Valiosa acción la de crecer y mejorar como ser humano


A veces, en nuestro desconcierto, necesitamos saber por qué se nos escapan de las manos los resultados que buscamos, o no sabemos interpretar las contradicciones que nos llegan a abrumar, cuando nos desgarramos por dentro, al sentir que los sentimientos nos llevan en una dirección y la razón en la contraria. En ocasiones, damos por sentado los significados de las grandes palabras que nombran nuestras experiencias vitales, como la felicidad o el éxito, para acabar con la sorpresa de la desilusión, porque no eran sino expectativas y detrás no había nada.

Todo éxito es la resultante de muchas pequeñas batallas, en las que a veces salimos ganando y otras, derrotados. Pero no hay derrotas definitivas ni energías desperdiciadas en la valiosa acción de crecer y mejorar todo lo que existe a nuestro alrededor.

12 comentarios:

Rochies dijo...

amiga, vengo a agradecerte tus palabras, y me encuentro con este texto que completa lo que dejaste dicho por allá. Gracias infinitas por percibir aún la luz! creí que era un manifiesto de abatimiento...
Pequeñas batallas, así debería llamarse mi escrito.
Un abrazo.
Tu fe es tu mayor pilar, mi ariana favorita ;)

Patricia dijo...

excelente texto, amiga.
en el sendero del crecimiento interior todo obstáculo, pequeño o mayor, es un estímulo, aunque en primer momento, quizá, se nos escape de la comprensión su significado más sutil.

un abrazo.

MAJECARMU dijo...

Efectivamente amiga,las palabras a veces tienen significados confusos...No logramos lo que nos proponemos,debemos reflexionar continuamente para poner el corazón en lo que hacemos y decimos.El significado de la felicidad o la dicha,no es para todos lo mismo...La dicha es algo espiritual,sentido y profundo y la felicidad puede ser simplemente pasar una tarde divertida entre risas y amigas...Todo requiere lucha y esfuerzo,las derrotas pueden ser pasos,que nos acercan a la victoria...Y las victorias pueden retrasarnos o estancarnos...
Mi gratitud por compartir y mi abrazo grande,amiga.
FELIZ FIN DE SEMANA,JANETH.
M.Jesús

Red. dijo...

NO creo que debamos perseguir grandes éxitos para sentirnos dichosas, ya que como bien dices una vez alcanzada la meta es posible que sintamos el mismo vacío que antes de lograrla.

Lo ideal es armonizarse, y no pensar que hay que tener algo que no tenemos, no digo no vivir con metas pero como sabemos, lo lindo es el viaje, no la llegada en sí.

Besos y buen finde, amiga!!

Luján Fraix dijo...

Hola

Excelente texto, brillante mensaje.
La vida es un camino que debemos transitar con obstáculos, no todo es color de rosa, los fracasos nos ayudan a crecer, los logros son la suma de mucho esfuerzo por llegar a la meta.

Un beso

Me quedo por acá.

lujanfraix.blogspot.com

Te dejo esta dirección porque tengo varios blogs pero en éste escribo todos los días y comparto mucho con mis amigos.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

El silencio en primer lugar,
La palabra viene a consecuéncia de haber encontrado la Verddera Fuente, sólo asó podemos acertar.


Gracias.
Un abrazo.
Feliz semana.

ANTIQVA dijo...

La vida es, en efecto, una continua serie de batallas... Nada es facil... Por eso tantas y tantas veces caemos en el desanimo...

Un abrazo, Janeth

moderato_Dos_josef dijo...

Así es. La vida es una continua batalla por lograr que nuestros deseos se cumplan. donde hay una cosa que es fundamental aprender; a respetar las reglas. Muchos no lo hacen. Por eso el mundo no funciona.

Bsos Janeth

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Amiga,
Has de saber que en nuestro blog tienes un pequeño premio... esperamos te guste.


Un abrazo.

Luján Fraix dijo...

Hola querida amiga
Gracias por llegar hasta mi sitio y dejarme tu precioso mensaje.
Un placer para mí.
Un beso grande.
Nos seguimos leyendo.
Cariños

Adriana Alba dijo...

Que reflexión tan certera y apropiada Janeth.

Siempre creí que detrás de cada obstáculo hay aprendizaje y crecimiento, al principio no lo vemos, pero luego todo se acomoda para nuestro mejor bien.

Gracias.

Carolina dijo...

Lo que se aprende de manera pasiva se olvida en muy poco tiempo y noconstituye un verdadero conocimiento. Lo que se aprende con sana reflexión queda fijado en la conciencia y permite construir un edificio de conocimientos bien cimentados