....Al final del viaje, en el principio de la vida,......


......Al final del viaje, en el principio de la vida, nacer supone para la mujer y el hombre un cúmulo de emociones y experiencias, un instante clave de su existencia, en el que no hay desperdicio alguno, por vez primera siente, oye, ve, es a partir de este momento, cuando comienza un relativo largo peregrinaje por esa maravillosa estela de plata que es la vida, un mundo lleno de acontecimientos, cuya explicación se confunde tras un velo de apariencia transparente, pero de espesa niebla, sólo penetrable por la mirada de aquel que, con amor, voluntad y servicio, siente más allá, oye más allá y mira más allá, pues mientras que el sonido de nuestro primer llanto, ahuyenta los problemas de aquellos que nos rodean, se descubre ante nosotros un espacio en el que desconocemos por completo sus reglas, reglas a las que hacemos la mayoría de las veces, caso omiso, porque en realidad, desde ese momento en que nacemos, hay una parte de nosotros mismos que permanece dormida, si bien es cierto, que se debe en gran parte, a que no hemos enseñado a nuestro propio ser, lo que hay detrás de sentir, oír y ver.

9 comentarios:

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

En el princípio y lo parece el final, todo está dispuesto, sólo es necesiario querer Ver.


Gracias.
Un abrazo.

Carolina dijo...

Es posible crear un mundo mas armonico en donde las personas aprendan a respetarse y puedan vivir en equilibrio con la naturaleza Solo es necesario que puedan despertar

Soledad dijo...

Es tiempo de anclar en la dimensión física lo más puro de nuestro ser. Somos portadores de dones y talentos. Nuestra esencia es luz. Abramos nuestros corazones para que el viento del Espíritu avive nuestra llama y podamos disfrutar el despertar hacia una nueva realidad

Migue dijo...

Bonito tema Janeth,cuando nacemos traemos en las células memorias de nuestros progenitores y ancestros.Luego los primeros años nos enseñan, transmiten,multitud de cosas que no recordamos concienzudamente pero ya están en nuestro "archivo".
Todo lo que absorbemos más tarde de manera consciente, esta influenciado por la personalidad de cada uno.Sabido es que hermanos criados de la misma manera, surgen con gustos y carácter distinto.
El amor sano de los unos a los otros,es el fin esperado.

Abrazos.


PD; Cuando me visites amiga, hazlo en mi blog "Compartir Visiones", en el otro no estoy escribiendo, gracias.

ANTIQVA dijo...

Ojala sea asi, que el final no sea sino un bello principio...

Un abrazo, amiga

Micaela dijo...

Nunca hay final. Aunque nuestro cuerpo vaya encarnando en la Tierra muchas veces, siempre nacemos, siempre estamos cambiando de energía. Y el amor es lo que nos salvará...Un fuerte abrazo.

Magia da Inês dijo...

º° ❤♫°
Olá! Passei para uma visitinha.
Tudo que sei é que a vida é um dom precioso.

Bom domingo!
Boa semana!

°º♡♡♫
°º♡ Beijinhos do Brasil.
º° ♡ ❤♫°

censurasigloXXI dijo...

Sí, amiga, dicen los antiguos helenos que esa parte que queda dormida es la que todavía queda ligada con la divinidad al caer el alma y unirse al cuerpo mortal. Solo puede despertase en caso de un buen conocimiento de uno mismo, o lo que es lo mismo, con la introspección de la filosofía. Algo así...

Un fuerte abrazo y un cafelito, compi!

Esculapio Hijo del Sol dijo...

Hola Janeth gracias por tu visita a mi blog, es cierto el bebé cuando está en el útero materno está con el líquido amniiótivo ya que cuando nace couando decían las abuelas el parto seco no se adaptan al ambiente sin agua por lacuál muchas madres cuando tienen a sus hijos los hacen nacer en el agua y lo llaman parto acuático.Amiga gracias por tu luz y que tengas éxitos.Roxana González de la Ciudad de Rosario