El Efecto invernadero


El recalentamiento progresivo de la tierra, el llamado "efecto invernadero", proviene del agujero en la capa de ozono, que ya tiene dimensiones impresionantes.

Para todas las grandes ciudades de los países desarrollados es de suma importancia, porque el deshielo de la bóveda glacial de los dos polos puede provocar un aumento general del nivel de las aguas de 20 metros.

En tal caso, Tel-Aviv sería enteramente tragada por las aguas, así como Londres, Nueva York, Tokio, Venecia, Buenos Aires y Río de Janeiro.

Este escenario es enteramente creíble, pero la mayor parte de la gente no quiere admitir la posibilidad que esto ya haya ocurrido antes.

A pesar de que en numerosas civilizaciones, que no han tenido ningún contacto entre ellas, existen mitos relativos a un diluvio.

Esos relatos conservados en los mitos, nos enseñan que deberíamos prestar más atención a lo que desencadenan nuestras conductas. Pero jamás los hemos tomado en serio.


Yo veo dos soluciones posibles para evitar esa catástrofe: la primera sería decidir cambiar radicalmente nuestras costumbres, pero temo que sería una solución bastante difícil de implementar ya que nuestros hábitos están muy profundamente arraigados en nosotros.

La segunda solución es la de la naturaleza, es decir, una decisión que tomaría la Tierra por sí misma, ya que no tenemos prueba ni razón alguna para dejar de lado la idea de que la Tierra es una parte viva de un sistema vivo, El Sistema Solar.

Yo sé cuán difícil es pensar a la Tierra como algo vivo, pero eso nos viene simplemente del hecho que las definiciones de Vida que empleamos están en función de las ideas que tenemos sobre la vida.

Está claro que nos faltan palabras y que nuestros idiomas no contienen la idea de Vida, así, con mayúscula. Para ello es suficiente entender, cuando digo "Vivo", que hablo de seres que reaccionan.

9 comentarios:

Adriana Alba dijo...

Cuidar nuestro planeta es cuidarnos a nosotros mismos, la tierra es un ser vivo, y gime de dolor cuando el ser humano no toma conciencia de sus abusos.

la difusion como en este caso sirven para reflexionar y por supuesto aprender.

Gracias Janeth

Claudio Ariño dijo...

Tal cual, el universo tiene vida. En cuanto a nosotros, como formamos parte de este universo, debemos cuidarlo.

Rossina dijo...

Y YO LE HABLE JUSTAMENTE DE ESTO, DE SU AMOR POR LA NATURALEZA. DE LA CONCIENCIA, LUNA EN TAURO.
SIGO LEYENDO EN VERSO, JANETH :(

Escribir es seducir dijo...

YO CREO QUE LA TIERRA SE CANSO DE NUESTROS MALTRATOS Y DESPUÉS DE MUCHA PACIENCIA Y DE HABERNOS DADO SEÑALES DE QUE LAS COSAS NO ANDABAN BIEN DECIDIÓ QUE ERA HORA DE HACERNOS PAGAR LAS CULPAS

SALUDOS

Luis dijo...

El mundo se acaba, eso sí, nada es eterno dicen muchos adagios, la solución está en la creatividad para sobrevivir, o que las grandes potencias inviertan a favor de la investigación de la conservación planetaria; las campañas están por todos lugares, los minutos pasan y cuando marque la hora tal vez sea muy tarde.

Melissa dijo...

Meditemos y atrasemos al reloj que marca las horas.

Juan Meriles dijo...

Existen numerosos efectos del calentamiento global que afectarían a la vida humana y al medio ambiente. El principal es el aumento de la temperatura y a partir de este, se generarían otros efectos como el aumento del nivel del mar.

Lolita dijo...

Para el 2050, el calentamiento global podría exterminar una cuarta parte de las plantas y animales.

Olga i Carles dijo...

Formamos parte del planeta...
Formamos parte de la tierra.
Formamos parte del universo..
porqué en definitiva somos lo mismo, y así deberíamos reaccionar.
Todo evoluciona en un conjunto, no hay separación.




Gracias.