El Amor, el más viejo y olvidado de todos los dioses.


El Amor, el más viejo y olvidado de todos los dioses. Aquel que fue origen primero y misterio supremo para los antiguos, yace abandonado, cuando no vituperado, por los hombres. Pero nada más curioso que el destino del amor: mientras nadie cree en él, ni nadie ya lo sigue, nadie sin embargo deja de mencionarlo.

Su figura se ve triste, abatida y desprovista de las brillantes cualidades que antes la adornaban. Entre el amor de la génesis del universo y lo que hoy se llama amor, ninguna semejanza queda. El amor se disfraza con harapos y arrastra su miseria por el mundo, porque los humanos han dejado de ofrecer sus ofrendas a esta deidad ancestral.

La prueba fehaciente de que los hombres han olvidado al amor es que ellos ya no aman a Dios. Perdida la fe (hermana del amor), deambulan por la vida sin tener una finalidad y sin concebir el sentido mismo de la existencia. Al no amar a Dios, los hombres se han vuelto fatuos y vanidosos, creyendo que ellos podían reemplazar a la Fuente del universo. 

Pero ¡triste ha sido la experiencia! Los hombres se han quedado sin Dios y sin fe ellos mismos...

¿Y acaso el hombre se ama a sí mismo? Tampoco eso. Es tanto lo que se odia que se abandona a los impulsos del instinto, sin cultivar aquellas características que lo transformarían en verdadero hombre. No se da tregua en ningún aspecto; no tiene compasión de su propia condición humana. O se exige más allá de su medida o no se exige nada. No se ama. No se vive.

Bien poco es lo que podríamos aportar sobre el amor del hombre por la Naturaleza que le circunda. También aquí ha caído la maldición de la destrucción sin sentido.


Sí, las alas de Eros están rotas. El viejo dios ya no vuela sobre la Humanidad, y los hombres están pobres de amor. Confundidos en su desolación, inventan atributos a un amor que desconocen, destrozándolo aún más con la ignorancia.

Pero no todo está perdido en este camino. El mismo hecho de seguir hablando del amor, aunque no se practique, indica que existe la necesidad imperiosa de esta fuerza superior.

Todos los hombres que, levantando sus ojos más allá del horizonte de la tierra, buscan un amor superior, restaurando así poco a poco las alas del dios herido.


Imagenes por Juliuspetri

19 comentarios:

ANTIQVA dijo...

Si de algo esta uno cada vez mas seguro, amiga, es de que el Amor esta la clave de todo... Pocas cosas tengo tan claras como esa

Un abrazo, Janeth

Melissa dijo...

Ya nadie cree en el amor, es verdad Janeth, ya nadie se promete mas alla del tiempo, nadie cree en lo eterno

MAJECARMU dijo...

Janeyh,el hombre está confuso,desorientado...Los valores humanos como son la fé,la esperanza,la sinceridad,la constancia,la generosidad,la prudencia,el respeto,la amistad,la responsabilidad...los tiene olvidados y ahí está la clave de que no ame a Dios,ni a él mismo,ni a los demás...A dado prioridad a la materia,a la apariencia de las cosas y prima el cuerpo,las vanalidades y el libertinaje...Se ha rodeado de cosas caducas,que no llenan su espíritu y lo mantienen pegado a la tierra,dando vueltas en un laberinto sin salida...
Mientras no ponga en orden los valores internos el amor brillará por su ausencia.
Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tus magníficos posts,amiga.
M.Jesús

MAJECARMU dijo...

Janeyh,el hombre está confuso,desorientado...Los valores humanos como son la fé,la esperanza,la sinceridad,la constancia,la generosidad,la prudencia,el respeto,la amistad,la responsabilidad...los tiene olvidados y ahí está la clave de que no ame a Dios,ni a él mismo,ni a los demás...A dado prioridad a la materia,a la apariencia de las cosas y prima el cuerpo,las vanalidades y el libertinaje...Se ha rodeado de cosas caducas,que no llenan su espíritu y lo mantienen pegado a la tierra,dando vueltas en un laberinto sin salida...
Mientras no ponga en orden los valores internos el amor brillará por su ausencia.
Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tus magníficos posts,amiga.
M.Jesús

Luján Fraix dijo...

