La Kabbalah enseña que el motivo principal por el cual somos humanos es transformarnos a nosotros mismos.


Los kabbalistas afirman que la mayoría de nosotros huye de lo que tiene que lograr en su vida encontrando excusas para evitar hacer el trabajo espiritual que nació para llevar a cabo.

Aquellos sabios revelan que cuando un hombre que ha evitado la espiritualidad se presente ante el Creador y se le pregunte por qué no cambió, la persona sacará su saco de excusas: "Estaba demasiado ocupado intentando sobrevivir", "Fui una buena persona", "No sabía que Tú existías realmente". 

Entonces, Dios le dirá: "Tienes todas las excusas, pero no lograste lo suficiente en esta vida. Ahora debes volver al mundo y hacer más".

¿Qué hay en nuestra naturaleza humana que evita que nos exijamos lo suficiente? 

La respuesta es simple: cuando sentimos que el trabajo espiritual es obligatorio, nos resistimos a éste. 

¿Cómo reaccionas cuando alguien te dice que debes hacer algo? Es probable que luches contra ello. Lo mismo ocurre cuando nos decimos a nosotros mismos que "tenemos que".

Borremos el verbo "tener que" de nuestro vocabulario.

La razón por la que hacemos el trabajo espiritual es que es por nuestro propio beneficio. Y es importante recordar que nuestra alma se encarnó por una razón específica.

La Kabbalah enseña que el motivo principal por el cual somos humanos es transformarnos a nosotros mismos.

Cuando tenía once años, era una causa perdida como estudiante. Una noche, escuché a mis padres en la habitación de al lado hablando de mí. 

Mi madre estaba llorando y diciéndole a mi padre: ¿Qué vamos a hacer con nuestra hija?...Un día de estos la expulsarán ¿y entonces que será de ella?. 

A medida que la escuchaba, podía sentir su ansiedad tan plenamente como si fuera la mía. Me prometí a mí misma que a partir de aquel momento trabajaría para desarrollar mi potencial.

Mantuve mi palabra y crecí hasta convertirme en la estudiosa que ustedes conocen ahora.

Si no hubiera escuchado a mis padres aquel día, me habría convertido en una persona buena pero ordinaria, puesto que estaba en mi naturaleza hacerlo así. 

Pero imaginen qué hubiera pasado cuando, después de dejar este mundo, hubiera llegado a ese lugar llamado "Corte Celestial", donde me habrían mostrado todo lo que podría haber logrado. 

¡La pena que hubiera sentido! 

No hay un infierno mayor que ver lo que podríamos haber hecho y hemos fallado en hacer.


Utilizo este ejemplo, para mostrar que necesitamos empujarnos a nosotros mismos, tan lejos como podamos, para llegar a ser lo mejor que podemos ser. Y no sólo me refiero a nuestras situaciones de trabajo. Tenemos un trabajo mucho más importante que realizar: la corrección de nuestra alma.



21 comentarios:

Ian Welden dijo...

Al pan pan y al vino vino.
Dices las cosas muy claramente porque una profunda sabiduría te toco tu alma.
Cada vez que vengo por aquí, hay algo que aprender.
Un abrazo desde Copenhague la Sabia escandinava,

Ian.

Alcira Handal dijo...

La "Verdad" no se encuentra fuera del Hombre, sino dentro
de cada uno, y es en la medida en que esa "verdad" va
floreciendo en nuestro interior es cuando también lo vamos
reconociendo "fuera" en el exterior

Ramiro Jordan Alvares dijo...

Tus lecciones ordenadas y progresivas sólo deben ser
tomadas como una guia Janeth como una antorcha que
puede estimularnos y asesorarnos para encontrar esa
verdad que ya llevamos dentro. Ese es el verdadero espíritu con que debemos afrontar estos estudios y la verdadera actitud que adoptaría cualquier científico espiritual
de los Misterios Universales.

Janeth dijo...

El oficio o desempeño de cada uno de nosotros aquí en la tierra, es de incuestionable valor, pero no olvidemos que se trata de un medio, el fin, debemos distinguirlo a medida que con nuestra experiencia, evolucionamos

Lolita dijo...

Janeth amiga, son los ojos muchas veces los que nublan y ciegan la
realidad. Porque para los ojos físicos todo son apariencias, pero para el sabio que reconoce esto, mira con los ojos de alma, con los ojos de la intuición. Cuando así se mira las apariencias se desvanecen y la esencia queda desnuda, nada queda oculto a los ojos del Alma.

