Renovandonos, que ya viene la Navidad



 Mucho se ha escrito sobre la Navidad, pero en estas fechas cercanas a ella no está de más hacerlo de nuevo. 


Al igual que todo lo existente, la navidad, es algo cíclico, pero no por ello monótono ni rutinario sino renovador, ya que también en nosotros existe lo cíclico y vez tras vez debemos recordar el significado y el porqué de las cosas que hacemos, para no caer en la rutina y el olvido, puesto que si ocurre esto perdemos el rumbo, la dirección, el centro, y hay peligro de que se produzca el desaliento, la desmotivación, el sin sentido de todo, o sea el caos.... 

La celebración de la navidad y año nuevo son fiestas que con estos nombres, u otros, siempre, en todas las civilizaciones se han realizado, pero adaptadas a una determinada época, y lugar geográfico. Pero en todas ellas se ha absorbido un significado, costumbres o tradición ya existente.

En la naturaleza todo se aprovecha, y el hombre no es ajeno a ello, (aunque muchas veces no lo veamos así), y de la misma manera que ella aprovecha lo muerto y caduco para regenerarse, el hombre también aprovecha lo anterior, para construir lo nuevo; así que no nos ha de extrañar que la Navidad se haya construido en base a fiestas y nacimientos de dioses de anteriores civilizaciones que tienen que ver con el renacimiento, la renovación, la luz etc. (Mitra, Agni, fiestas Saturnales, fiestas de Lug, Frey…).


Al igual que la construcción de templos cristianos se ha hecho sobre otros templos anteriores, aprovechando un simbolismo, una magia y unas costumbres de adoración y devoción en dichos lugares; al igual que las lenguas que utilizamos se basan en otras anteriores, y al igual que las formas de todo lo existente se basa en formas anteriores, así ocurre con la Navidad.


Si estudiamos todos esos símbolos y mitos nos daremos cuenta del parecido que existe entre ellos, como si viniesen o tuvieran un origen común… No se sabe el "por qué" de la creación del universo, ni se sabe ni se llega a entender de una manera racional. Y es por eso, por lo que se utilizan símbolos, mitos, cuentos, tradiciones, etc., que en cierta manera nos hacen captar "algo" abstracto de una manera particular e individual.


Las distintas interpretaciones de estos son como las piezas de un enorme rompecabezas, y entre todos lo podriamos armar. 

Por eso no deberíamos cerrarnos a una sola interpretación excluyendo las demás.

13 comentarios:

sunny dijo...

la luz quiere renacer en nuestro interior,
y una y otra vez, como cada año el invierno,
llama a nuestra puerta
y nos da un nueva oportunidad

qué estas fiestas te llenen de sonrisas

cariños!

Red. dijo...

Qué linda es la época navideña!! siempre que fluyamos con ella y no nos resistamos que es peor!!

Feilcidades mi amiga, para estas fiestas junto a los tuyos; que el que entra sea el mejor año de tu vida y cumplas todo aquello que soñaste, y te agradezco infinitamente el acompañarme en este camino, con tu inconfundible luz de paz y serenidad.

El Drac dijo...

Como siempre te asiste toda la razón querida amiga, dewsde mi modesto juicio,; creo que somos tan ignorantes que conceptuamos a Dios desde distintas religiones todas ellas defectuosas y por ende miopes al no verse entre ellas de una manera fraterna.

Un abrazo

Myriam dijo...

¡Qué tengas una Muy Feliz Navidad, Janet en que la Luz renazca en tu interior!

Y que el 2012 te traiga todo lo bueno que desees y mucho más.

Besos y gracias por tus deseos dejados en casa. Gracias, amiga

Luis dijo...

A base de repetir los gestos navideños de siempre, quizá hemos olvidado que tienen su origen en hermosos relatos de variadas procedencias.

Melissa dijo...

"Honraré la Navidad en mi corazón y procuraré conservarla durante todo el año."

Charles Dickens

Raul Miranda dijo...

Es un hecho que los ciclos de la naturaleza afectan en diversos aspectos la vida de los habitantes del planeta. Solsticios o equinoccios marcan hitos de los que es imposible abstraerse.

Ramiro Jordan Alvares dijo...

Muchas de las celebraciones modernas, si bien han perdido su fondo tradicional y porque no, esotérico, responden a vestigios de antiguas costumbres relacionadas con ciclos de la naturaleza, fuertes relaciones de orden religioso que están simbolizados en los elementos de la naturaleza y que no dejan de tener profundas raíces filosóficas, al alcance quizás sólo de los estudiosos.

Alcira Handal dijo...

El mismo hecho de la Navidad, que se entiende hoy en el mundo cristiano, como el recuerdo del nacimiento de Cristo, tiene origen quizás egipcio, y más recientemente con tradiciones germanas de cultos paganos, en clara rememoración al ciclo del solsticio de invierno en el hemisferio norte del planeta (solsticio de verano en el hemisferio sur).

Alicia dijo...

Históricamente la fecha del nacimiento real de Cristo se desconoce.

En los Evangelios canónicos de Mateo y de Lucas hallamos algunas referencias, pero es en el Evangelio copto de Tomás y de Felipe, donde se habla más de los Reyes Magos, de los padres de la Virgen, de Ella misma, así como muchos otros detalles del Nacimiento: el asno, el buey, y la infancia de Jesús.

La fecha del nacimiento de Jesús llegó a celebrarse el 2 de enero, 28 de marzo, 19 de abril, 20 de mayo, 239 de septiembre, hasta quedar fijada el 6 de enero.

Posteriormente se trasladó a la festividad solar del solsticio de invierno, el 25 de Diciembre, haciéndola coincidir con las fiestas Saturnianas dedicadas al culto a Mitra, instauradas el año 274 a.C.

Sobre ello se dice que esto se hizo para hacer coincidir las fiestas cristianas con los cultos paganos a modo de superposición, pero no olvidemos que los padres de la iglesia de aquella época conocían perfectamente los ciclos de la naturaleza.

Soledad dijo...

Como sabemos, "no hay nada nuevo bajo el sol".

En todas las religiones hay elementos que se toman de las tradiciones religiosas de otros pueblos, ya sea por asimilación natural o por la necesidad de integrar en sí elementos vigentes

Sabemos que la fecha en la que se celebra la Natividad de Jesucristo, el 25 de diciembre, ya se celebraba en el mundo romano como el día del Solis Invicti, y así lo asimiló el cristianismo pues Jesucristo asumió el papel de Sol de Justicia.

Brahma dijo...

La milenaria tradición hindú nos cuenta que Agni nació de un padre carpintero, Visvakarmán, y de una madre virgen que le dio a luz en un pesebre, rodeado de una mula y un buey, símbolos que volvemos a encontrar en el mítico nacimiento de Jesús.

Carolina dijo...

Es curioso experimentar cómo la gente es capaz de parar en su continuo caminar desenfrenado y vivir un momento de paz, de amor y de felicidad en el que todos nos sentimos mejores y más unidos por un solo vínculo.