Un hombre con ideas es fuerte, pero un hombre con ideales es invencible


No es lo mismo tener una Idea que tener un Ideal. 

Ideas tenemos muchas, nuestras y prestadas, buenas y malas, pero ninguna de ellas va más allá de nuestra esfera intelectual, pues en cuanto trascienden el mundo de los pensamientos, en cuanto se hacen realidad por la fuerza de la voluntad, entonces ya se trata de un Ideal. 

Un Ideal es una forma de vida, una constante puesta en práctica de aquellas ideas que satisfacen nuestra mente. 

Para poder vivir un Ideal, tenemos que concebir aquellos Arquetipos o "viejos tipos", viejas ideas, capaces de configurar un buen sistema de vida, noble, virtuoso, humano y divino a la vez. 

Nada hay más triste que el espectáculo de los sueños muertos, en aquellos hombres y mujeres que no supieron proteger ni alimentar a estos sus vástagos de espiritualidad. 

El hombre teme matar hombres, o lo considera un crimen, pero ni siquiera se preocupa por la muerte de sus sueños, de aquellos que alguna vez se atrevieron a florecer en su corazón, pero que fueron aniquilados en nombre de un necio materialismo que, de todas formas, no puede proporcionar ningún alimento eterno. 

El siglo XXI pide hombres y mujeres fuertes, capaces de soñar, sí, pero también capaces de plasmar sus sueños poniendo en juego lo mejor de su voluntad. Plasmar un sueño no es simplemente imaginarlo: esto otro hay que hacerlo... De modo que terminaremos afirmando que este Ideal que proponemos y queremos para nuestro siglo, para nuestros hombres y mujeres, es un Ideal fuerte para hombres y mujeres fuertes.

17 comentarios:

Alcira Handal dijo...

Lindo post amiga hay que abrir la mente, intentar vivir, aplicar esas ideas e intuiciones, hacerlas nuestras, probar, aunque cometamos errores y equivocaciones, porque también se aprende de los errores.

Luis dijo...

Si logramos vivir plenamente unos pocos sentimientos grandes, unas pocas ideas claras, experimentaremos la seguridad de sabernos dueños de nosotros mismos.

Carolina dijo...

Claro está que no debemos confundir nuestras convicciones con la verdad absoluta.
Querer es poder. Y en este caso, si queremos, podremos empezar a vivir de manera convincente nuestros mejores sentimientos, ideas y valores morales.

La llave está en cada uno de nosotros.

Melissa dijo...

Es verdad, amiga querida los hombres y mujeres fuertes saben vivir unidos sin dejar de ser ellos mismos; sólo los que vivan unidos por un Ideal serán tan fuertes como la idea misma.

Ramiro Jordan Alvares dijo...

Los Ideales que han iluminado mi camino, y una y otra vez me han infundido valor para enfrentarme a la vida con ánimo, han sido la bondad, la belleza y la Verdad".

Albert Einstein

censurasigloXXI dijo...

A quienes tienen ideales les llaman idealistas, un idealista es quien no tiene un futuro claro, porque es muy escaso aquél a quien se le pragmatiza ese ideal. Ser idealista no implica ser íntegro, ni buena gente, ni generoso, ni amable, ni honesto, ni honrado. Sí hay ideales terribles y peligrosos que se han puesto en acción por el respaldo de otros y que han conllevado masacres, por ejemplo...

Ay, amiga, los idealistas de buenas intenciones somos carne de cañón...

Un beso muy gordo y cafelito.

ANTIQVA PHOTO dijo...

Los ideales, incluso las simples esperanzas, son lo que nos ayudan a vivir, sin duda

Un abrazo, amiga

Mahatma dijo...

Hablar de idealistas, no supone establecer una igualdad de hecho entre todos los hombres idealistas. Hay, sí, una igualdad esencial espiritual y hay, por lo demás, diversos grados de evolución que se expresan en las evidentes diferencias entre unos y otros. Pero en esta variedad está la riqueza; en la desigualdad se producen conjugaciones armónicas que de otra manera no podrían existir. Todos los hombres son necesarios, pues todos los hombres tienen una misión que cumplir sobre la Tierra.

Martin dijo...

Hoy se imponen la angustia, el temor y la desesperación como respuestas a la ignorancia, la falta de principios y de fines.

Hoy se imponen el ateísmo, la impiedad y la creciente insensibilización como respuesta al materialismo, que también es otra forma de ignorancia.

Hoy se impone la violencia, como cáncer degenerado de un valor que falta a todas luces.

Hoy se impone el fanatismo a falta de idealismo: ya no existe la fidelidad por las propias ideas, sino la destrucción de los que no piensan del mismo modo que uno.

Indudablemente, la razón ha muerto... Y no nos contentamos con el olor a muerto. Pretendemos hallar otra forma de razón, superior naturalmente, más sensible, fina y amplia, para suplir los viejos esquemas intelectuales, ya vencidos e inútiles.

Janeth dijo...

Amigos del blog, gracias siempre por sus comentarios son muy valiosos para mi, estamos creciendo, y es evidente que ante la crisis de nuestro mundo, debemos proponer un Mundo Nuevo y Mejor.

Janeth dijo...

Cuando decimos "nuevo", no queremos significar que estos ideales no hayan existido antes, alguna otra vez, sino que hoy son pocos los que se atreven a vivirlos. Cuando decimos "mejor", no es porque hoy no haya nada bueno, sino porque aún lo bueno debe ser perfeccionado.

Pero este Mundo Nuevo y Mejor no puede construirse sin un Hombre Nuevo que sea su célula esencial. Soñamos al Hombre como un auténtico Hombre, como aquél que ha superado las limitaciones humanas y ha ganado el contacto directo con lo divino.

Melissa dijo...

Nada valedero se consigue sin esfuerzo, y ningún sentimiento o idea que valga lo bastante como para regir todo nuestro camino ha de venirnos sin más, sin conquista y sin lucha por la conquista.

Lolita dijo...

Construyamos mundos de ideas y sentimientos que puedan permanecer con nosotros todo nuestro tiempo, y aún mucho más, como para volver a encontrarnos con ellos cuando nos llegue, como todas las cosas, el momento de recomenzar y reconocernos.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Vivir plenamente a los dictados del Alma ya es Soñar. No dejemos de Vivir en nuestro Verdadero hogar.



Un abrazo.
Gracias.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Vivir plenamente a los dictados del Alma ya es Soñar. No dejemos de Vivir en nuestro Verdadero hogar.



Un abrazo.
Gracias.

Angelina O dijo...

Me ha encantado la entrada!

Myriam dijo...

Son los hombres con ideales (nobles) los que mueven el mundo hacia mejor.

Besos