Solo llega a nuestro interior aquello a lo que hemos abierto el corazón


La naturaleza es nuestra hermana, no es objeto de nuestra propiedad.

Solo llega a nuestro interior aquello a lo que hemos abierto el corazón

Cuando veo cuán vanidosa, egoísta, orgullosa y cuantas cosas mas soy, me doy cuenta de que de esa debilidad nace la fortaleza que me permitirá trascender como ser humano. 

Entonces mi guerrera interior alza su espada de cristal, recoge su pelo entrenzado, expande su pecho y comienza la ardua tarea de vencerse a sí misma.







19 comentarios:

Escribir es seducir dijo...

LUCHAR CONTRA UNO MISMO ES LO MÁS DIFÍCIL

SALUDOS

Adriana Alba dijo...

En hebreo hay una palabra "Tikùn", que significa correccion y los Kabalistas nos dicen, que cuando màs nos enfrentamos a nuestras sombras màs luz recibimos...huir no aporta nada, enfrentar y luchar corrige, fortalece y alumbra.

Un beso Janeth.

ANTIQVA dijo...

La via del corazon es la que nos llega a las profundidades de nosotros mismos...

Un abrazo grande, querida amiga

Verónica Marsá dijo...

Vanidad, egoismo y orgullo son muy sanos cuando se consumen a pequeñas dosis. Nos hacen fuertes y humanos, vanidosos de nuestros logros, egoistas para darnos un mimo y un tiempo a nosotros mismos y sentirnos orgullosos de quienes somos y de los nuestros, de todos a quienes amamos.

Digo yo...

Un abrazo de ocho brazos!

Red. dijo...

Somos quienes somos más nuestras vivencias. Se supone que todas nos han forjado para llegar a ser esto que somos. Y encima tenemos que luchar contra ello!!

Te dejo un beso, amiga!!

Red. dijo...

Somos quienes somos más nuestras vivencias. Se supone que todas nos han forjado para llegar a ser esto que somos. Y encima tenemos que luchar contra ello!!

Te dejo un beso, amiga!!

Patricia dijo...

la lucha con nosotros mismos, en nuestro interior es la más dura y más fascinante batalla, porque la promesa es la Luz y la Comprensión, la expansión de nuestra Conciencia hacia las cotas más elevadas.

un gran abrazo.

Myriam dijo...

Necesitamos muchos guerreros y guerreras y habrá paz en el mundo.

Besos

Ramiro Jordan Alvares dijo...

Combatirse a sí mismo es la guerra más difícil; vencerse a sí mismo es la victoria más bella.

Raul Miranda dijo...

El entrenamiento de un samurai jamás concluye. El primer oponente de un samurai es él mismo. El entrenamiento no es sino la progresiva y gradual conquista de sí mismo, sólo así el samurai logrará vencer a otros. Por ello, quien controla y domina a los otros es fuerte, pero quien se conquista a sí mismo es poderoso, y por ello se hace temible. Alcanzada esta fase superior, el samurai obra igual que el Cielo y vive según su ley.

Soledad dijo...

"La mejor victoria está en vencerse a sí mismo"

(Calderón de la Barca)

Luis dijo...

El Buen Combate es aquel emprendido porque nuestro corazón lo pide. El Buen Combate es aquel entablado en nombre de nuestros sueños. Cuando explotan dentro de nosotros, con todo su vigor, en la juventud tenemos mucho coraje pero todavía no hemos aprendido a luchar. Después de mucho esfuerzo, hemos aprendido a luchar pero ya no tenemos el mismo coraje para combatir. Por eso, nos volvemos contra nosotros mismos y pasamos a ser nuestro peor enemigo. Decimos que nuestros sueños eran infantiles, difíciles de realizar o fruto de nuestra ignorancia de las realidades de la vida. Matamos nuestros sueños porque tenemos miedo de entablar el Buen Combate.

Fragmento de "El Peregrino de Compostela" Paulo Coelho

Filomena Lonetti dijo...

Janeth infinitas de gracias port visitar mi blog "Esculapio Hijo del Sol".Tu post tiene mucha razón hay que abrir el corazón.Qué las estrellas iluminen a tu alma.Roxana de la Ciudad de Rosario

Olga i Carles dijo...

Todos estamos en el campo de la batalla rozando al filo de la navaja para recibir finalmente la merecida recompensa.



Gracias.

Olga i Carles dijo...

Todos estamos en el campo de la batalla rozando al filo de la navaja para recibir finalmente la merecida recompensa.



Gracias.

Olga i Carles dijo...

Todos estamos en el campo de la batalla rozando al filo de la navaja para recibir finalmente la merecida recompensa.



Gracias.

Belkis dijo...

Definitivamente cierto, sólo penetra nuestro interior aquello que permitimos que entre. Es una batalla constante en contra de todo lo que nos inpide trascender.
Muy buena reflexión janeth.
Te dejo un abrazo muy grande

Migue dijo...

Solo llega a nuestro interior aquello a lo que hemos abierto el corazón. Totalmente de acuerdo con tu reflexión Janeth.
Un fuerte abrazo para ti.

PD.Sabes que no he encontrado el lugar para seguir tu espacio.Tal vez me haya perdido entre la multitud. Ayúdame a encontrarla cuando puedas.Gracias!

isis de la noche dijo...

Oh amiga..

Has descrito muchos de mis momentos.. Y es que la batalla es continua... Y bajar la guardia no es una opciòn..

Es inexorable el destino del guerrero: luchar siempre.. no dejar de hacerlo..

besos!! guerrera..