Melissa dijo...

El ser humano necesita desesperadamente seguridad, e intenta
alcanzarla por todos los medios. Pero no solamente seguridad material o de subsistencia, sino también seguridad interior, de sus emociones y afectos, de su propia existencia e identidad.

Janeth dijo...

Amigos del alama no hemos de creer en lo dicho, simplemente porque fue dicho; ni en las tradiciones, porque han sido transmitidas desde la antigüedad; ni en los rumores; ni en los escritos de los sabios, porque han venido de ellos; ni en las fantasías, que se supone han sido inspiradas por un DEVA (ángel, es decir, una supuesta inspiración espiritual); ni en las deducciones basadas en alguna suposición casual; ni por lo que parece ser una necesidad analógica; ni por la mera autoridad de nuestros instructores o maestros; sino que hemos
de CREER cuando lo escrito, la doctrina o lo dicho, está corroborado por nuestra razón y CONCIENCIA. Por eso enseño a no creer lo que oyen decir, sino que, cuando lo crean conscientemente, Actúen De Acuerdo Y Plenamente"

Brahma dijo...

El conocimiento es la Joya Sagrada que pertenece por derecho propio a
toda la humanidad, y ésta se encuentra en el espíritu y dentro de cada Ser, este conocimientop se encuentra por doquier, es absolutamente libre, ya que en sí misma Libera, por lo tanto nadie debería intentar monopolizar el conocimiento como hasta ahora, lamentablemente, siempre se ha querido hacer.

Carolina dijo...

Ciertamente no hay nada
mas hermoso en este mundo que descubrir la Verdad, aunque a esa
Divina Verdad no se la pueda poseer, sino que es ella, que a su debido
tiempo y a su debida madurez, es la que posee al hombre.

Soledad dijo...

El origen de esta Antigua Ciencia se pierde en la noche de los
Tiempos, ya que en verdad no tenemos un recuerdo claro y fiable de nuestro verdadero origen y creación. Sin embargo, sí que podemos afirmar que a lo largo de la agitada historia de la humanidad, siempre han
existido personas, hombres y mujeres que por su vida y enseñanzas han demostrado poseer un nivel de conciencia y entendimiento por encima de lo normal, Seres que han Transformado e Impulsado algún sector de nuestra sociedad, en cualesquiera de sus numerosas expresiones.

Ayudándonos a evolucionar, a disipar muchos de nuestros falsos
espejismos y erróneos valores y, mostrándonos una nueva dimensión de
esa realidad esencial, tanto humana como Divina.

Ximena dijo...

Janeth amiga, estas enseñanzas kabbalisticas son de una enorme profundidad, y al parecer este conocimiento espiritual se esta dando en mayor medida, tal ves sea por los tiempos nefastos en los que vivimos donde la humanidad ha llegado al tiempo mas oscuro, tu que eres profesora de filosofia esoterica me puedes explicar con mas detalle las funciones del esoterismo, y cual es la repercusion de estos estudios en el propio Ser, nuestra alma ancestral?.
Muy agradecida por tus textos que nos inspiran y ayudan a seguir el sendero de la luz.

Janeth dijo...

El esoterismo es algo más que una filosofía especial, es un legado
de la Sabiduría Antigua, el cual es un grandioso conjunto de enseñanzas, hechos y prácticas que forman el objeto de las Iniciaciones en los Misterios y constituyen el alma de todas las Religiones y Filosofías.

Este Legado sagrado de la Sabiduría Antigua ha llegado hasta la actualidad mutilado y deformado, siendo prácticamente irreconocible en nuestra actual Edad Negra o Kali-yuga, marcada por el profundo materialismo e ignorancia de las Realidades más Fundamentales de la Existencia.

La Humanidad actual sólo posee "pobres restos", partículas
desfiguradas de esa Ciencia Ancestral de la que nuestras ciencias positivas no son sino el grado inferior de la Ciencia Sagrada la única capaz por sus teorías y prácticas de conducir a la humanidad hacia su Destino Verdadero.

Por ese motivo, la Ciencia Sagrada ha de Reconstituirse enteramente, sirviéndonos de los materiales y medios suministrados por la enseñanza de Aquellos a quiénes denominamos Maestros de Compasión y sabiduría.

