El dolor es vehículo de conciencia


El dolor es el que nos obliga a detenernos y a preguntarnos acerca de las cosas. Sin el dolor, jamás nos diríamos, como tantas veces lo hacemos: "¿Por qué a mí?", para advertir, seguidamente, que no es "a mí" solamente...


Sin el dolor, no nos propon-dríamos indagar en las leyes ocultas que mueven todas las cosas, hechos y personas.


Por poco que volvamos los ojos, encontraremos sufrimiento: sufre la semilla que estalla para dar lugar al árbol, sufre el hielo que se derrite con el calor o el agua que se endurece con el frío, y sufre el hombre que, para evolucionar, tiene que romper las pieles viejas de su cárcel de materia.


Pero tras todos estos sufrimientos se esconde una felicidad desconocida: la plenitud de la semilla, del agua, del alma humana que descubren, en medio de las tinieblas, la luz segura de su propio destino.

20 comentarios:

Rossina dijo...

el dolor como peldaño necesario.
Aunque muchas veces nos preguntemos el porque de tanto master y pos grado.

MAJECARMU dijo...

Janeth,el dolor nos acerca a la luz de la humildad...Al ser conscientes de los límites del cuerpo el espíritu se expande,más sensible,más humano y divino.
Mi gratitud y mi abrazo grande amiga.
M.Jesús

ANTIQVA PHOTO dijo...

Lo malo del dolor es que encierra dolor... Tendrian que inventar algo que no tuviera ese efecto secundario tan perverso...

Un abrazo grande, amiga

Myriam dijo...

Sin dolor no hay crecimeinto posible. Tienes razón.

Besos

Filomena Lonetti dijo...

5 de Abril del Año 1.915,falece mi Bisabuela Filomena Giuseppina Lonetti Macri
5 de Abril del Año 1.922,contrae Matrimonio mi Abuela Materna Matilde Veneranda Maximina Lonetti con mi Abuelo Materno Maximiliano Adolfo GarcíaMenéndez
5 de Abril del Año 1.922,se funda la Asociación del Personal de Dirección de Ferrocarriles Argentinos y su Fundador es mi Amado Padre el Señor Orlando Aníbal González Ferrari
5 de Abril nombre del Hotel situado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Red. dijo...

No me parece positivo el dolor, pero es verdad que a veces -el 100% de ellas- las cosas pasan por una razón, se supone que esa razón es buena.

Para obtener algo bueno hay que pasar por algo malo?

No me cierra de todos modos un mundo de sufrimiento obligado, como lo es este.

Y dudo que si la idea hubiera sido el éxtasis continuo, fuera lo que es, lo que indica que el plan es este, evolución a través del dolor.

No todos crecen a través del dolor: los vuelve resentidos y malos, y así estamos, en un valle de lágrimas, esquivando los misiles, haciendo lo que podemos, porque se supone que tenemos las herramientas para combatir lo malo y llevar luz a donde quiera que vayamos, pero eso se debe a que en otras vidas... ya experimentamos con lo oscuro y no nos gustó hacia donde nos llevó ese camino.

Bueno, reflexion de madrugada.

Besos, amiga!! Y basta de dolor, disfrutemos lo que hay.

Adriana Alba dijo...

Creo que el que no aprende por la experiencia, aprende por el dolor.

No es bueno, pero en ocasiones despierta conciencias dormidas y oscuras para acercarse a la luz.

Reysagrado dijo...

Curioso que para alcanzar la luz haya que pasar por el dolor...

Y más curioso todavía que se identifique la Oscuridad con el mismo...

¿Por qué?

Quiero decir, por qué dolor = oscuridad, luz = curación...

Así pues, ¿concluimos que el Camino hacia la Luz ha de pasar por un Valle de Lágrimas? ¿Dónde queda la felicidad del Ser Humano entonces? ¿Estamos "condenados" a ser infelices para alcanzar la Luz, eso que se ha dicho nos da la Felicidad?

Hmm... veo en esta teoría un pequeño fallo. Os pregunto: ¿no es el Amor lo que nos hace felices? ¿El Amor duele? ¿O quizás sea el desamor? ¿Amor - Luz, Desamor - Oscuridad?

Concluyo: nos hace falta Amor, no Luz; la Luz, el Amor, está dentro de nosotros, sólo que como no miramos dentro de nosotros, nos dejamos llevar como "Mosquitos" hacia la Luz... ciegos... desorientados... Y luego la Oscuridad nos asusta, cuando ésta no es más que un reposo para el Alma Iluminada;).

Carolina dijo...

Supongo que hay que pasar por lo oscuro para llegar al otro lado. Es como el viaje mítico del héroe. El paso de Dante por el Infierno para poder llegar al cielo, el de Ulises por el Hades para poder volver a su Itaca. Supongo que todos debemos pasar por eso y es lo que nos hace fuertes y nos ilumina.

Lolita dijo...

El dolor, como vehículo de conciencia, nos sacude de nuestro sopor y comodidad, despertándonos a nuevas realidades para las que andábamos ciegos hasta ese momento.

Alcira Handal dijo...

Aunque parezca cruel, el dolor nos abre los ojos a nuevos panoramas, nos obliga a aproximarnos a nuevas dimensiones, siempre un poco más cerca de la verdad y la totalidad.

Cuesta, porque hemos sido ciegos durante mucho tiempo frente a la verdad y hemos vivido inmersos en ilusiones y fantasías.

La ignorancia suele ser nuestra guía y todo lo interpretamos subjetivamente de acuerdo a cómo responden nuestras emociones ante los hechos.

Alicia dijo...

La Vida no quiere dejarnos como nos encontró y nos sacude, zarandea, golpea, desgarra, disuelve y pulveriza. Mas su interés es siempre positivo y si comprendiésemos por qué actúa así, facilitaríamos su misión y nos ahorraríamos grandes dosis de sufrimiento.

Raul Miranda dijo...

Es necesario para templarnos y endurecernos, para educir nuestra fuerza interna; para extraer el oro del plomo, para forjar la estatua escondida en el barro y hacerla encarnar a base de cincel, martillo, inspiración y voluntad.

Ramiro Jordan Alvares dijo...

Hace más de 2.500 años el Budha se esforzó por hacernos comprender cuál era la causa del dolor; la ignorancia y el apego a la ilusión; y cómo sólo una vida ética, disciplinada y guiada por la Sabiduría podría irnos liberando paulatinamente de él.

Brahma dijo...

Madurar es aprender a sufrir, soportar el dolor, a aceptarlo, a integrarlo en nuestra vida y a perderle el miedo. Vivir con él teniendo presente que es el Maestro más piadoso, pues nos avisa cada vez que algo anda mal o no marcha como debiera.

Melissa dijo...

Toda ciencia proviene del dolor, de nuestros dolores o de los dolores y experiencias de los que avanzaron por delante en el Sendero de la evolución. Crecer y evolucionar requiere siempre que algo viejo muera para que nazca algo nuevo y mejor en nosotros.

Soledad dijo...

La vida es una piedra de afilar; o te pule o te hace polvo”. Nos puede pulir si colaboramos con inteligencia, o destruir si nos negamos a tomar la forma que ella quiere darnos o debemos plasmar.

Luis dijo...

Los filósofos chinos decían que toda crisis es una oportunidad… o un peligro, depende de cómo la vivamos.

Mahatma dijo...

Lo cierto es que, aunque a nadie le guste el dolor, si le prestamos atención siempre nos ofrecerá respuestas, ampliará nuestra conciencia, nos purificará y fortalecerá.

Belkis dijo...

El dolor templa el espíritu y fortalece el alma.
Besos