la Iniciación, lo que indica que todos, tarde o temprano, tenemos la oportunidad de entrar en él.

ANTIQVA dijo...

Dicen que Dios soy yo... Y tu... Y aquella que pasa ahora por la acera...

Eso dicen...

Otro abrazo grande, amiga