Creando paciencia


En la vida cotidiana, muchas personas tratamos de encontrar soluciones rápidas, triunfos apresurados sin entender que el éxito es simplemente resultado del crecimiento interno y que éste requiere tiempo. Quizás por la misma impaciencia, muchos de aquellos que aspiramos a resultados en corto plazo, abandonamos todo súbitamente justo cuando ya estabábamos a punto de conquistar la meta.

Es tarea difícil convencer al impaciente que solo llegan al éxito aquellos que luchan en forma perseverante y saben esperar el momento adecuado. De igual manera es necesario entender que en muchas ocasiones estaremos frente a situaciones en las que creemos que nada está sucediendo.

Y esto puede ser extremadamente frustrante.

En esos momentos de desaliento (que todos tenemos), aceptemos que -en tanto no bajemos los brazos -, ni abandonemos por no "ver" el resultado que esperamos-, Sí está sucediendo algo dentro de nosotros: estamos creciendo, madurando. Quienes no se dan por vencidos, van gradual e imperceptiblemente creando los hábitos y el temple que les permitirá sostener el éxito cuando éste al fin se materialice.

El triunfo no es más que un proceso que lleva tiempo y dedicación. Un proceso que exige aprender nuevos hábitos y nos obliga a descartar otros. Un proceso que exige cambios, acción y formidables dotes de paciencia. Tiempo...

Cómo nos cuestan las esperas, qué poco ejercitamos la paciencia en este mundo agitado en el que vivimos... Apuramos a nuestros hijos en su crecimiento, apuramos al chofer del taxi... nosotros mismos hacemos las cosas apurados, no se sabe bien por qué... Perdemos la fe cuando los resultados no se dan en el plazo que esperábamos, abandonamos nuestros sueños, nos generamos patologías que provienen de la ansiedad, del estrés...

¿Para qué?......

Te propongo tratar de recuperar la perseverancia, la espera, la aceptación.

17 comentarios:

Red. dijo...

HOla mi linda amiga!!

Pues claro que somos ansiosos y queremos todo YA, no está bueno esperar, es bastante tedioso y aburrido.

Pero a veces no hay otra, es bajada de línea y pataleemos o no... se darán las cosas cuando deban darse.

Te dejo un beso.

El Drac dijo...

Oye pero si la vida se va volando!! ayer nomás tenía quince años y mira ahora que me veo y ni me reconozco. Un fuerte abrazo.

Susana Inés Nicolini dijo...

Preciosa entrada: ¡cómo nos dejas pensando! ¡Estupenda!
Un abrazo grande

ANTIQVA dijo...

Amiga, tus sabias palabras me hicieron recordar aquella peticion:

"Señor, Señor, dame paciencia, pero damela urgentemente..."

Je,je,je...

Un abrazo grande, Janeth

Carolina dijo...

Paciencia quien sabe hasta donde puede llegar la de cada uno…. Yo estoy comprobando los limites de la mía y ya empieza a resquebrajarse en cualquier momento la pierdo por completo.

MÓNICA GUDIÑO dijo...

bueno la espera es buena pero tambien es bueno vivir el dia a dia no somos eternos y nadie sabe que pasara mañana, cada dia es una oportunidad unica para hacer lo que venimos hacer... la paciencia es bueno pero no el exeso...
un saludito
guste leerte

MAJECARMU dijo...

Janeth,recojo tu proposición...
Hemos de seguir adelante con paciencia,sin desesperar y con fé...
En estos momentos lo necesito amiga...Tú eres en estos momentos la voz del universo,que me alienta y me inspira...
Mi gratitud por tus mensajes y mi abrazo grande.
M.Jesús

Adriana Alba dijo...

Es tan cierto lo que has escrito.

La impaciencia es la madre de todos los males.

Hacer filas en los bancos, esperar a que te atiendan en un comercio..


Para detenerse y practicar la tolerancia.

Un abrazo Janeth

Raul Miranda dijo...

La mejor arma es el silencio…
Mi tortura, la paciencia…
Mi eternidad, la soledad…
Mi mente, la locura…
Mis ojos, el corazón…
Mi realidad, la decepción…

Martin dijo...

Es la semilla de la MADUREZ, la semilla de la PACIENCIA, la semilla de la PAZ.

Grito tras grito de DOLOR que he escuchado desde ti, nunca fueron tan SILENCIOSOS como los puedo percibir ahora.

Es el SILENCIO de la COMPRENSIÓN, del RESPETO de lo que VES, de la entrega SABIA de tu ego a la VIDA.

Puedo oir tu GRITO…porque aun en la COMPRESIÓN hay DOLOR, porque aun en la PAZ hay llanto…… pero siento tu FUERZA…..cada vez más honda , cada vez más intensa .

Alcira Handal dijo...

Dicen los textos tibetanos que alguien que alcanza la victoria sobre el odio y la cólera es un verdadero héroe.

Para combatir estas emociones, las más destructivas, hay que cultivar sus antídotos, la paciencia, la tolerancia, y tener un gran entusiasmo y deseo de vencerlas.

Alicia dijo...

Ten paciencia, candidato, como aquel que no teme ningún fracaso, ni acaricia triunfo alguno.
Fija la mirada de tu alma en la estrella cuyo rayo eres tú.

Ten perseverancia, como áquel que sufre eternamente.

LA VOZ DEL SILENCIO- H.P.B.

Rochitas dijo...

perseverancia espera y aceptación, ojalá así sea.
meritorio que un sol "marciano" como el suyo nos de esta lección.

Belkis dijo...

La paciencia es un don divino que debemos cultivar. No por correr más llegamos antes.
Gracias por esta entrada y un fortísimo abrazo

moderato_Dos_josef dijo...

la pregunta que yo me haho janeth a estas alturas de mi vida es: ¿qué es el éxito? muchos, quizá ya lo hayamos alcanzado sin siquiera darnos cuenta....
Besos.

ILUSION dijo...

Hola Janeth,,,un escrito muy bueno y lleno de verdad,,gracias por compartirlo!!!!
Besitos...

Balovega dijo...

Bella noche..

Un gusto venir a leerte y disfrutar de tu bella entrada… buen lunes y semana..

Abrazos