Si te dicen india...



Si te dicen india...
Autor: EdJ. Ocelotl

Dice el abuelo,
- ellos no saben de estrellas,
no importa que te digan india,
qué podrá enseñar quien no conozca las cosas bellas,
y no querrán verte digna,
solo por vestir tu raíz,
tu divina esencia.

Tus ojos, saben esperar el mañana,
y platicarle al sol,
qué se siente mirar desde la más grande ventana,
tu cielo no tiene fronteras,
como el don que tienes para amar,
india, si, india a muchas leguas,
la que canta con los pájaros,
la que nuevas voces estrena,
la que hoy le arranca los versos,
a un juglar que le canta a las quimeras,
ser un sueño viviente es ilusión,
así tú,
enseñando y aprendiendo,
bella entre la gente,
sobre todas las miradas,
si, sobre todas ellas,
que importa que te digan india,
dice el abuelo,
que ellos no saben de estrellas...

9 comentarios:

Mª Jesús Muñoz dijo...

Precioso poema para el alma bella de esa india, que sabe de estrellas, que canta con los pájaros y su mirada no tiene fronteras...Bello homenaje a una raza, que ama la tierra y sus costumbres y que mantiene su dignidad y su coraje.
Mi gratitud por compartir esta belleza, amiga. Mi abrazo inmenso y mi ánimo siempre, Janeth.
M.Jesús

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Esa raza que vive sin nada y vive con todo lo que le rodea... Esa Alma joven y vieja que todo lo traspasa...


Un abrazo.

ANTIQVA dijo...

Ay, la sabiduria inmensa de quienes viven todavia tan apegados a la naturaleza y a lo que es la vida...

Ayyyy

Un abrazo fuerte, amiga

censurasigloXXI dijo...

Si viviera mi padre le cantaría lo mismo a mis hijos...

Me dejaste llorando. Un beso muy grande.

Carolina dijo...

No es nada fácil hacer un resumen del pensamiento mágico de este maravilloso poema, en el el autor supo; y fue capaz de narrar en perfecta armonía el vinculo que esta gente tiene con la Tierra y el Cielo, respetando los ecosistemas en constante comunicación con lo invisible.

Luis dijo...

El indio puede sentir el suave susurro del viento, que sopla sobre la superficie del lago, y el soplo del viento limpio por la lluvia matinal, o cargado de la fragancia de los pinos.

Raul Miranda dijo...

Lo que le acaece a la Tierra también les acaece a los hijos de la Tierra.
Para que respeten la Tierra, la Tierra es nuestra madre.

Alcira Handal dijo...

Bello poema, me recuerda a las enseñanzas de las sencillas y profundas palabras de mi maestro, inmensamente humanas y mágicas a la vez. Para el todo en la Naturaleza no eran más que las sagradas extensiones vivientes del Gran Misterio

Micaela dijo...

Un hermosísimo poema, querida amiga. Los indios tiene una sabiduría infinita y están en constante comunión con la Madre Tierra. Un abrazo fuerte.