Toda mascara se cae,...Solo la verdad perdura en el tiempo


"Conocerse a sí mismo es arrancarse la máscara, desvelar quién somos, salir de la masa, despertar el individuo. Es por tanto el principio de la libertad interior: ¿puede un león que siempre vivió como oveja y que incluso creyó que era una oveja ser libre como oveja? No, sólo podrá ser libre desde su verdadera naturaleza, es decir, como león, y cuando despierte a su Ser León le parecerá que toda su vida anterior fue como un sueño".

José Carlos Fernández

En nosotros hay mucho más de lo que vemos. 

Así es, hay mucho más de lo que vemos;....Aquel misterio que se asoma tímidamente o no, por nuestros actos, nuestra mirada y nuestras palabras. 

Lo que vemos es apenas la máscara que utiliza el enmascarado silencioso que vive en nuestro interior, en la mayoría de nosotros, dormido. 

El problema es que nos identificamos tanto con la máscara, con su momento temporal y sus circunstancias, que olvidamos al dueño, al que mora olvidado como la bella durmiente. 

Por eso, es tan importante amar el silencio y escucharle, porque desde allí nos llegan los mejores consejos, las respuestas más sabias y acertadas… su voz. ¿Quién Soy, mi máscara?, No...Yo Soy el que está Detrás...

17 comentarios:

Alcira Handal dijo...

Nuestra alegría es nuestra tristeza sin máscara.
Y de un mismo manantial surgen nuestra risa y nuestras lágrimas.
No puede ser de otro modo.

Raul Miranda dijo...

Si, pienso que realmente la personalidad puede ser máscara que oculta al verdadero Ser o escudo que le protege y canaliza su Poder.

Martin dijo...

Escuchemos en silencio los susurros del corazón, recordemos, recordemos. De su mano podremos recuperar todos los tesoros perdidos, que harán retornar la magia natural que se gesta en su interior.

Mahatma dijo...

Quiero vivir en la Luz, mientras te recito versos.

Lolita dijo...

La buena noticia es que esas partes nuestras que parecen ausentes jamás se han ido del todo. No quedaron erradicadas para siempre…, son parte de nuestra verdadera esencia, parte de nuestras almas. Y así como el alma jamás puede ser destruida, la base de nuestra verdadera naturaleza jamás puede perderse. Simplemente está escondida y enmascarada para salvaguardarla. Reconocer la forma en que la enmascaramos es embarcarnos en un camino veloz hacia la sanación. Invocar de nuevo las partes que hemos perdido puede ser la mayor expresión de nuestro dominio personal.

Melissa dijo...

Janeth, este texto me hizo pensar, ¿Cuántas máscaras usamos a diario para aparentar que estamos felices haciendo lo que hacemos o siendo lo que somos?

Entonces, pensando en esto les pregunto, ¿Cuántas veces sacrifican su personalidad porque es mejor usar una máscara a mostrar esa loca divertida que hay dentro de nosotras? La verdad es que podría nombrar muchas de las situaciones en las que preferimos usar máscaras. Es evidente que hay momentos en los que necesitamos dejar de lado a la verdadera para ponernos una máscara que indique que somos fuertes o que indique que queremos estar en ese lugar aunque sea falso, pero ¿Cuánto se sacrifica cuando no somos realmente nosotras?

Yo, en particular, intento ser yo casi el 100% de las veces. Creo que cuando comprendí eso de “sé tú misma” comencé a ser mucho más feliz porque dejé de preocuparme por cuál era la máscara que me serviría mejor o qué diría la gente si decidía salir sin una. Así que, hoy, las invito a todas a sonreír, llorar, gritar, reírse a carcajadas sin máscaras y con sus hermosos rostros.

ANTIQVA dijo...

Creo, amiga Janeth, que solo somos mascaras de algo que ni siquiera intuimos que pueda ser realmente...

Es el Misterio...

Un abrazo fuerte

MAJECARMU dijo...

Mi querida amiga, penetrar a través de las capas del alma a veces es difícil...Nos hemos acostumbrado a seguir un rol de vida y parar ese rol para Ser en profundidad conlleva tiempo, silencio y sinceridad...Las letras nos ayudan a ir rompiendo capas y máscaras, que nos alejan de nuestro verdadero YO...Esa búsqueda debe ser constante y auténtica.
Mi gratitud por hacernos reflexionar y mi abrazo grande por tu cercanía y buenos posts.
M.Jesús

censurasigloXXI dijo...

Esa es la que tiene la voz de nuestra conciencia? Por eso nos dice lo que no nos va a hacer bien o sí y nos negamos taaaaantas veces a escuchar? Pues opino, humildemente, que algunos tienen la máscara soldada a la piel, amiga.

Me ha encantado tu entrada especialmente.

Un besito y un café.

moderato_Dos_josef dijo...

Qué importante es aprender a despojarse de la máscara y lovidarla para siempre...

Un abrazo.

Brahma dijo...

Toda Máscara se cae. Sólo la Verdad perdura.

Concentra tu mente en el Instante presente.

En tu capacidad de transformarte, está el poder de cambiar al mundo.

Juan Meriles dijo...

Dice un refrán popular "CARAS VEMOS,CORAZONES NO SABEMOS",y como toda alusión popular que nace de la percepción del hombre de pueblo,no hay verdad mas cierta que esa.

Lolita dijo...

Cuando la necesidad nos arranca palabras sinceras, cae la máscara y aparece el hombre.
Lucrecio

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Sepamos distinguir entre la Verdadera Presencia y morador en el umbral, para alumbrar el mundo y ser aceptado en el Corazón del Maestro.



Un abrazo.

MarianGardi dijo...

Te echo de menos querida amiga.
Estoy dentro de un maratón de presentaciones de mi Ensayo Metafisico, el 28 presento en Madrid, el 23 de octubre en Valencia, el 27 en Cadiz, Tengo una propuesta para ir a Chile, a Chillán. Todo puede ser posibble.
En mi blog tienes más información de todas mis actividades literarias.
Un abrazo querida Janeth

Navegante Del Alma dijo...

Verdaderamente se me hace muy difícil dejar la máscara que habitualmente uno lleva puesta.
Creo que donde soy realmente yo es en lo que escribo, pero a veces dudo un poquito.
Beso desde el sur.

RECOMENZAR dijo...

es un placer leerte