LA GENTE QUIZA ESTA DESORIENTADA, PERO EL AMOR EN TODA SU DIMENSION ESTA LATENTE Y ES LO QUE NOS MANTIENE VIVOS. HABLO DEL AMOR UNIVERSAL.
UN BESO GRANDE QUERIDA AMIGA.

sunny dijo...

Las alas pueden estar rotas,
pero el amor es el viento mismo...

cariños, amiga!

Alcira Handal dijo...

En el corazón interno de todo cuanto nos sucede, hay una chispa de luz, de optimismo, de esperanza en el futuro, de recuperar un ritmo armónico de vida.

Lolita dijo...

Hablamos de dolor, pero lo hacemos pensando en la felicidad que nos aguarda… si queremos conseguirla, claro está. Hablamos de guerra, pero lo hacemos soñando con la paz. Execramos la violencia porque amamos la convivencia, nos molesta la intolerancia porque queremos entendernos seriamente los unos con los otros.

Brahma dijo...

De más está decir que, en nombre de ese amor restaurado que nos alienta, cuidamos de la chispa, por pequeña que sea, porque vemos en ella la semilla de una certera claridad para el mañana.

Juan Meriles dijo...

Es posible que el tiempo que comienza nos traiga lo que más falta nos hace

Raul Miranda dijo...

Nos falta una conciencia más amplia, más activa, más clara, capaz de sortear las diferencias y establecer lazos de entendimiento. Nos falta valor para erradicar el miedo, la desconfianza, el odio, el separatismo

Martin dijo...

Y si alguien se conmueve por ese dios herido con las alas rotas, restaurarlo con rayos de Luz y de Vida para forjar una cadena de unidad allí donde todo amenaza ruptura.

Ramiro Jordan Alvares dijo...

Hace tiempo que los sentimientos –al menos en los países más civilizados– han sido reemplazados por los instintos. Al no ser los instintos el alimento adecuado de la psiquis, el hombre muere de hambre también en este plano.

Soledad dijo...

Todos sueñan con amar y ser amados, aun aquellos que más lo niegan, y lo niegan por dolor y desesperación, no porque renieguen de ese sentimiento vital e indispensable. Pero todos sueñan con un amor que dure algo más de cuatro días, con un amor que no se disuelva tras una fiesta, unas vacaciones, una copa de alcohol o un ensueño de drogas.

Luis dijo...

El mundo ha olvidado el amor porque está dormido. Nadie puede sentir ni recordar mientras duerme. Nos corresponde abrir los ojos, allí, alto, donde está nuestra cabeza, abrir el corazón y las manos y así tal ves el amor se restaure.

Janeth dijo...

Despertar la compasión, el amor y la inteligencia divina a una escala colectiva es la única manera de encontrar las soluciones permanentes a nuestros problemas.

Unámonos y recibamos este amor ya restaurado y transmitamos a nuestro prójimo.

mimbre dijo...

Hola Janeth...
Mi querida AMIGA...placer de leerte nuevamente, retorne medio averiado pero aquí estoy,Je,Je¡¡
GRACIAS por tus conceptos, espero contar con el tiempo para estar con todos ustedes nuevamente¡¡
Un abrazo enorme
Osvaldo

MarianGardi dijo...

El Amor tan nombrado y tan desolado.
Hemos llegado al final?
Ya lo dice la profecía de Daniel? cuando veáis la desolación en el lugar sagrado, pensad que el fin esta cerca.
Cuando no hay amor no hay razón para seguir una creación.
Un abarzo Janeth

MarianGardi dijo...

El Amor con mayúsculas es el Dios de dioses, no hay otro más grande y compasivo.