"Siddhartha" de Hermann Hesse


"La vida de cada hombre es un camino hacia sí mismo, el ensayo de un camino, el boceto de un sendero."

Hermann Hesse


Una de las obras literarias más leídas en el s. XX y que seguro seguirá siendo leída en este nuevo s. XXI. Siddhartha, del premio Nobel de literatura de 1946, el escritor alemán Hermann Hesse.

En su hogar estaban tan presentes las concepciones cristiano-protestantes como la hinduista-budista de la vida. De hecho H. Hesse siempre señaló que la obra Siddhartha era la obra de su propio credo. Todos los personajes de sus novelas fueron una parte importante de su propia alma rebelde e incansable buscadora de valores perdurables y comunes a toda la Humanidad.

Esta novela fue publicada en el año 1922, cuando el autor tenía 45 años de edad y ya se había consagrado como literato reconocido gracias a sus obras Peter Camenzid (1904), Bajo la rueda (1906), Knulp (1915) y Demian (1919), entre otras.

Hermann Hesse siempre se presentó a sí mismo como un buscador, como un hombre que quería ahondar constantemente en el significado de la vida, en el destino, en las profundidades del alma humana. Y ahí radica precisamente su fuerza, en el hecho de que supo acercarse a lo atemporal, a las preguntas inherentes a la condición humana. Por ello ha pasado un siglo prácticamente desde la publicación de la primera obra que lo hizo famoso, su Peter Camenzid, y sin embargo sus obras siguen siendo leídas con la misma admiración que entonces.


15 comentarios:

ANTIQVA PHOTO dijo...

Lei a este hombre cuando era joven...

Tendria que releerlo. Tendre que buscar los libros de nuevo...

Un abrazo, Janeth

MAJECARMU dijo...

Janeth,un gran autor,que todos hemos leído,admirado y querido...Y que viene bien releer de nuevo para refrescar sus temas,siempre actuales,interesantes y profundos.
Gracias por recordárnoslo,amiga.
Mi abrazo inmenso y feliz semana,Janeth.
M.Jesús

MarianGardi dijo...

Sin duda fue un gran Hombre, con mucho talento y un alma viva.
Me gustó Hermann Hesse, desde que leí el Lobo Estepario
Grande y cálido abrazo

Adriana Alba dijo...

Bellìsimo texto de Hesse, me encantò.

Como siempre profundizar en nuestro Ser, nos abre mil puertas, gracias Janeth.

Un fuerte abrazo.

Alcira Handal dijo...

“Es bueno probar personalmente todo lo que falta aprender”.

(IBD. Hesse. Op. Siddharta)

Ramiro Jordan Alvares dijo...

Lei el libro, recuerdo a Siddharta, un hombre para quien el camino de la verdad pasa por la renuncia y la comprensión de la unidad que subyace en todo lo existente.

Soledad dijo...

Siddharta es la obra más representativa de este proceso y ha ejercido una gran influencia en la cultura occidental del siglo XX. La verdadera profesión del hombre es encontrar el camino hacia sí mismo.

Brahma dijo...

Mítica novela de Hesse que revela la progersiva iluminación y marcha ascendente y sinuosa hacia la Unión definitiva con el Uno. Esta novela se destaca entre las del autor alemán y fue una de mis favoritas en mis años de adolescente.-

Lolita dijo...

Hermann Hesse es mi escritor favorito, la verdad es que he leído mejores escritores que él, sin embargo, sus libros, muy especialmente Demian, me marcaron profundamente, quizá porque los leí en una época especial de mi vida.
Recomiendo mucho sus libros, sin embargo, Siddharta es el que menos me gusta, personalmente lo encontré algo forzado, demasiado misticismo para decir cosas que en sus otros libros surgen con naturalidad.

Melissa dijo...

Saludos, dejo una cita de la autobiografía de Hesse:

Nací hacia finales de la Edad Moderna, poco antes del incipiente retorno del Medioevo, bajo el signo de Sagitario y amablemente influido por Júpiter. Mi nacimiento se produjo a primera hora de la tarde un cálido día de julio, y la temperatura de aquella hora es la que, inconscientemente, he amado y buscado durante toda mi vida, y la he añorado dolorosamente cuando me faltó. Nunca pude vivir en países fríos, y todos los viajes voluntarios de mi vida se dirigieron al sur. Fui hijo de padres religiosos, a quienes amé con ternura y a los que habría amado más tiernamente si no se me hubiera enseñado el cuarto mandamiento a edad temprana. Pero, lamentablemente, los mandamientos siempre han ejercido en mí un efecto fatal, por muy justos y bien intencionados que fueran – yo, que por naturaleza soy un cordero y tan dócil como una burbuja de jabón, siempre he sido reacio a los mandamientos de todo tipo, sobre todo durante mi juventud. Bastaba con que oyese el “debes hacer” para que en mí todo se revolviese y me volviera porfiado.

Hermann Hesse

PS: http://www.ficciones.cl/2007/08/06/herman-hesse/

Luis dijo...

“Caminó por la renuncia a través del pensamiento…” (primer parrafo de extractos de la novela que presentas)

Permíteme parafrasear este texto que describe la experiencia del vacío, sunyata o samadhi en la que todos nos podemos “adentrar” merced a la práctica meditativa adecuada. Leer libros es excelente, nos hace falta tanto individual como socialmente, pero el ser humano aún da para más, para infinitamente más… Es el vacío de donde nace la intencionalidad y la palabra, el mundo fenoménico y el psicológico; y está ahí mismo donde tú estás…

Pero aún esta “experiencia” no es la cúspide de la realización; la realidad última es la síntesis del vacío y la forma, del mundo manifiesto y su sustrato; integración que ocurre en la propia conciencia. No es el dilema de ser o no ser, sino de ser y no ser a un tiempo…

Raul Miranda dijo...

Siddharta se debe leer. Es más que un libro, ya que deja algo profundo: nos hace pensar en nuestro, a veces, pobre yo, materialista y hedonista.

Ximena dijo...

Janeth, Siddhartha es muy buen libro, lo he leido en innumerables ocasiones, es mi libro favorito, tiene la particularidad de que uno quiere que no termine jamas, quizas por lo carismatico del personaje o por el hecho de crear una especie de vinculo con él.

Alicia dijo...

“La mayoría de los seres humanos son como las hojas que caen de los árboles, que vuelan y revolotean por el aire, vacilan y por ultimo se precipitan al suelo. Otros, por el contrario, casi son como estrellas; siguen su camino fijo, ningún viento los alcanza, pues llevan en su interior su ley y su meta”

Fragmento del libro que nos presentas

Un gran libro que muestra el tortuoso camino de la vida hacia la paz, gracias a la meditación y con la ayuda de la espera, podremos lograr.
Al fin y al cabo somos como el Río, en constante devenir, siempre renovandonos, pero nunca dejando de ser lo que somos.
Excelente libro, aunque no comparto el camino a la paz que muestra, no debe ser necesariamente ese, o solo que lo haya puesto de una manera simbólica

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

La obra de Sidharta es espectacular.
Gracias por recordar...




Un abrazo.