¿La virtud? ¿El honor? ¿El conocimiento profundo? ¿Para qué sirven todas estas cosas?


Los valores estables, aquellos que los viejos sabios denominaban arquetipos, son difíciles de percibir y mucho más difíciles de vivir. Así, los hombres los han disfrazado de “cosas viejas” y los han arrinconado en el cajón de los recuerdos.

Y, en casos peores, quienes se sienten imposibilitados de vivir estos valores y los juzgan peligrosos en otros hombres se han dedicado a vituperarlos y desmitificarlos. 

¿La virtud? ¿El honor? ¿El conocimiento profundo? ¿Para qué sirven todas estas cosas? ¿En qué banco pueden depositarse? ¿Dan dividendos? ¿Cuánto se gana mensualmente siendo buena y honrada?

De esta forma, desaparecieron los grandes valores del escenario de la vida humana, y su lugar fue usurpado por actorzuelos farsantes que varían sus disfraces de día en día.

Ayer fue prestigio la fortaleza interior; hoy es prestigio la fortaleza económica.
Ayer fue prestigio la piedad; hoy lo es la bestialidad instintiva. Antes valía la sinceridad; hoy es importante mentir mucho y que se note poco. Antes se hablaba de respeto, y
ahora, de insolencia. 

Se ha cambiado la dignidad por la prepotencia. ¿Para qué seguir con la larguísima lista de estos actores de moda?

12 comentarios:

MAJECARMU dijo...

La virtud,el honor y el conocimiento profundo están grabados en el espíritu de la humanidad, y si aparentemente han sido relegados por el brillo de la materia...La caducidad y fragilidad de la materia caerá,como ya está cayendo, y al fondo aparecerán de nuevo los valores imperecederos que aprendimos de los clásicos.
Mi gratitud y mi abrazo inmenso,amiga.FELIZ FIN DE SEMANA,JANETH.
M.Jesús

Red. dijo...

Yo no creo, amiga, que se hayan perdido los valores. Lo que sí se fue perdiendo fue la obligación de llevarlos a cabo, lo acartonado. Se hacen de corazón y no ejerciendo un papel de una obra, por lo que creo que antes era todo más actuado que ahora.

Es cierto que antes se hacían cosas siguiendo más recetas, ahora se hace lo que se siente y no siempre se siente lo más lindo, y antes no importaba qué se sintiera: sólo se mostraba lo que era permitido ser mostrado. Ahora te das el gusto de decir lo que pensás o sentís aunque eso signifique reconocer que no estás 10 puntos, no estás top.

Si la forma de vida como estaba planteada anteriormente hubiera hecho feliz a alguien... pues seguiría vigente, no lo crees?

Besos!!

ANTIQVA dijo...

Hubo un tiempo en que los sabios aconsejaban a los hombres que fueran virtuosos.

Entonces, reinaba Maat en el cosmos...

Luego, las cosas fueron cambiando.

Un abrazo grande, Janeth

Adriana Alba dijo...

Adhiero con lo que dice Red, tampoco creo que se hayan perdido los valores, es como que hay cierta ligereza...los tiempos vuelan, tal vez haya menos estructuras, pero en todos los tiempos hubo y habrà almas para despertarse, algunas lo hicieron, otras estan tratando.

Cariños Janeth.

Raul Miranda dijo...

Si el ignorante es mas feliz, para que sirve el conocimiento?

Sirve para darte cuenta que sos un ignorante con pocos conocimientos y talmente infeliz

Ramiro Jordan Alvares dijo...

El Hombre busca lo que no tiene. Ama lo que le falta, porque se siente incompleto, tiende hacia aquello que considera importante para sentirse plenamente humano en su totalidad.

Alcira Handal dijo...

Todo lo que está sucediendo es natural al hombre y es el hombre quien tiene que encararlo y resolver. Nada nos sucede que no sea propio de nosotros mismos y, si nos sucede, es porque podemos encararlo y resolverlo.

Luz del Alma dijo...

Estamos todos en el camino, aprendiendo.
Gracias Janeth por compartirlo.
Abrazo de luz, Mirta

Lolita dijo...

Creo sinceramente que encontrar ese "tesoro" que todos tenemos en nuestro interior es el trabajo más necesario a realizar. Pues de ahí devendrán grandes logros y satisfacciones. La de Ser nosotros mismos, contactar con lo mejor que llevamos dentro, con la fuente inagotable de un corazón abierto a la Magia de la Vida y su constante renovación. Y como consecuencia sentirnos seguros, ser luminosos, sanos, fraternales, amigos de todos.

Mahatma dijo...

Este mundo en donde las cosas del espíritu han sido cercenadas por la materia y donde aún los que queremos y los que tenemos necesidad de espiritualidad y necesidad de oración, y necesidad de vida y de paz interior, nos encontramos impulsados como ganado contra este muro espinoso que es el odio de las actuales relaciones humanas.

Yo querría, amigos míos, que todos nosotros pudiésemos tener esa actitud de cariño y de bondad, con el corazón, y no nos avergoncemos de hacerlo con el corazón.

Carolina dijo...

El corazón está en emergencia por falta de amor, hay que volver a conquistar la vida, enamorarnos otra vez de ella; nuestro potencial interior aflora espontáneamente cuando nos dejamos en paz.

Quizá sólo seamos agua fluyendo; el camino nos lo tenemos que hacer nosotros, mas no permitir que el cauce esclavice al río, no sea que en vez de un camino tengamos una cárcel.
La infelicidad no es un problema técnico, es el resultado de haber tomado el camino equivocado.

mimbre dijo...

Hola Janeth...
El tema de hoy es atrapante-como siempre-. Es mi pensamiento que estamos aquí para aprender y así evolucionar...más esta claro que no estamos en el camino correcto.
Nos hemos abrazado a la tecnologia, en desmedro de las pautas de conducta que nos guiaban en el pasado. Cuando la balanza esta inclinada hacia un extremo el otro se reciente...
Gracias por tus conceptos, Amiga mia¡¡
Un abrazo enorme
Osvaldo