La Ciencia Oculta es la ciencia de las cosas escondidas, aunque este significado es mera expresión académica. El Esoterismo es pues el conjunto de enseñanzas, teorías, hechos, prácticas,
adaptación, etc. de la Ciencia Oculta.

Sin embargo, la palabra Esoterismo
cayó en el descrédito debido a su empleo abusivo por charlatanes y
desaprensivos. En la actualidad vemos que cualquier persona inculta y estrafalaria puede utilizar la expresión “esotérico” para realizar cualquier exhibición de circo con total impunidad. Y esa errónea presentación al mundo del “esoterismo” crea mucha confusión y rechazos comprensivos.

Según la Sra. Helena P. BLAVAPSKY, el Ocultismo "no es otra cosa sino el estudio de la MENTE DIVINA en la Naturaleza".

Esta definición es la más clara, concisa y exacta; y toda la obra de la señora Blavatsky es su desarrollo.

Según los antiguos, toda religión y filosofía partía del hombre para llegar a DIOS (el Plano Divino), en un movimiento de esplendor ascendente y al mismo tiempo, emanaba de Dios hacia el Hombre en un movimiento descendente completando el CÍRCULO DIVINO en la parte menos sutil del Cosmos: el Plano físico.

La Ciencia-Religión era la expresión de una UNIDAD PERFECTA en la Sabiduría Divina.

Es la propia Ciencia del Alma de la que estamos hablando, la cual nos enseña que el mundo es una manifestación del Pensamiento Divino en todos los grados de la materia que mutuamente se
ínter penetran. El esoterista trata de estudiar las cosas en sí mismas, más allá de su aspecto tridimensional.

La meditacion tambien es muy importante para este conocimiento como maximo exponente de conexion con el alma suprema que nos ayuda a vivenciar, experiencias para la realizacion intima del ser.

Mahatma dijo...

El cambio que operamos en nosotros mismos este trabajo interno del que nos hablas amiga Janeth, es el camino que nos conduce de la oscuridad a la luz, de la ignorancia a la verdad, de la muerte a la inmortalidad, es asi como me gusta ver el camino de la transformacion

Raul Miranda dijo...

Al cambiar nuestra visión, nuestra actitud cambia, y en consecuencia lo hacen nuestras palabras y comportamientos.

Luis dijo...

La Kabbalah nos dice que físicamente regresaremos en el tiempo y nos encontraremos cara a cara con nosotros mismos. Esto es un concepto intrigante, pero aquí lograremos la alegría y satisfacción inimaginables una vez que corrijamos todas nuestras acciones negativas del pasado.

medianoche dijo...

Somos humanos y sabemos muchas cosas que dejamos de hacer, somos humanos equivocados, cuando al saber negamos por comodidad, me gusto lo que expusiste de tu vida como ejemplo.
Besos

ANTIQVA dijo...

La Cabala, todo un mundo de misterio... Pero, ya se sabe, lo esencial, el Misterio, es solo visible al corazon.

Y normalmente sabemos usar los ojos, pero no el corazon

Un abrazo fuerte, amiga

Ian Welden dijo...

Como siempre, eres muy sabia, Janeth.
Es verdad que no nos exigimos lo suficiente como para desarrollar nuestra espiirualidad. Estamos llenos de excusas y desinterés.
Pero pienso en los pequeños niños y la torpe exigencia con que les exigimos ser adultos.
Un pensamiento, no más.
Saludos de éste chileno otrora tu vecino,

Ian.

Rossina dijo...

Mi muy querida, cuatro años me atendí con un maestro en kabalah. No sabe lo años de diván que ahorré con ello.
Por ejemplo no hacer mío el sufrimiento ajeno.
Excelente entrada.

MAJECARMU dijo...

Janeth,nos dejas una buena lección,profundizar en el alma,dar lo mejor,exigirnos esa superación,que significa generosidad,empatía y vislumbrar la luz de cada día,que nos trae la lección para seguir aprendiendo...
Realmente superarnos es difícil,si no nos detenemos en el camino a reflexionar...
Mi gratitud y mi abrazo inmenso por tu cercanía y buen hacer,amiga.
M.Jesús

Myriam dijo...

"Emoujarnos a nostros tan lejos como podamos llegar...." ¡Me encantó! es que es así, un trabajo con nosotros mismo que no debiera ser obligación sino placer.

¡Vaya lso desvelos que les diste a tus padres, Janeth, quien lo hubiera dicha! jajajajaja

Muchos besos, amiga