Podemos comprender el dolor?....


Es hora de olvidar...

Esta parece haberse convertido en la frase de las personas en los últimos tiempos. Y en verdad me enternece el hondo contenido de comprensión que encierra esta bella expresión.

Indudablemente la vida está llena de tropiezos, de experiencias dolorosas, de males a veces inevitables que hacen llenar los ojos de lágrimas de sólo pensar en ellos. Y por eso pienso que es loable el intento de dejar atrás el sabor amargo y los rencores que llenan el corazón y dificultan la acción.


Una cosa es trabajar liberados de rencores, y otra muy diferente es hacerlo en perpetuo estado de "amnesia". Una cosa es la generosidad de corazón que entiende que es necesario continuar siempre más allá de los dolores, y otra cosa es olvidar el motivo de los dolores. Si un hombre se quema una mano, es mil veces más prudente que busque remedio a su quemadura y que trate de no tener la mente siempre en su dolor; pero en nada le beneficia el olvidar que fue el fuego quien lo quemó.


De ahí que quizas propondria una frase diferente: Es hora de comprender...

Es hora de comprender que el conflicto forma parte de la misma existencia, y que es reflejo entre los hombres del conflicto cósmico que hace que día y noche se turnen en su aparición, que el mar suba y baje sobre las arenas de la playa, que el verano y el invierno se sucedan el uno al otro en una aparente guerra que escapa a nuestro corto entendimiento. 

Es claro que la naturaleza nos muestra un conflicto sano, del cual devienen crecimiento y construcción enraizados en etapas de destrucción y silencio.

También los hombres tenemos días y noches, momentos oscuros de la civilización y momentos luminosos. Unos y otros tienen profundas causas, y el conflicto marca siempre la llegada de cada uno de esos momentos.

Por eso es preferible el estudio profundo, la comprensión de esas crisis y no el olvido de ellas. De la comprensión nace la sabiduría, y sólo de ese modo podremos hacer que las crisis sean un poco más llevaderas.

Esta en el hombre el borrar la ignorancia a medida que avanza; y el recuerdo saludable es su mejor aliado. Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra... y eso le sucede porque no recuerda...

14 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Janeth,estoy de acuerdo contigo es hora de comprender para aprender y guardar en el alma lo positivo,lo que nos ayuda a madurar y a ser...Si olvidamos volvemos a repetir los mismos tropezones y fallos.
Mi gratitud y mi abrazo grande,amiga.
M.Jesús

MAJECARMU dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MAJECARMU dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ANTIQVA dijo...

Dicen que en cuestion de relaciones humanas tener mala memoria es muy aconsajable... Para que los agravios pasados no nos esten atormentando una y otra vez...

Un abrazo, amiga

Carolina dijo...

la Vida no quiere dejarnos como nos encontró y nos sacude, zarandea, golpea, desgarra, disuelve y pulveriza. Mas su interés es siempre positivo y si comprendiésemos por qué actúa así, facilitaríamos su misión y nos ahorraríamos grandes dosis de sufrimiento.

Ramiro Jordan Alvares dijo...

Hace más de 2.500 años el Budha se esforzó por hacernos comprender cuál era la causa del dolor; la ignorancia y el apego a la ilusión; y cómo sólo una vida ética, disciplinada y guiada por la Sabiduría podría irnos liberando paulatinamente de él.

Soledad dijo...

Madurar es aprender a sufrir, soportar el dolor, a aceptarlo, a integrarlo en nuestra vida y a perderle el miedo.

Alcira Handal dijo...

La semilla debe romperse y morir para dar lugar a la flor y al fruto. Escuchar a la Vida es colaborar en este crecimiento y comprender cuál es el momento de cada cosa y cuáles las fuerzas que aflorarán en una oportunidad u otra.

Martin dijo...

Hay algo muy importante a comprender, en esta alquimia interior, y es que “la mente capta las cosas tal como le parecen que son, y no como son realmente”. Por lo tanto, deberíamos partir de que no sabemos como son las cosas, porque inevitablemente, las empañamos con nuestra visión coloreada y deformada por nuestros esquemas personales (o traumas), o por nuestra propia ignorancia simplemente. Partiendo de aquí, de una sana humildad, de un querer llegar a conocer la verdad, podemos emprender el viaje de retorno a lo mejor de nosotros mismos, o a la “recuperación de ese ojo sagrado”, como dirían los sabios del antiguo Egipto. De ese Ojo, que nos dará la posibilidad de “Ver y Conocer la Verdad”, trascendidos todos los velos de la ilusión y la pasión que enceguece.

Pedro dijo...

Existen dos maneras de responder al sufrimiento: Una consiste en ignorarlo y la otra, en contemplarlo fijamente y penetrar conscientemente en él, para los que practican un camino espiritual, la práctica consiste en penetrar en él, para descubrir su raíz y extirparla. La manera en que vemos las cosas, sería su raíz, su causa. Y es que según como las vemos, así pensamos, sentimos y actuamos. Por lo tanto, el remedio está en nuestro interior.

Brahma dijo...

Toda experiencia, por más dolorosa que sea, es una puerta oculta que si logramos atravesar con Valor, nos libera de nuestras actuales limitaciones, desarrollando potencias hasta ahora dormidas en nuestro interior y que requieren ejercicio para crecer, pruebas para desarrollarse.

Myriam dijo...

Muy cierto: hay que comprender, aprender, recordar, crecer. Las crisis están para eso, para crecer.

Evadir el dolor no es bueno, porque la única forma de superarlo y trascenderlo es metiéndose en él.


Estoy volviendo por etapas, querida Janeth, me han hecho mucho bien estos días de playa y mar. (luego en Julio Agosto es imposible por el excesivo calor)
Yo también te extrañé.

Besos

censurasigloXXI dijo...

Pues se ve que yo no aprendo, amiga mía. Siempre pienso que actúo de forma inocente y sin ningún atisbo de hacer mal a nadie y, no sé cómo me las apaño, pero siempre hay alguien que se molesta hasta la "imbecilidad" por ello. Y confío en las personas... y me siguen fallando. Y confío en las personas... y encuentro seres especiales.

Yo trato de comprender la forma de actuar de los demás pero no hay forma... hay seres dañinos y mezquinos a los que comprendo, porque ellos mismos se niegan a avanzar y se relamen de gusto haciendo daño, pero jamás disculparé su actitud.

Un besito, compi. Siempre me haces reflexionar, eso es bueno.

Adriana Alba dijo...

Comprender...esa es la clave, sanar heridas y continuar el viaje hacia la libertad.

Bello texto Janeth, gracias.
Besos.