Que tu voz quede grabada en un papel.


Pacta con el miedo. Si alguna vez, con sorpresa te llaman loco, no te preocupes, querrá decir que vives de verdad. Aprendé cómo se negocia con la vocación y se tú un redentor de ánimos quebradizos. Cuando encuentres personas con destinos hermanos, misiones paralelas o dones verdaderos, aviva más sueños con tu amable compañía.

Tu voz acompaña y merece perdurar. Recuerda fortalecer todavía más a quienes necesitan el respaldo de una palabra tuya. Que no te pierdan en un instante sus lenguajes. Que tu voz quede grabada en un papel.

Intenta heredar a quienes no te conocerán, algunas cosas que hiciste o has pensado. Escribe algunas cosas que otros te han despertado. Escribe cartas a los hijos que todavía no tienes. Un párrafo amoroso a los nietos que han de venir.

Un texto que sea una huella de tu paso por el mundo. Deja un escrito para que los hijos de tus hijos sepan cuál fue tu intención. Que no te preocupe si todavia no tienes hijos o nietos. Escríbeles y en cincuenta años perdurará tu amor y tu inspiración para vivir.

18 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Janeth,me encanta este post,la imagen que asciende llena de belleza y amor y la palabra,que se alza en el tiempo para dejar su huella de fé y de esperanza a todos los que la leerán...

Hemos de dejar lo mejor siempre,apoyar,acompañar,consolar y estar sin olvidarnos de SER...

Mi felicitación y mi abrazo grande,amiga.
FELIZ SEMANA,JANETH.
M.Jesús

Verónica Marsá dijo...

Escribía a mis niños antes de que vinieran, pero cuando los tuve cerca perdí la necesidad. Lo que está escrito lo verán en u nos años.

Un beso.

medianoche dijo...

Si Janet, seria grandioso poder escribir para que un día quienes te amaron puedan verte repetidas veces en un escrito bello y simple, yo trate de hacerlo, pero no sé por qué motivo no puedo, quizás no sea el tiempo para ello, gracias amiga siempre ahí, siempre lista para dar y amar.

Besos

mimbre dijo...

Hola Janeth...
Cuantas cosas sencillas cobran valor con el tiempo...para pensar¡
Como nos tienes acostumbrados, buenisimo¡¡
Un abrazo enorme, graqcias por tus conceptos, Amiga mia¡
Osvaldo

Adriana Alba dijo...

El poder de la palabra es trascendente, gracias querida Janeth por este post.

Dejar huella para los que siguen el camino del aprendizaje y el amor.

Micaela dijo...

Precioso Janeth. El poder de la palabra escrita es inmenso aunque a veces no nos acordemos. Un beso grande.

medianoche dijo...

Feliz día de la poesía.

Besos

ANTIQVA dijo...

Magnifica idea, amiga...

Como me gustaria haber recibido un legado asi de mis abuelos...

Un abrazo fuerte

sunny dijo...

buenas reflexiones, janeth,

qué la luz llene cada uno de tus momentos!!

Ximena dijo...

Si tu vida es un poema inspiraras el mundo

Alicia dijo...

Qué preciosa es la creación de las personas que aman escribir, deseo con toda mi alma dejar algo escrito por una noble causa, de mostrarle al mundo que si podemos unirmos por un ideal, entonces, qué no pueden hacer miles de voluntades en fraterna construcción.

Juan Meriles dijo...

Como la poesía es un estilo de vivir y de transmitir las sensaciones dulces de la vida, y de revelar también sus sombras, es que deseamos escribir una conspiración: la de soñar, construir y vivir.

Melissa dijo...

Hay cartas que han hechizado de tanto ser leídas. Hay cartas que enamoran. Hay magia en el hecho de escribir cartas. Por eso hay escritos, cual testamentos, cuando al ser leídos, parecen escucharse las palabras de quien las escribió. Hay cartas que tienen la voz de sus autores.

Brahma dijo...

Janeth, pude encontrar en su voz una inocencia. Una que recuerda todavía la posibilidad de habitar en la ilusión. Su voz me ha revelado una mejilla candorosa. Y quiero agradecerle porque me ha recordado vivir con intensidad. Necesitamos esas voces. Pido a usted: encuentre a todas aquellas personas que buscan una alegría de vida como la suya. Contagie donde quiera que observe, y aun a kilómetros con su voz, la pasión y la inocente bondad que su llamada inspira.

Lolita dijo...

Poema de la Madre Teresa de Calcuta

Enseñarás a volar, pero no volarán tu vuelo. Enseñarás a soñar, pero no soñarán tu sueño. Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida. Sin embargo… en cada vuelo, en cada vida, en cada sueño, perdurará siempre la huella del camino enseñado

Martin dijo...

Algunas personas parecen conocer la forma correcta de hacer amigos. De trabajar con dedicación. De ser hijo e hija innegable de sus familias. Si conociera usted aquella fórmula tan buscada como ignorada, no dude en esparcirla con cada acto de vivir. Como revelan en el vuelo, las aves bellas, la maestría y el coraje.

Pedro dijo...

Janeth amiga que texto mas hermoso, no tengo palabras para brindarte, sino decir gracias a ti por la inspiración que me has brindado. Y la esperanza tan soñadora que me has revelado.

Myriam dijo...

Precioso...y ahora también en papel virtual ¿no?