La capacidad de soñar


Soñar es una manera de ver el progreso de las cosas, percibiéndolas tal como podrían llegar a ser en el futuro. Y, sobre todo, es una manera de vernos a nosotros mismos actuando de forma apropiada para que esos cambios sean efectivos. 

Soñar es sentirse siempre inconformes, no por mero capricho o por la simple insatisfacción de las emociones. Es la inconformidad del que busca un mundo mejor y no le basta con lo que ha conseguido. Es la sana ambición del que concibe el futuro como evolución y quiere colaborar activamente en ello. Es querer más y mejor, para sí mismo y para los demás, para hoy y para mañana. 

Sin embargo, para soñar hay que ordenar la mente, las ideas, las cosas conocidas y las que nos faltan por conocer, lo que podemos hacer y lo que debemos aprender. Entonces, los sueños adquieren el poder de convertirse en realidad.

9 comentarios:

Carolina dijo...

Qué importante es saber y tener bien claro el sueño que queremos plasmar, buscar los medios y paso a paso irnos acercando a El.

Raul Miranda dijo...

Una de las cosas como ser humano tenemos una fuerza poderosa en este caso el deseo es algo que por perspicacia anhelamos pero en muchos de los casos lo dejamos pasar y a veces es bueno y en otros casos malos.

El deseo es como una planta, brota de una semilla que poco a poco hecha raíces y cada vez crece más hasta llegar a su límite y empezar a florecer.

Así el deseo de una semilla nace del corazón y si uno piensa más en ese deseo más crece hasta cometerlo en algunos caso, jaja puedo estar equivocado ok?

Alcira Handal dijo...

El deseo es el motor de las acciones de los hombres, todo depende de lo que se desea, mas los sueños son algo mas que un deseo, son intuicion del futuro y una llamada poderosa que nos lleva a poner en juego lo mejor de nosotros.

Para hacerlos realidad y asi transformar nuestra realidad.

Saludos fraternos.

Lolita dijo...

Hola Janeth me gusto mucho la imagen queelegiste para esta entrada, los sueños, es verdad son el motor que hace que la vida tenga sentido, no basta con que los pensemos, hay que saber quererlos.

Ramiro Jordan Alvares dijo...

Hablemos de sueños; pienso igual que las que me antecedieron, sin duda los sueños son el motor que hace que gire la rueda del destino.

Hace falta conectarse con ese mundo espiritual, esa gran reserva espiritual que existe allá arriba donde está la voluntad, la intuición, el intelecto.

Allí vive lo que alumbraba a aquel imaginario Quijote, que según dicen vivió loco y murió cuerdo. Pero, ¿quién sabe?, a lo mejor fue al revés, vivió cuerdo y murió loco. Porque no hay mayor locura que dar tanta importancia a las cosas de la carne y a las cosas aparentemente razonables.

Tal vez no haya mayor cordura ni mayor acercamiento a la verdad que saber soñar las cosas con profundidad y con fuerza, saber unir nuestros corazones, saber cantar juntos, saber hablar juntos, saber estar juntos, poder soñar profunda y poderosamente.

ANTIQVA dijo...

Uy, la vida, sin sueños, como que se queda muy menguada...

Soñemos, amiga... Soñemos...

Un abrazo

MAJECARMU dijo...

Janeth,es necesario soñar, es cierto...Sabemos que hay sueños que están al alcance de nuestras manos y otros que son más difíciles de lograr...Pero,como bien dices, es necesario poner nuestro empeño en ellos, ordenadamente,para lograrlos...La vida nos va poniendo a nuestro alcance lo que necesitamos.
Mi gratitud y mi abrazo inmenso por tu cercanía y la luz de tus posts.
M.Jesús

Migue dijo...

Me encantó tu post Janeth,soñar es fijarse metas con el aprendizaje necesario para alcanzarlas.Aprender y proyectarse con bases firmes,teniendo en cuenta las dificultades que pueden surgir en el camino.Con la toma de conciencia de nuestras capacidades y de aquello que nos falte aprender.Los sueños se alcanzan con ideas claras y mente abierta.
Un abrazo para ti.

Myriam dijo...

Qué nunca perdamos la capacidad para soñar...